jueves, 14 de junio de 2018

Sueños de piedra

Sueños de piedra
(Iria G. Parente y Selene M. Pascual)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
573 páginas
16,50€

Sinopsis: Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros.
Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad.
En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado.
Érase una vez...
Opinión personal:
A veces, las palabras de una novela hacen que lo vivas todo con una realidad aplastante. A veces, las frases de un libro te hacen sentir cosas inigualables a cualquier otro leído anteriormente, o quizás te hace olvidarte de las comparaciones. A veces, los personajes te hacen vivir de tal manera que sueñas con ellos sin límites, que sientes su dolor y su alegría, que vives sus vidas. A veces, una historia cala tan dentro de ti que únicamente te apetece soñar y dejarte llevar, sea a donde sea que las autoras te quieran llevar.

Supongo que es obvio que eso es lo que he sentido con Sueños de piedra, es tan… es tal su grado de… es como… Siempre adoraré a esos libros que me roban las palabras, que me parece que tengo tanto que decir acerca de ellos que lo único que queda es el juntar letras para formar palabras nuevas, con mucho más significado que el que podría tener cualquier otra ya existente. En primer lugar, quiero destacar que Sueños de piedra es increíble, inspiradora y de esas novelas que, al finalizar, al pasar entre las alegrías y sufrimientos de sus protagonistas, solo puedes asegurar que lo que has leído perdurará durante mucho, mucho, pero mucho tiempo dentro de ti.

Un mundo de fantasía, una protagonista femenina brutalmente fabulosa, un personaje masculino que al inicio detestas y te irrita de manera inigualable, un personaje entrañable que adoras al instante y un argumento que te abrasa, te hace entusiasmarte, emocionarte, saltar, brillar, vivir, amar, odiar, soñar, creer…
« —Las mujeres, pedazo de imbécil, somos igual de válidas que vosotros. Que algunos hayan hecho de este mundo un lugar de hombres no significa que no seamos dignas de vivir en él, de ocuparnos de nuestras vidas, de hacer lo que se nos antoje con ellas.»
Debería empezar, sí, no sería mala idea dejarme de exclamaciones y palabras, mis lectores necesitan argumentos así que no os voy a hacer esperar más —aparte de los mil párrafos anteriores, claro—. Lynne es magnífica, una mujer que no se dejará ablandar por nadie, su vida no ha sido fácil, nada fácil: cargada de sufrimiento desde niña, sumergida en un mundo que no había elegido y, por ello, la admiro. Me encanta su valentía, su fuerza de voluntad, su personalidad… es de esas protagonistas que la literatura juvenil necesita, esa protagonista que demuestra que no siempre son las doncellas en apuros, en ocasiones estas llegan a tener que salvar al príncipe azul.

Arthmael es Arthmael, su vida, al contrario que la de Lynne, ha estado llena de comodidades; siendo el príncipe de Silfos: faltaría más. Al inicio de la novela no pude aguantarlo, es detestable, un hombre que piensa que las mujeres solo sirven para las tareas de la casa o para darles placer a ellos… Sí: odioso, repelente, irritante, despreciable, ya lo pilláis, ¿no? La RAE tiene muchos sinónimos para esto. No desvelaré acontecimientos, pero en el fondo, este tipo de personas solo necesitan la compañía adecuada para hacerles abrir los ojos, ¿no creéis?
«—Ningún comentario sobre la inutilidad de las mujeres, o te aseguro que yo misma me encargaré de dejarte inútil para cualquier mujer.»
La pluma de estas dos talentosas autoras no hace más que destacar, resaltar y magnificar los numerosos aspectos positivos que posee la propia novela; no puedo decir que sea poética o sencilla, no tiene tintes que haya podido encontrar en otras prosas, por ello, es única y creo que es obvio que en el buen sentido. Si no fuese por las palabras, por cómo lo han ido creando todo, por su forma tan envolvente de atrapar al lector, el libro a lo mejor habría sido una cáscara vacía, pero la personalidad de Lynne, las aventuras de los personajes, la propia trama, cada una de las escenas que conforman cada uno de los capítulos tienen su maravillosa y mágica esencia gracias a las autoras.

