domingo, 20 de julio de 2014

Reseña de Los chicos del ferrocarril

Título: Los chicos del ferrocarril
Autora: Edith Nesbit
Editorial: Berenice
Formato: Rustica con solapas
Páginas: 304
Precio: 15,00 €
Sinopsis: Cuando Padre desaparece de forma inesperada, y en extrañas circunstancias, Roberta, Peter y Phyllis y su madre tienen que abandonar su feliz y holgada vida familiar en Londres para ir a vivir entre estrecheces a una pequeña casita -llamada Tres Chimeneas- en una aldea en el campo. Allí los niños encuentran entretenimiento en una cercana estación de ferrocarril, y hacen amistad con el mismísimo Jefe de Estación, con Perks el Mozo o con el intrigante Anciano Caballero que les saluda puntualmente desde el tren de las 9,15. Pero no logran olvidar el misterio que ha producido tantos cambios en su vida. Madre no quiere decir nada y los chicos saben que es mejor no preguntar pero ¿dónde está Padre? ¿Volverá algún día?
Opinión personal:
Enternecedora. Dulce. Simpática. Divertida. Así definiría yo esta encantadora novela. La historia que contienen estas páginas es bastante sencilla, pero a la vez esa es una de las razones por las cuales es tan fácil introducirse de lleno en su argumento, sentir en tu piel cada una de las aventuras que viven los tres hermanos y enamorarte de cada uno de sus párrafos.

Este clásico cuenta la vida de tres hermanos, a cada cual más entrañable, en su paso de vivir acomodadamente a una vida más humilde. Bobbie, Peter y Phyllis son tres niños, niños con sus
travesuras, bromas y ganas de vivir que contagiarán al propio lector, pero ante todo son hijos y, con ello, responsables, conociendo aquello que pueden y no hacer, ayudando a Madre y reconociendo los momentos cuando la seriedad debe hacer presencia; en algunos momentos, Roberta —Bobbie—, la mayor, me resultaba demasiado seria para su edad, pero también es verdad que alguien debe ser quien ponga orden entre los hermanos y no causar un terremoto entre los tres, con lo cual, aunque al inicio me resultó excesivo su grado de responsabilidad, con los capítulos advertí que, simplemente, su carácter viene de su forma de vida y educación. Peter y Phyllis son unos trastos, cada uno a su manera y con una inquietud y curiosidad creciente, propia de sus edades; Phyllis más ingenua, dulce e inocente, mientras que Peter trata de ser "el hombre de la casa", con la cabeza llena de pájaros y un gran empeño puesto en cada acción realizada o pensada.

Hay otros tantos personajes secundarios; el agradable e intrigante Anciano Caballero, la cariñosa e intranquila Madre, el cercano y agudo Mozo del ferrocarril... y algunos más a quienes es mejor conocer por sí mismo y encariñarse de cada uno como si se tratase de los propios protagonistas.

La pluma de Edith Nesbit es como un soplo de aire fresco en un caluroso día de verano: suave, delicada, ágil, de esas que te apetecería acurrucarte entre sus palabras y no alejarte de ella, de esas que parece dejar un vacío al irse.... aunque a la vez sin tener nada en especial, siendo sencilla y sin complicaciones, pero conteniendo ese punto esencial: siendo cercana y cálida al lector y sacándole sonrisas con una facilidad sorprendente.
No hay amor del que aparece en todas y cada una de las novelas juveniles actuales, en esta novela encontramos un amor que escasea en los libros de este siglo y que es igual o incluso más importante: el amor fraternal; de padres a hijos, viceversa y entre hermanos. En esta novela nos encontramos con un amor que resulta próximo hacia el lector, de esos que te apetece sonreír a cada momento entre ellos, de esos que se muestra que, aunque entre hermanos no siempre se muestre el amor, el el fondo se quieren con locura y harían lo que fuera los unos por los otros.

Tampoco hay acción como la que conocemos del tipo novelas de acción o distopías, las aventuras que viven estos tres hermanos se alejan mucho de lo que conocemos como "acción" en las novelas; las aventuras que viven son como una historia cada una de ellas, cada aventura te sorprende y deja una calidez en tu interior; te preocupas por los personajes, hay tensión, sí; hay finales felices, sí; como he dicho antes, cada aventura es como una nueva historia, solo que con los mismos y entrañables protagonistas. Aventuras que disfrutarás a cada cual más.

En cuanto al final, como no podría ser de menos, me ha enamorado. Un desenlace sencillo a más no poder, bonito, lleno de ternura, con alguna que otra "sorpresa" y tras el cual, aunque los personajes se hayan ido, robarán un trocito de tu corazón y harán que no los olvides facilmente.
En resumen, Los chicos del ferrocarril es un clásico poco conocido pero que te hará sonreír en cada capítulo, de cuyos protagonistas y personajes secundarios es imposible no encariñarse, diferente de las novelas que solemos leer, pero de esas que recordarás mucho tiempo después de haberla terminado.
¿Conocías este entrañable libro? ¿Lo has leído? ¿Qué te pareció? ¿Te llama la atención? ¿Piensas leerlo?
¡Nos leemos! :)
Besitos ^-^

13 comentarios:

  1. Tengo ganas de leer este libro, pero no las suficientes como para comprarlo. Veré si lo hay en la biblioteca y de ser a sí no dudaré en leerlo:3
    ¡Un beso y felices lecturas veraniegas!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que al principio no me llamaba pero poco a poco me va llamando la atención, terminaré leyendolo porque tiene muy buena pinta *O*

    ResponderEliminar
  3. Hola^^
    La conocí hace unos mees y desde entonces tengo ganas de leerlo. Me encantan los libros entrañables, con historias sencillas pero que te atrapan.
    un besote!

    ResponderEliminar
  4. Buenas! no lo conocía pero queda anotado porque creo que me puede gustar mucho. besos

    ResponderEliminar
  5. He visto alguna otra reseña de este libro y no tiene mala pinta. Despues de leer la sinopsis y con las primeras cuatro palabras de tu reseña ya me has convencido jaja. Me recuerda a los libros que leia cuando era pequeña y seguramente termine leyendolo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que no me llama demasiado este libro, no creo que sea una historia que pudiera disfrutar demasiado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. Holis!!! al principio como que no me llamo la atencion,pero cuando lei tu reseña la verdad esque me llamo muchisimo la atencion!! muy buena reseña que bueno que disfrutaste mucho el libro!!<3 tienes un blog hermoso asi que ya te sigo, ojala puedas pasar por el mio & si te gusta seguirme!! un enorme beso<3

    ResponderEliminar
  8. Ainss, me has dejado con muchas ganas de leer este libro. No lo conocía, pero va derecho a mi lista de deseos.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    La verdad que me encantan los clásicos y este tiene muy buena pinta. Quizás cuando tenga tiempo lo lea.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  10. No lo conocía ^^. Y aunque no me llama mucho la atención como futura lectura, me alegra que te haya gustado tanto ;).
    Muchos besos desde lecturasilenciosas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Ummm, a pesar de tu reseña, en la que se ve que has disfrutado mucho de esta lectura, el libro no acaba de llamarme. Por ahora no creo que lo lea, aunque nunca se sabe, tal vez más adelante ;)

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! La verdad es que me sonaba algo el título, pero después de esta reseña tengo claro que es el tipo de libros que me gustaría. Intentaré conseguirlo, a ver si a mí me gusta tanto como a ti. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Este tengo muchas ganas de leerlo, me encanta la edición =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)