domingo, 9 de febrero de 2014

Reseña de Fahrenheit 451

Título: Fahrenheit 451
Autor: Ray Bradbury
Editorial: DeBolsillo
Formato: De bolsillo
Páginas: 192
Precio: 7, 95 €
Sinopsis: Fahrenheit 451 ofrece la historia de un sombrío y horroroso futuro. Montag, el protagonista, pertenece a una extraña brigada de bomberos cuya misión, paradójicamente, no es la de sofocar incendios sino la de provocarlos para quemar libros. Porque en el país de Montag está terminantemente prohibido leer. Porque leer obliga a pensar, y en el país de Montag está prohibido pensar. Porque leer impide ser ingenuamente feliz, y en el país de Montag hay que ser feliz a la fuerza... 
Opinión personal:
Las distopías son un género que me encanta, por ello, esta novela quería leerla como fuese; me imaginaba un mundo espantoso, donde leer es igual a morir y la sociedad es feliz a base de mentiras, pero no podía pensar siquiera que el autor me introduciese tan de lleno en ese mundo, con tal cantidad de detalles que, en más de una ocasión, me daba escalofríos la crueldad de sus ciudadanos.

Con un narrador en tercera persona no llegué a conocer del todo cuáles podrían ser las siguientes reacciones de sus casi inhumanos personajes, lo cual en vez de ser negativo como me pareció que sucedería durante las primeras páginas, es increíblemente positivo porque no tenía ni la menor idea de qué esperarme de ellos y ni mucho menos de su propio protagonista, llevándome en muchas ocasiones grandes sorpresas y viendo sucesos que jamás pensaría que pudiesen suceder dejándome boquiabierta.

Montag es un bombero que, en vez de apagar fuegos, los produce para quemar libros e incluso a veces incendiar bibliotecas enteras, porque eso es lo que dicta la ley; a lo largo de toda la novela podemos ver cómo evoluciona su carácter de una manera muy notable, a la vez hace que te introduzcas en su mundo a través de sus ojos, en adentrarte en una sociedad en la que debes ser feliz a la fuerza, en la que no debes pensar por ti mismo, porque eso te hace dudar y las dudas te llevan a la tristeza, te das cuenta de cómo van cambiando sus pensamientos y a descubrir la verdad de sus ciudadanos, de las marionetas con las que convive Montag y de la desgarradora crueldad de una sociedad que no acepta que nadie se rebele.

El cómo el autor nos rodea y enseña una atmósfera en apariencia tranquila y rodeada de algo parecido a la alegría, para después ir abriéndonos los ojos poco a poco, para mostrarnos que la felicidad de sus habitantes es impuesta, y todo ello con una forma de escribir exquisita y muy, muy elaborada, centrándose en lo importante y, si algo te parece de relleno, advertirás, pasadas las páginas, que es mucho más importante de lo que creías; hace que lo leas solo centrándote en sus párrafos, ignorando el resto de la realidad, logrará que no parpadees, que no te despistes ni un solo instante o deberás releerte la última línea para saber qué es lo que ha sucedido. Y no puedo olvidar mencionar el grandísimo vocabulario que usa, a veces puede ser difícil de entender, pero que hará las mil maravillas al escribir esta novela y describir hasta el más mínimo detalle de este mundo.

Su desenlace queda perfectamente cerrado, hay algunas cosas que quizás te preguntes cómo avanzarán, pero es sencillo saber cómo podría continuar, lo importante queda atado poniendo punto final al libro.

En conclusión, Fahrenheit 451 es una distopía escrita por una pluma incomparable que hará delicias con cualquiera lector, misterio, una felicidad impuesta y una sociedad llena de crueldad, donde no puedes pensar algo que no sea lo que te hayan dicho y leer está prohibido, una novela que te mantendrá sin pestañear hasta su última página.

13 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No lo conocía, pero si es tan adictivo como dices lo tendré en cuenta para leerlo en un futuro ^^
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchísimas ganas de hacerme con él.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  3. He oído mucho hablar de él, pero de momento no creo que lo lea. Gracias por la reseña.

    BEsootes

    ResponderEliminar
  4. Clasicazo que tengo pendiente =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. No es que me llame demasiado este libro así que lo dejaré pasar. Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. No la conocía, pero no me llama la verdad

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  7. Bueno, y por fin me pongo al día contigo, jajajaja.
    Este libro lo leí en el instituto, a ver si lo releo pronto ya que es un clásico que vale la pena.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Quemar libros 0.0
    No me llama mucho, sinceramente, a pesar de que es uno de mis géneros favoritos.

    Besos, Angela.♥

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía pero la verdad es que no me llama la atención.
    Un besito ^-^

    ResponderEliminar
  10. hola
    la verdad tiene una pizca que hace que me llame y es bastante corto
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Pensé que las distopías ya no me llamaban la atención, pero me acabas de pillar ;) Creo que este libro lo tengo escondido en alguna estantería, quizás en una de mi hermano, pero a la menor oportunidad voy a cogerlo para leerlo. Enhorabuena por tus reseñas!!

    Un besito y agradecería que os pasarais por mi nuevo blog, después de haber dejado abandonado BMG, a ver si conseguimos entre todos darle vidilla.

    ¡A SEGUIR BIEN!

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué buena reseña! Me hiciste dar ganas de leerlo, besos!

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)