El argumento tiene grandes cantidades de aventuras, la primera mitad de la novela es todo ello: escenas en las que aguantas el aliento por los personajes, temes por ellos y celebras sus victorias… claro que, teniendo como componente a Iria G. Parente no puede faltar drama, mucho drama y lo peor es que, una vez empieza, el lector sufre de una manera lenta y cruel. No puedo negar que un libro sin drama es un libro inacabado, una novela sin nudo, pero leyendo la segunda mitad del libro, en ocasiones he deseado un libro de aventuras sin más.

¿Qué es un libro de fantasía sin su dosis de amor? ¿Ese romance que todos sueñan? No pienso decir mucho, más vale conocer este romance uno mismo, solo diré que los suspiros están garantizados y la sensación de derretirse de amor, obvio que también.

¿Sabéis de esas reseñas en las que apenas hablo del final porque son tantas las emociones que me embriagan al recordarlo que lo único que me apetece es decir miles de palabras sin sentido, ahogarme en un mar de fangirlismo y abrazarme al libro haciendo la croqueta por el suelo de mi casa con una sonrisa bobalicona en la cara? Bueno, pues eso es todo lo que quería decir del final de Sueños de piedra, ¿acaso necesito añadir algo más?

En conclusión, Sueños de piedra es una novela increíble, llena de sueños, de fuerza, de vida, de personajes extraordinariamente incomparables y, creo que lo que solo me queda por decir, es: si acaso dudas de leerla, de darle una oportunidad, de sumergirte entre sus páginas, hazlo, léelo, déjate envolver por la historia que las autoras tienen que contarte, te atrapará de tal manera que solo podrás arrepentirte de no haberlo leído el mismo día en que salió.
¿Habéis leído este libro? ¿La otra novela de las autoras? ¿Os llaman la atención?
Besitos,

martes, 5 de junio de 2018

El método 15/33 [Shannon Kirk]

El método 15/33
(Shannon Kirk)
Ediciones B
Rústica con solapas
368 páginas
17,50€
Sinopsis: Imaginad a una chica de dieciséis años, embarazada y vulnerable, a quien acaban de arrancar de la tranquilidad de su hogar para arrojarla dentro de una furgoneta destartalada. Raptada… Sola… Aterrorizada.
Ahora, olvidaos de ella.
Imaginad en cambio a una prodigiosa manipuladora de dieciséis años que, desde los primeros instantes de su secuestro, se centra, con tanta serenidad como determinación, en dos cosas: salvar al niño que lleva en su seno y vengarse.
Metódica y calculadora, pone a punto un plan organizado de manera casi científica en el que nada está librado al azar. Su férrea voluntad y su ingenio serán sus mejores armas contra la brutalidad de sus raptores, y lo único que le falta por hacer es esperar el momento ideal para lanzar su ataque.
Opinión personal:
      Desde el momento en que la subestimaron, su mente ya planeaba una venganza lo suficientemente cruel para todo aquel que había dejado un grano de arena en su secuestro; en cada paso en falso que ellos realizaban, ella era la que vigilaba agazapada en una esquina, calculando, maquinando, consiguiendo nuevos recursos, ampliando su forma de sobrevivir ella y el hijo en su vientre. No solo ansiaba salir viva de aquel lugar. También anhelaba regalarles la venganza más dolorosa a sus captores y cómplices, de tal grado que ellos no podrían siquiera haber imaginado…

    Estoy en un estado después de leer esta novela que no sé explicar con palabras... es como si me hubiesen metido en una lavadora y el modo de centrifugado me haya escurrido hasta dejarme completamente mareada y hecha una bolita enredada en mí misma. Es como... increíble, flipante, brillante, majestuoso...

     No tengo palabras para describir lo sublime de esta novela, el entramado en la mente de la protagonista es tan sumamente complejo que en ocasiones debía releer párrafos enteros para poder empaparme de su esencia al completo, poder siquiera captar una ligerísima idea de aquello que su cerebro maquinado para no sentir, para poder apagar las emociones y no distraerse de aquello que de verdad importaba, pero para nada es algo que atrase la lectura, ni de lejos, es más, hace falta recalcar que estas páginas volaron en mis manos, apenas veinticuatro horas de lectura bastaron para leer y volver a releer escenas de una novela de casi cuatrocientas páginas.

