miércoles, 23 de marzo de 2016

Reseña Destrózame y Libérame

Destrózame/
Libérame
(Tahereh Mafi)
 Oz editorial
 Rústica con solapas
 336/360 páginas
 17,90€

 Sinopsis: Juliette no ha tocado a nadie desde hace exactamente 264 días. La última vez que lo hizo, ocurrió un accidente. Ahora está encerrada acusada de asesinato y vigilada por un gobierno dictatorial: el Restablecimiento.
Escapar es impensable hasta que Adam entra en la celda de Juliette. Su encuentro es la chispa que enciende una esperanza de libertad, pero Warner, el hijo del líder del gobierno, tiene otros planes para Juliette. Su obsesión por la joven alcanza límites insospechados, y por mucho que ella se esfuerce en odiarle, descubre que no es tan fácil. Juliette tendrá que decidir si convertirse en el arma de Warner o unirse a la revolución.
Opinión personal:
     Cuando la prosa de una autora te atrapa de tal manera que buceas entre sus metáforas es imposible no enamorarse de todo lo que escriba.

     Como leí ambos libros seguidos no estoy segura de qué opiné de ambos por separado, así que he decidido hacer una opinión conjunta de ambas obras, destacando algunos detalles pertenecientes a cada una de las partes concretas, obviamente, sin spoilers de ninguna de ellas.

     En primer lugar, no puedo no resaltar la pluma de Tahereh Mafi, desearía derretirme en ella y envolverme con sus palabras como si fuese una cálida manta: he leído prosas bonitas, pero esto es incomparable, ¡especialmente en una distopía! Leer escenas de acción decoradas con unas frases tan suaves que resbalan en la mente del lector me parece algo increíble y no puedo más que repetir que me he enamorado por completo de cómo escribe esta mujer, si pudiera, creo que hasta leería su lista de la compra y moriría de amor entre frutas, pastas y verduras.

     Juliette es una protagonista muy fuerte, con un carácter inquebrantable y los pies en la tierra, sueña cuando puede, piensa que a lo mejor no todo está tan perdido y mantiene la esperanza de que, de alguna manera, todo podrá salvarse, que el sol puede salir aunque las nubes grises oscurezcan cada uno de sus días. El tema de sus poderes me parece una idea formidable, especialmente al ver cómo se va desenvolviendo con ellas, desde un principio en el que apenas conocemos nada de ella y de cómo funcionan su piel «mata-todo-lo-que-toca» hasta que poco a poco nos introduce en historias de su pasado, de cómo se desenvuelve en el presente, de cómo sufre ella misma con su “don” y de qué manera intenta comprenderse a sí misma a pesar de que parezca algo imposible de conseguir.
Lo bastante hermosa como para atraer a su presa, dijo.
Lo bastante fuerte como para retenerlo y destruirlo, dijo.
Lo bastante venenosa como para digerir a sus víctimas cuando la carne entra en contacto.
     Adam es otro personaje que cobra bastante importancia en la novela, en el primer libro me convenció bastante más que en el segundo, su carácter amable y adorable me podía demasiado, me hacía encariñarme de su forma de ser, aunque pudiera calificarlo como el contario de Juliette, su personalidad, aunque con el rasgo de la firmeza, no tiene ni punto de comparación con la formidable dureza de la verdadera protagonista, es como si ambos se complementasen en lo que no tuviera el otro, pero a pesar de ser tan genial y para algunos ser el mejor, siempre he sido de los personajes masculinos más “malos” y Warner en el segundo libro me conquista y le da la verdadera chispa que necesitaba mi corazón al leer esta saga.

     Destrózame contiene a un Warner villano, no de esos que se queda en un “medio-malo”, qué va, quizás no por completo pero casi se le podría calificar en el primer libro como el antihéroe de la trama, siempre confabulando, consiguiendo aquello que quiere a pesar de los obstáculos, llegué hasta a odiarlo por su forma de ser: tan metomentodo, tan si lo quiero lo voy a tener, pero entonces llega Libérame, historias de quién es, de cómo es y aquí la servidora solo de pensar en él se vuelve una tonta adolescente que sonríe cual estúpida al murmurar siquiera su nombre —creo que debería dejar de cogerles tanto “cariño” a los personajes “malotes” de los libros, pierdo más neuronas de las que necesito—. No puedo negar que su esencia de “personaje-malo” prosigue en uno y otro libro, pero el caso es conocerle, saber quién es y advertir por qué actúa de una determinada manera.

