martes, 6 de octubre de 2015

Reseña de Paradise

Paradise
(Simone Elkeles)
Versátil Ediciones
Rústica con solapas
278 páginas
15,90€

Saga:
- Paradise
- Retorno a Paradise
Sinopsis: Nada ha sido lo mismo desde que Caleb Becker atropelló ebrio a Maggie Armstrong tras una fiesta alocada. A pesar de meses de terapia, Maggie no ha conseguido superar su cojera, su vida social es prácticamente nula y la solicitud para una beca que le permitiría estudiar fuera, y así escapar de las miradas de lástima que la rodean, ha sido cancelada.
Caleb regresa a Paradise después de un año cumpliendo condena en un reformatorio. Pero la vuelta a casa se ha convertido en un infierno, su familia y su exnovia le parecen extraños y él siente que ya no encaja en ningún sitio. Caleb y Maggie se sienten rechazados por quienes les rodean. Pero cuando la verdad sobre el accidente sale a la luz, todo cambia de nuevo, y Caleb y Maggie solo se tendrán el uno al otro para superarlo.
Opinión personal:
Si no me había quedado claro con la lectura de Química perfecta, tras adentrarme en Paradise ya es totalmente obvio que a la autora le gustan los dramas, le encantan, directamente, de esos dramas que te ponen la piel de gallina por escenas en las que empatizas con los personajes y la crudeza de los sucesos es desgarradora, vamos, de esas tramas que Simone Elkeles se monta en su cabeza para hacer sufrir a los lectores por todo lo que está pasando y sabes que no puedes parar; en muchos momentos me he visto en la sensación de “para, ya, necesito respirar, demasiada dureza para todo un mismo personaje, reparte, que el resto se lo merecen más y campan a sus anchas felices”. Que esto lleva a otro punto…

…los personajes. Pues bien, como es normal en los libros de Elkeles, Paradise está escrito desde dos puntos de vista, alternando capítulos desde Maggie y desde Caleb, lo cual es punto fabuloso porque puedes conocer detalles que el otro no conoce —aunque al mismo tiempo la impotencia de saberlo y que el otro no, es espeluznante, gritarle al libro no sirve, está comprobado—. Maggie es una chica que vivía en su pompa de felicidad: popularidad, vida brillante y una gran vida social… bueno, al menos hasta antes del accidente, el accidente que cambió su vida por completo, el suceso que la arrancó de cuajo de la vida increíble a una cruel realidad; bien, no puedo decir que sea una buena protagonista, directamente no puedo contar con los dedos de la mano la de veces que me ha desquiciado su comportamiento porque me faltarían, que me ha exasperado su debilidad, su falta de razón, su poco enfrentarse a la realidad… sí, su vida ha cambiado, muy bruscamente, ¡pero ha pasado un año! Asimílalo, mujer, ¡despierta! Que eres joven aún y tienes toda una vida por delante que puedes dedicar a otra cosa o esforzarte al máximo o… argh, no lo sé, ha habido tantas ocasiones en las que no la he podido soportar, es débil, muy débil y sus pensamientos básicamente me sacaban de quicio… por el resto, mola.

Caleb me gusta muchísimo, al inicio de la novela no me convencía, junto con Maggie, ya pensaba que iban a ser los dos un caso perdido, pero conforme avanza la novela, su personalidad se va perfilando, se da cuenta de fragmentos de su vida que antes no había advertido; su vida tampoco ha sido fácil, pero uno no puede huir de los problemas como si se tratase de cualquier otra cosa, las dificultades van adheridas a la vida, si no los enfrentas y solo los evitas, seguirán ahí, comiéndote, arrasando contigo, con todo… pero Caleb se da cuenta de ello y les planta cara, aunque quizás no siempre consiga el resultado que desee, no hay que darse por vencido y es algo admirable en este personaje.
 Es hora de que deje de tratar de escapar de mi vida ¿No te parece?
Hay otros secundarios, pero… puff, los amigos de instituto de ambos son estúpidos, no hay más, puedo definirlos con una palabra y casi hasta que son incluso más insulsos que eso: está el que se cree el machito guay, pero no; está la popular más puta que en fin, la imitadora, la falsa, el que está ahí pero no pinta nada, la que está de florero… ¿Sigo? Nah, la verdad es que no creo que haya muchos más, pero ya os hacéis a la idea de la calidad de los alumnos del instituto de Paradise, ¿no? Luego hay algunos como Leah —la hermana de Caleb—, sus padres y la madre de Maggie, que, bueno, tampoco hay mucho que decir de ellos, pero a la vez tienen un mundo complejo que es preferible conocer uno mismo. Eso sí, no puedo no mencionar y hacer hincapié en la señora Reynolds, es encantadora, muy sabia e increíble: no puedo más que decir que me gusta. Muchísimo.