 El poder de la mente de la protagonista es tan brutal, tan meticuloso, tan locamente escalofriante que una vez habría la novela desconectaba por completo del mundo, qué decir si me la he leído en prácticamente un día,

     La protagonista es brutal, no refleja sentimientos, no, pero esto no provoca que no crezca una empatía por su situación, esto no produce que al lector no se le encoja el corazón de sufrimiento ante una escena de desesperanza, esto no deja de crear y recrear un dolor lacerante cuando, sin mostrarse completamente pero sabiéndose, que el interruptor del miedo ahoga las emociones de la protagonista y llene de pavor al que mantiene en sus manos el libro. El poder de su mente es increíble, tan meticuloso, tan locamente escalofriante que puedo decir con total claridad que he vivido esta novela, la he sentido como una extensión de mí, ni me sorprende que en mis momentos de descanso me viniensen oleadas de comprensión acerca de lo sentido por la joven embarazada encarcelada entre cuatro paredes, de su idea de salir y venganse, de esa sensación de angustia que no le invadía siquiera a ella pero me hacía enloquecer a mí misma, meramente leyendo un par de páginas. Su dese de buscar el momento indicado para su obra maestra y dar comienzo al espectáculo; el dolor y el pánico venían en ráfagas cuando el libro se aparcaba en su lugar cerca de mi mesilla, a pesar de que supiera que era ficción, a pesar de que mi cerebro analizase que aquello no era real…

     Un thriller psicológico que mantendrá en vilo al lector, puedes conocer el desenlace desde el propio inicio, desde la misma primera página donde la protagonista refleja con palabras que aquello es su historia, que aquello pasó y fue superado, pero el lector es el que no lo supera, es al lector a quien se le detiene el aliento ante momentos de locura, cuando sabe que todo puede acabar con un soplo de aire, que nada de ello puede llegar a ser así, pensando en espejismos e historias sin final, con un final arrancado, sin verdades, solo páginas camufladas…
«Tu adversario a menudo no verá siquiera venir tus proyectos, siendo consumido por los suyos propios. No busques elogios de manera inconsciente hacia tu ingenio y con ello llegar a llamar la atención: sáciate con tu propia aprobación. Estate seguro de que vas a ganar.»
     No hay una sola protagonista, los capítulos se alternan con la mano del detective del FBI que lleva el caso de una joven embarazada bajo el nombre de Dorothy, él posee su propia odisea particular, sus porqués, sus argumentos, sus pistas falsas y las verdaderas tomadas por mentiras, las sospechas, el miedo a no llegar a tiempo, el corazón encogido y la mente embotada, huir de la escena o saltar hacia ella con valentía… o mejor con temeridad, actuar con cabeza o dejar el raciocinio en el umbral de la puerta antes de pasar a la escena del crimen.

     Cada final de capítulo deja la miel en los labios, para adentrarse en otro que simula no ser tan bueno como el dejado atrás… para demostrar que puede incluso superarlo. Mi corazón latía con la fuerza de un caballo galopando sin frenos, para al segundo siguiente pegar un vuelco de tres metros, salir de mi garganta, admirar las alturas y las escenas leídas y volver de golpe a su sitio dejándome noqueada. Pensar… y dejar de pensar en absoluto, querer imaginarse las descripciones, pero con el miedo de pasar página y comprobar que lo que llega es aún peor… Angustia, dolor, miedo, verdadero pánico, casi creo que he llegado a sentir mucho más que la propia protagonista, atrapada por su captor.

    No puedo dejar de destacar el sobrecogedor trabajo de investigación realizado por la autora acerca de la mente humana, acerca de cómo esta puede actuar, cómo algunos “no tan denominados como sociópatas” pueden no tener miedo, no amar, no sentir nada, no por temor a sentirlo, sino porque simplemente no les apetece encender el interruptor y dejarse llevar por las emociones, y, cuando lo hacen de verdad, puede llegar a ser algo fatal, cargado de sensaciones de tal magnitud que uno no vuelve a sentirse nunca igual... y sus consecuencias.

     El desenlace llega a la altura, incluso supera esas alturas que uno desee poner al inicio del relato: una verdadera locura cargada de veracidad, con toques de cordura bien mezclados y un último toque de sensibilidad, quizás sobrepasado con un dolor muy necesario pero siendo el verdadero pesar al fin y al cabo; para finalmente dar el toque de gracia con un presente protagonizado por la fiera que había sido enjaulada pero, con su propia ayuda producida desde la mente, salida victoriosamente, quizás algo demasiado endulzado, comprendo las pinceladas de ternura, pero quizás a lo largo de tantas páginas me habré vuelto una insensible y habré apagado el interruptor del amor al concluir las últimas páginas.

