miércoles, 31 de octubre de 2018

Reseña | El bestiario de Axlin

El bestiario de Axlin
(Laura Gallego García)
Tapa dura sin sobrecubierta
Montena
512 páginas
16,95 €
Sinopsis: Axlin ha crecido siendo consciente de que cualquier día le puede tocar a ella. Su gente ha sobrevivido a los monstruos durante generaciones y ha aprendido a evitarlos en la medida de lo posible. Pero un día Axlin descubre que existen muchos tipos de monstruos diferentes, que cada aldea se enfrenta a sus propias pesadillas y que hay criaturas que no conoce y ante las que no sabe cómo defenderse.
Axlin es la escriba de su aldea, la única que sabe leer y escribir. Debido a ello, nadie de su entorno comprende realmente la importancia de su trabajo. Pero ella se ha propuesto investigar todo lo que pueda sobre los monstruos y plasmar sus descubrimientos en un libro que pueda servir de guía y protección a otras personas. Por eso decide partir con los buhoneros en una larga ruta para reunir la sabiduría ancestral de las aldeas en su precaria lucha contra los monstruos. No obstante, a lo largo de su viaje descubrirá cosas que jamás habría imaginado cuando partió.
Opinión personal:
     La historia que podemos encontrar en esta nueva saga de la autora es un mundo lleno de monstruos, de todo tipo haciendo desbordar la imaginación que tiene Laura Gallego, con descripciones en ocasiones un tanto enrevesadas pero que harán delicias con los amantes de la fantasía. La gente para poder sobrevivir a éstos vive en enclaves, ciertamente protegidos contra los monstruos donde cada enclave dependiendo de la zona en la que se encuentren tienen unos u otros monstruos y han encontrado sus maneras de enfrentarse a ellos y poder sobrevivir.

     Es en un enclave del oeste donde vive nuestra potagonista, Axlin, que nunca ha salido de su aldea, ni siquiera de expedición porque de pequeña le atacó un nudoso y acabó cojeando para el resto de su vida. Se siente fuera de lugar ya que no desea convertirse en una madre más y proteger el enclave durante toda su vida, así que aprende a escribir y a leer —algo realmente insólito en las aldeas, considerado inútil— y creará un Bestiario. Un día oye el rumor de que existe un lugar llamado La Ciudadela donde supuestamente  no hay monstruos, desde ese momento todos sus esfuerzos se centran en encontrar ese lugar... sin antes ser devorada por las criaturas durante el camino.

     A pesar de ser un libro bastante gordito, una vez pasa la introducción del mundo, de sus distintas criaturas y parte del camino de Axlin, empieza la acción de lleno y es bastante difícil querer soltar el libro y no seguir descubriendo las nuevas aventuras que deparan a la protagonista.

     Existen dos personajes principales a lo largo de toda la trama: Axlin, que comienza siendo una niña, inocente y dulce, pero que poco a poco la vemos madurar conforme avanza en el camino, conforme va conociendo más y más acerca del mundo en el que vive, superando a los monstruos, conociendo nuevas formas de vencerlos... ha sido una protagonista de diez que he disfrutado leyéndola y conociendo más de su mundo a través de sus ojos.

     Por otra parte, tenemos a Xein, este aparece más adelante en la novela pero va cobrando cada vez más y más importancia conforme su historia se es develada al lector. No quiero desvelar mucho más acerca de él, porque lo mejor es conocerle desde cero y sorprenderse con lo que lleva en su historia.
En conclusión, El bestirio de Axlin comienza de forma introductoria, pero avanza cada vez más deprisa envolviendo al lector en un ambiente increíble, lleno de acción y aventuras, que estoy deseando conocer más en sus siguientes entregas.
Os quiere,

1 comentario:

  1. No he tenido la oportunidad de leerlo todavía pero desde luego me llama muchísimo la atención. Gracias por tu reseña =)

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)