Su mano luce aún más pequeña contra la mía. La hace ver más delicada y pequeña de lo que me había dado cuenta. Siento una necesidad de protegerla y ser su héroe si alguna vez necesita uno
El argumento te atrapa desde la primera página, es decir, parece no ser sumamente original ni tampoco de esas que adoras al instante, pero es entretenida y, junto con la prosa de Elkeles, dura un suspiro entre las manos. Las dos vidas llenas de tal crudeza te hechizan, sus formas de ser, los sucesos en sus vidas, la manera de cómo se enfrentan a la propia vida y a todos los que los rodean, enseguida se adentra en ti y no puedes parar de leer, incluso aunque quieras detenerte a tomar un respiro de la desgarradora vida de los protagonistas, es bastante difícil porque, al ser tan sumamente corta, siempre quieres más y más, y piensas que lo terminarás pronto y no quieres dejarlo para luego, sino llegar finalmente al desenlace y confirmar tus sospechas.

La verdad es que es bastante predecible, hay cosas como el “secreto más oscuro”, como lo llamo yo, que no me lo esperaba para nada, pero otros tantos más pequeños me los olía antes de que fuesen desvelados. No puedo decir que esto le quite emoción a la trama, porque no se trata de uno de esos libros, así que únicamente es una competición del lector con el libro viendo si lo has adivinado.

Es sí, a pesar de que haya odiado “un poco” a Maggie en unas cuantas —muchas— ocasiones, es obvio que los valores están presentes —aunque no sean muchos desde su parte—: la superación a una situación que te haya cambiado la vida, la forma de afrontar esa nueva vida que ha llegado por sorpresa, las formas de salir o de acomodarse en esa sensación de vida nueva y no sentirlo como si fuesen unos zapatos demasiado pequeños, sino aceptarlo porque es algo que no va a cambiar; el hecho de esforzarse y conseguir nuevas metas o, quizás, seguir con las anteriores, pero modificadas, de manera que no te defraudes a ti mismo o llegues a temer esos sueños “frustrados”.

Y, sí, el romance… me ha gustado, me ha parecido cuquísimo, monísimo, entrañable, genialoso, es tan, tan, tan… real *-* No sé cómo definirlo porque aparece tan dulcemente y de manera tan sutil, siendo cuando llega, también tan suave, qué apenas lo adviertes, pero lo adoras: por sus escenas, por los diálogos, por las acciones… por todo.

En resumen, Paradise es una novela de superación, quizás no en los dos personajes de la misma manera, pero acaba siéndolo de todas formas; en vez de temer a tu enemigo, a veces es mejor acercarse a él y, a lo mejor, no es tan terrible como pueda parecer en un principio.
¿Habéis probado la pluma de la autora antes? ¿Con estos libros? ¿Os llaman la atención?
Besitos,

3 comentarios:

  1. Lo he visto reseñado estos días por los blogs y apuntado stá :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. No me importaría leerlo, aunque no es el género que suelo catar =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima!!

    Pues a la autora la probé directamente con esta bilogía... y me decepcionó =/ Este primer libro me gustó, no es que sea una novela para tirarle cohetes, pero sí que es cierto que te dura un suspiro. No estás sola, yo también odié a Maggie xD que niña, todo el día con la pena, que por una parte la entiendo, pero hija de mi vida ¡Espabila un poquito! xD. La verdad es que en general este libro me pareció entretenido, para pasar un buen rato. Pero el segundo... el segundo es que no pude con él, me puso hasta de mal humor, no sé cómo lo terminé de leer xD De todas formas espero que el siguiente te guste mucho más que a mi, ya nos contarás si lo lees =)

    Muchos besitos corazón!! =D

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)