     Nada más que decir salvo que quiero más novelas de suspense así, que me mantengan en vilo, que me arranquen el aliento ya no detengan, que las palabras hayan aprovechado mis momentos de delirio máximo para acudir a mi corazón y comprimirlo con sus letras... a pesar de saber desde el inicio, desde la misma primera página el final, no puedo negar que he sufrido en incontables ocasiones, pensando que era solo un espectro de idea, que no era real ese final: una reverencia a la magia de las palabras.
En resumen, El método 15/33 contiene la historia de una chica con una mente increíblemente organizada, disponiendo de una historia que te arrancará el aliento de los pulmones para devolvértelo de golpe de nuevo y sentir la sobrecarga de oxígeno con agonía: dolor, angustia, pánico e incluso amor es lo que representa esta novela, quizás no por orden, ni tampoco por importancia, pero, al fin y al cabo, cometerá todos esos crímenes camuflados de sentimientos insensibilizados contra el lector.
Os quiere,

miércoles, 30 de mayo de 2018

Reseña | Siempre será diciembre


Siempre será diciembre
(Wendy Davies)
sm
Rústica con solapas
302 páginas
11,95€
Sinopsis: Sam ha muerto. El mar se llevó sus secretos y ahora solo quedan mentiras y esa sensación de ahogo que todo lo envuelve. Samantha no es ella misma. Jay no sabe lo que hizo. Todos tienen algo que ocultar y cada día que pasa es una cuenta atrás. Mañana quizá sea tarde.
 Opinión personal:

     Una primera mentira puede ser confusa y compleja para quien la dice, pero el resto… el resto pierden dificultad conforme el número se hace mayor, conforme tu propia vida se convierte en una mentira, conforme uno mismo comienza a difuminarse entre los bordes de una mentira entrelazada con otra nueva. ¿Quién eres si la verdad ya no existe? ¿Quién eres cuando hay más secretos que realidades tras cuentos inventados? Sam, Samantha Flynn es quien se puede ser, perdida en un mundo tan grande que parece absorber cada una de sus células desde la muerte de su hermano, Sam. Quién, no es la pregunta que se hacen aquellos que creían conocerle, ajustician a alguien que ni siquiera recuerda la noche de lo sucedido y le traspasan miradas de lástima y culpabilidad, mientras él solo desea contar los días que restan para acabar el dolor: Jay, el que había sido el mejor amigo de Sam.

     Es dolor lo que encontrarás en esta novela. Es agonía lo que sentirás y ante lo que resistirás a cada página cuando vislumbres entre las capas de las mentiras. Es confusión entre lo que te sumergirás para creer conocer a sus personajes, sus vidas… en algunos, sus no-vidas. Conocer los momentos de evolución de los protagonistas, buceando entre sus dos puntos de vista, conociendo más al Sam que ya no existe pero al cual parecerá que recuerdas más vivo que su hermana o su mejor amigo.

     Esta novela te hablará de que el dolor no es tan fácil de superar, que los días no pintan nada cuando dicen que el tiempo lo cura todo, no cuando las horas se consumen en un único pensamiento y la luz del día o la oscuridad de la noche se combinan para crear un propio agujero negro del que es imposible salir.

     ¿Crees conocer a alguien? Esta novela de demostrará que nunca conocerás lo suficiente a nadie, te sorprenderá el poder de culpar sin saber o de perdonar sin conocer, sentirás alegría entre la tristeza, o sufrirás cuando creas que no puedes romperte aún más; porque así es, este libro te romperá en pedazos, creará una bomba en tu interior que detonará como pequeñas minas poco a poco hasta que no puedas reconocerte más como la de antes, porque temas pisar con el miedo de que queden más minas confundidas con el camino.

     Siempre será diciembre te demostrará que si uno quiere, puede llegar a hacer siempre frío, puedes sentir que tu corazón no volverá a latir de nuevo, ni sentir nunca más el calor de la alegría, te hará pensar que sí es posible estancarse en una estación, en un mero mes y no salir de sus inicios, de plantarte y soltar raíces en el día de más frío y de más dolor, y no avanzar nunca aunque quieras arrancar los días del calendario. Siempre que uno quiera, siempre será diciembre.

