martes, 7 de noviembre de 2017

Reseña | Siega

Siega
(Neal Shusterman)
Nocturna Ediciones
525 páginas
17,00€
Saga:
—Siega
—Thunderhead (en inglés)
Sinopsis: Antes, las personas morían por causas naturales. Existían asesinos invisibles llamados enfermedades, el envejecimiento era irreversible y se producían accidentes de los que no se podía regresar.
Ahora, todo eso ha quedado atrás y sólo perdura una verdad muy simple: la gente tiene que morir. Y esa es la tarea de los segadores. Porque en un futuro donde la humanidad controla la muerte, ¿quién decide cuándo y cómo sembrarla?
Citra y Rowan acaban de ser seleccionados como aprendices de segadores. ¿Su objetivo? Superar las pruebas de su mentor, sean las que sean. Aunque en el proceso renuncien a todo lo que les hace humanos.
Opinión personal: 
     Una novela con una trama como esta podría haberse convertido en una historia a base de clichés, una pizca de distopía juvenil y cantidades ingentes de romance indeseado, en manos de Neal Shusterman Siega es esa distopía juvenil y la verdadera literatura, entremezclando ambos géneros de tal manera que el lector se ve envuelto en un mundo increíble en el que desearía rodearse de sus letras y sus párrafos. Contado alternando los puntos de vista de los dos protagonistas, Citra y Rowan, incluyendo de vez en cuando otros tantos personajes, de manera que la narración no decae en ningún momento y te mantiene en vilo durante sus capítulos con esa prosa tan auténtica.

     La historia comienza con las perspectivas de dos adolescentes de Midmérica. Citra y Rowan, que han sido seleccionados como noviciados del honorable segador Faraday. Cada segador tiene su propia forma de cribar, y Faraday se sirve de una serie de algoritmos, patrones y estadísticas para seleccionar al azar a su próxima víctima; datos recogidos de las muertes ocurridas durante la Era de la Mortalidad, para poder recrear en la medida de lo posible cómo eran las muertes en aquella época, trasladadas a una sociedad en la que la muerte ya no existe.

     Bajo el estricto código ético y moral de Faraday, Citra y Rowan aprenden la inmensa responsabilidad que conlleva ser un mercenario de la muerte, y el desafío es aún mayor cuando solo uno de ellos podrá llegar a convertirse en segador pasado el año de entrenamiento.

     Dejando a los personajes, un grandísimo punto a destacar son las críticas a la sociedad y la manera en cómo durante la novela te hace plantear multitud de cuestiones morales que te harán pensar en más de una ocasión. Es un mundo utópico: los delitos, la pobreza y el odio se ven reemplazados por paz y el cumplimiento del deber; con esto, en un lugar así, ¿qué pasa con la humanidad? ¿A dónde va a parar? Si uno no necesita luchar por nada, ¿en qué nos convertimos? Estas páginas te dan respuestas y te confunden con la vida, la sociedad y el mundo actual, es una distopía increíble, pero por encima de todo te hará pensar.
     He amado este libro, me he sentido retada con él, entretenida con su historia, me ha dejado completamente anonadada. Deseando leer el resto de su trilogía.
Os quiere,

1 comentario:

  1. Hola guapa!
    Cuánto tiempo sin pasarme por aquí! Últimamente no tengo tiempo ni para actualizar el blog (menos todavía para pasarme por los blogs que sigo) pero me alegra estar de vuelta :)
    En cuanto al libro, lo que he leído del autor (la saga Desconexión) me ha encantado así que seguro que me animo con esta nueva publicación. Me alegra que la historia te haya gustado tanto ^^
    Gracias por la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)