     La trama de ambos libros es muy, muy enganchadiza, apenas empiezas a leer no quieres parar, las páginas se ríen de ti conforme las pasas con velocidad, deseas embeberte de su historia, de vivir en ella y a la vez temer con todos los demás personajes, de conocer más y con el corazón en un puño por el qué pasará y cómo pasará. Destrózame podría dividirse en dos partes: una primera cargada de sentimientos, emociones, palabras desgarradoras que se convierten en puñales del sufrimiento, pero luego se producen giros, sucesos que cambian los escenarios, que cambian a la propia protagonista y agregan o arrebatan la ilusión a Juliette, no contiene mucha acción y la mayor parte de ésta se concentra en el final, pero en breves toques condensados podemos encontrar cortos momentos de acción.
Pasan los segundos, invaden la habitación de golpe y quiero aplastarlos, quiero cogerlos y metérmelos en los bolsillos lo bastante como para parar el tiempo.
     Libérame sí que vive de la acción y de giros en la trama, tales que provocan que el corazón pegue vuelcos de tres metros en tu pecho, que te hacen chillar de frustración o volverte loco respecto de lo que ha escupido un personaje; todo es una vorágine de acontecimientos alucinantes que no dejarán al lector tranquilo: respirar está sobrevalorado con Libérame.

     El romance formado es… cómo decirlo… extraño. En el primer libro todo es dulce, ligeras pinceladas en algunos momentos, escenas que derriten tu corazón y dibujan sonrisas en los labios, pero básicamente es gracias a que no hay tanta acción que da cabida a la creación de una historia de amor, pero con el final de Destrózame el romance se convierte en drama puro, no voy a soltar nada ni acercarme a tierras movedizas porque ya ha pasado bastante desde que me leí los libros y no quiero irme de la lengua, solo mencionaré que hay diálogos de telenovela, con todas sus exclamaciones dramáticas, sus “nos” y sus “por qués”; parece que a la autora le va eso del sufrimiento.
     Ambos desenlaces son brutales, descolocan todos tus esquemas y las ganas de más alargan sus patitas para pedirte que sigas con el próximo libro, te embarques en su historia y no dejes que nunca se acabe; ahora que está publicado el tercer y último libro de la trilogía: Enciéndeme, no puedo esperar para hincarle el diente, espero que Tahereh Mafi haya sido benevolente —mentira, ni siquiera me hago ilusiones.
     Hay novelas que atrapan por su historia, hay sagas que enganchan por su acción, las hay que lo hacen por su prosa… pero es que Destrózame lo tiene todo: te atrapa, te hechiza con su prosa, juega con tus sentimientos y te hace vivir lo que sucede entre sus páginas. ¿Ya te has dejado embaucar por el letal tacto de Juliette?

7 comentarios:

  1. Hola^^
    La verdad es que aún no he comenzado a leer esta trilogía pero le tengo muchas ganas ya que pinta genial y viendo lo que te han parecido los dos primeros libros y que ya está publicada entera no descarto hacerme de una vez con el primer libro.
    un besote!

    ResponderEliminar
  2. Leí hace un año y pico la trilogía en inglés y me encantó. Rotundamente.
    Warner <3333.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. No sé si leerlos o no, de momento no me decido
    un beesito

    ResponderEliminar
  4. El primero me decepcionó tanto que por ahora no em planteo continuar con la saga. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. Quiero leer esta saga! A ver si me animo a leerla en inglés ^^

    ResponderEliminar
  6. Estoy deseando empezarla, pero estoy pensando en hacerme con la edición inglesa, las portadas son taaaan bonitas...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Leí la trilogía hace un par de veranos, con la edición original, y me encantó *-* Sobre todo me gustó la prosa de Mafi y OMG Warner *-* Al principio me caía mal, pero peor me caía Adam XDD

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)