     Este libro es vivir con los personajes, crecer con ellos, madurar, pensar de otra manera tras trescientas páginas, es mantener el corazón en un puño y ahogarse con el nudo que se crea en tu garganta. Consiste en ver la vida, observarla desde otras circunstancias, es comprender que las mentiras pueden aplastarte en algún momento, que los secretos pueden carcomer tus cimientos y comprender la necesidad de los sueños, de dejarlos vivir y volar.

     Nunca creas que conoces algo en su plenitud, tampoco creas que siempre será diciembre.

Os quiere,

domingo, 27 de mayo de 2018

Reseña | El imperio del sueño

El imperio del sueño
(Laura Tárraga)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
311 páginas
15,00 €
Sinopsis: Hace miles de años que la humanidad ha perdido la capacidad de soñar. En su lugar, ha averiguado cómo extraer los sueños de los pocos que aún consiguen hacerlo para venderlos al mejor postor o prefabricar cápsulas a un precio más asequible. Y en el principado de Zephanis se concentra una de las mayores redes de tráfico de sueños del mundo.
Shoana es una ladrona con un pasado sombrío y un presente miserable en la zona baja de la ciudad; Leiza, una célebre soñadora con un porvenir brillante y una vida llena de comodidades. Los caminos de ambas se entrelazarán cuando, una mañana, Leiza descubra que su peor pesadilla se ha hecho realidad: ha dejado de soñar a tan sólo unos días del acontecimiento más importante del año: la competición de El Imperio del Sueño.
Opinión personal:
     En primer lugar quiero destacar que llevo siguiendo a la autora en twitter desde hacía meses y cuando salió la noticia de su nueva publicación sabía que lo quería sí o sí, la premisa tenía un halo muy atrayente y la autora parece amor, así que, aunque la espera hasta mayo haya sido larga, por fin he podido leer esta historia y oh.

     En el mundo de nuestras protagonistas los sueños casi han desaparecido, son pocos los que aún tienen el poder de soñar cuando cierran los ojos y en base a estos hechos se ha creado una compra-venta de sueños de aquellos pocos que todavía pueden hacerlo; Shoanna es una ladrona de sueños de renombre y Leiza solía ser de las pocas privilegiadas con sueños, hasta que un día se da cuenta de que para ella también han desaparecido: y los necesita para la competición de El imperio del sueño.

     Es ese el momento en el que el camino de ambas se junta y menuda maravilla: de personajes, de sus historias, de todo el ambiente y cómo se relacionan sus vidas, tan completamente distintas la una de la otra, pero tan indispensables la una para la otra.

     El ambiente de la novela está envuelto en ciencia ficción, pero al mismo tiempo se ve más acotado aún en toques de una historia contemporánea, porque, aunque me esperaba una deselvoltura mayor respecto de la atmósfera del mundo, los únicos toques de "fantasía" iban referidos acerca de los sueños, el resto de la historia trata temas sin tanta "magia" como me esperaba. Pero no es algo negativo ni que me haya decepcionado, es más, trata muchos temas importantes que, aunque me los esperaba por algunos tweets de la autora acerca de la novela, me han sorprendido y encantado cuando los he visto retratados de manera tan perfecta en la historia.

     Por otra parte, la prosa de Laura es tranquila, no es muy rimbombante ni peca de ser demasiado sencilla, es directa y precisa, junto con su pluma me ha mantenido muy muy enganchada a la historia, a los siguientes movimientos por parte de Shoanna y Leiza.
En resumen, El imperio del sueño es una historia de ciencia ficción, pero más ambientada en un margen de realismo, con unas protagonistas muy especiales y diferentes que te cautivarán; y los temas que trata te aseguro que no te dejarán indiferente.
Os quiere,

domingo, 13 de mayo de 2018

Reseña | Silverville

Silverville
(Victoria Álvarez)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
541 páginas
16,50 €
Sinopsis: Cuando en 1872 Grace Mallory se instala en la antigua mansión de su familia política, los rumores no tardan en circular por el pueblo. ¿Una dama viviendo sola en un caserón deshabitado? ¿Por qué no la ha acompañado John, el heredero de la compañía minera con el que contrajo matrimonio lejos de allí? ¿Y qué pretende ahora al mudarse a la zona?
A sus veintidós años, Ruby Lawrence ha experimentado de sobra la sensación de ser subestimada por su condición de mujer. Por eso no le sorprende que nadie tome en serio su desconfianza por la recién llegada. No obstante, sus familiares deberían hacerlo... Al fin y al cabo, fueron ellos quienes asesinaron al padre de John.
Mientras la paz de Silverville se resquebraja, Grace y Ruby se sumen en un intrincado juego donde el sacrificio de cualquier peón merecerá la pena con tal de ganar la partida y donde sólo quedará una certeza: el mundo es un escenario y los hombres y mujeres, meros actores.
Opinión personal:

     Silverville ya comienza fuerte, toques de misterio, confusión y un velo que envuelve al lector entre sus aventuras hasta el punto de que no queda nada más que el libro y el lector. Hasta que las páginas se suceden una detrás de otra a una velocidad vertiginosa y las muchas quinientas páginas parecen un soplo de aire.

     Victoria Álvarez es una autora que, antes de adentrarse en la escritura de una novela, se embarca profundamente en la documentación, en investigar acerca de todos los detalles que hagan falta para que la novela resulte exquisita, con las ropas, los escenarios... el mismo ambiente huele a los lugares que nos transporta la autora. Es increíble, porque parece que hace magia al momento en el que describe las situaciones, me parece maravillosa su pluma.

     Podría decirse que son dos las protagonistas de esta historia, Grace y Ruby, pero me ha faltado algo más de "protagonismo" por parte de esta segunda para que realmente pudiera gustarme, la que realmente me ha ganado ha sido Grace, con su carácter, sus secretos, su todo. Llega en la novela y arrasa tanto con las páginas de su historia como con el lector. Y el misterio que lleva consigo, con suss intrigas que se desvelan y crean giros inesperados, y que hacen que todo sea muchísimo más adictivo de lo que ya era desde el inicio —si es que es posible.

     La narración salta de una de ellas hacia la otra, punto fuerte de la novela, en tercera persona, de manera que hace disfrutar al lector y quizás enredarlo aún más en las redes de la historia; el resto de personajes secundarios también me han parecido perfectos, perfilados de una manera increíble y cada uno tan definido que su personalidad rebosa de carácter.
En conclusión, Silverville te atrapa con su ambiente del oeste, rodeado de muchísimos giros argumentales y unos personajes de diez.
Os quiere,

jueves, 19 de abril de 2018

Reseña | Escape. Las siete pociones

Escape. Las siete pociones
(Andrea Izquierdo)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
400 páginas
16,00 €
Sinopsis: Cinco amigos encerrados en una escape room.
Tú decides el final.
La visita a una escape room de Harry Potter en Edimburgo parecía la mejor forma de celebrar el cumpleaños de Jasper: una hora para intentar salir de un castillo resolviendo acertijos y enigmas entre amigos...
Hasta que un imprevisto cambia el plan.
Con tus decisiones determinarás si el grupo podrá superar un juego que resulta no ser tan inocente como aparentaba. Y cada uno de los posibles caminos desvelará (o no) secretos inesperados, ya que, como dijo cierto mago, «son nuestras elecciones las que muestran lo que somos».
Después de todo, es posible escapar de cualquier cosa, excepto de uno mismo.
Opinión personal:

     En primer lugar, es necesario destacar el aspecto que diferencia a esta novela de las que normalmente nos podemos encontrar en librerías: tú escoges el destino de los personajes, eliges el camino por el que deben ir en uno u otro momento, de manera que te llevará a uno u otro desenlace. No es una forma de escribir única, porque si habéis nacido sobre los noventa, habréis leído más de un libro de «Elige tu propia aventura», de esos libros pequeños y rojos que te llevaban por distintos entresijos y el lector escogía las decisiones para acabar de una u otra manera. Pero, aunque la idea no sea completamente original, sí lo es el enfoque en general: eliges el camino en determinados momentos, es un escape room y está ambientado en Harry Potter. Dentro de lo que cabe, ha sido Andrea la que ha decidido dispersar su creatividad y crear esta historia tan peculiar.

     Son cinco los protagonistas, con los que vas descubriendo los misterios de la escape room y, a la vez que el clima de misterio y tensión va cargando el ambiente, descubres sus personalidades, su forma de ser y conocer su relación... Quizás es por que solo he leído una de las opciones que me han llevado a mi final, pero no he visto una profundidad en el carácter de los personajes, me han gustado, pero me habría gustado conocerlos un poco más y observar una evolución (dentro de lo que cabe, teniendo en cuenta que los sucesos no ocurren en un lapso de tiempo largo como en otras novelas), puede ser que, si me adentro en otras de las posibilidades que da la novela, siguiendo otros caminos, consiga encariñarme un poco más de éstos, pero mientras, me parecen un poco flojillos.

     La misma autora ha comentado que esta novela está dentro del género de misterio y, como he mencionado más arriba, así es en general, pero a su vez vamos observando la amistad que hay entre los personajes, por medio de flashbacks descubrimos un poquito más acerca de ellos y, en ocasiones, llegan a desbaratar determinadas suposiciones que uno podría tener sobre cada uno de ellos; y, por otra parte, algunos giros argumentales que mantienen en tensión al lector durante páginas y páginas.

     Haciendo un leve apunte acerca de que esté ambientado en Harry Potter, son pequeños detalles que, si uno ha leído o visto las películas, te hacen sonreír por reconocerlos a tiempo pero, si no os habéis adentrado aun en Hogwarts, no es ningún problema para leer esta novela.
En conclusión, Escape. Las siete pociones es una novela cargada de misterio, amistad y un ambiente de magia que te mantendrá pegado a sus páginas y que, aunque lo termines, sabes que puedes volver a su historia y encontrarte con nuevos caminos o detalles plagados en sus páginas.
Os quiere,

domingo, 1 de abril de 2018

Reseña | La playa

La playa
(Sara Cantador)
Alfaguara
Rústica con solapas
392 páginas
16,95 €
Sinopsis: ¿Qué esconde la playa?
Ian regresa a la isla que ha sido su hogar tras un año estudiando en Madrid. Aunque haya bloqueado su pasado mientras estaba en la ciudad, él pertenece al mar, a esa playa en la que ha crecido con su familia y que tanto ha echado de menos.
Con su regreso, irrumpe en su vida Eloise, una joven pecosa y pelirroja, con dieciocho años recién cumplidos, que hace que se olvide de la angustia que el chico trae consigo. Pero ella arrastra una carga más pesada de la que aparenta: su hermano murió el pasado otoño y un abismo ha crecido entre su padre y ella desde entonces, que cada día los separa más.
En una espiral de angustia y oscuridad hacia la que los dos se ven arrastrados en un momento crítico, el verano de 1988 cambiará sus vidas radicalmente.

Opinión personal:
     Al empezar con esta novela me dejé llevar por ella sin más, sin conocer su argumento ni cuáles podían ser sus personajes, sencillamente dejando que la novela y su historia se sucediera ante mis ojos abriendo poco a poco la trama que contenía. Y así fue, con una suave y agradable sensación de ir descubriendo un nuevo mundo a la par que lees, detallando sus paisajes conforme aparecían sus descripciones y atrapándote entre su argumento. Tiene una pluma que te envuelve en sus páginas, que te dibuja en tu mente las escenas y paisajes que son necesarios a la vez que te deja imaginar los detalles que se ven entre líneas.

     Avanza despacito, paso a paso, sin pausa pero sin prisa, te muestra los escenarios en los que suceden las cosas y posteriormente llenan de "acción" eso que ya han conseguido dibujar desde antes; todo el fondo ya se queda en tu cabeza y solo te falta correr detrás de los protagonistas para ir descubriendo el misterio.

     La evolución de los personajes es clara y preciosa, ves cómo son personas reales, con sus miedos y sus virtudes, con cómo se da importancia a la amistad, e incluso a sus familias, detalles que pocas veces en las novelas de este tipo se demuestan. 

     Parecerá una tontería, pero desde el primer momento en el que llegó a mis manos esta novela sentí una paz y serenidad infinita, y es lo que me ha provocado a su vez su lectura, tanto Eloise como Ian han sido creados con mimo y delicadeza, y las descripciones, como he comentado más arriba, te transportan de lleno hacia la playa, con sus olores y sus vistas.
     Quizás es por la delicadeza de la pluma, o por el realismo de sus personajes, pero La playa contiene una preciosa historia que se instalará despacito en tu interior y se quedará a dormir allí.
Os quiere,