martes, 9 de abril de 2019

Reseña | El orgullo del dragón

El orgullo del dragón
(Iria G. Parente y Selene M. Pascual)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
576 páginas
17,00 €
Sinopsis: Viria es la tierra de los hombres; Gineyka, la de las mujeres.
Las diferencias entre ambas naciones son notables. En Viria, los hermanos Lavalle tienen la vida aparentemente resuelta, Neith Sinagra malvive en unas calles hostiles y Arabella Medici intenta salir adelante sin contraer matrimonio. En Gineyka, Saroi Burgoa se prepara para ser adoptado mientras su hermana, Irati, se convierte en una inventora con un porvenir brillante... Al contrario que Eider Haizea, que por su ceguera sabe que a ojos de todos carece de futuro.
Pero hay algo que los caracteriza por igual: su disconformidad con el mundo que los rodea. Y el hecho de que todos ellos están a punto de cambiarlo.

Opinión personal:
     A veces, las palabras de una novela hacen que lo vivas todo con una realidad aplastante. A veces, las frases de un libro te hacen sentir cosas inigualables a cualquier otro leído anteriormente, o quizás te hace olvidarte de las comparaciones. A veces, los personajes te hacen vivir de tal manera que sueñas con ellos sin límites, que sientes su dolor y su alegría, que vives sus vidas. A veces, una historia cala tan dentro de ti que únicamente te apetece soñar y dejarte llevar, sea a donde sea que las autoras te quieran llevar.

     Supongo que es obvio que eso es lo que he sentido con Antihéroes, es tan… es tal su grado de… es como… Siempre adoraré a esos libros que me roban las palabras, que me parece que tengo tanto que decir acerca de ellos que lo único que queda es el juntar letras para formar palabras nuevas, con mucho más significado que el que podría tener cualquier otra ya existente.

     Las novelas de estas dos maravillosas autoras siempre vienen cargadas de tanta reflexión sobre la sociedad que entre sus páginas te ves envuelto a cada instante de escenas que parecen sencillas, pero estan cargadas de valores, de crítica social, de una muestra de esperanza hacia los colectivos distintos y desfavorecidos... Es increíble cómo te hacen repensar situaciones y darte cuenta de actuaciones.

     En los libros anteriores de estas autoras siempre me encontraba con una narración en primera persona y cada capítulo daba voz a sus protagonistas, de manera que nos introducían en sus pensamientos y en sus vidas de manera completa, pero en esta novela no es así, hay una narración en tercera persona y, al principio, tuve un poco de miedo por cómo empatizaría con ellos, pero Seliria siempre crean arte, es imposible que no sientas a sus personajes.

     Sus personajes son fuerza, son valentía, son ese grito a las injusticias. Todos ellos me han encantado a su manera, todos ellos tienen una personalidad marcada y distintiva que los hace destacar como si fuesen las estrellas más brillantes en el firmamento de entre el resto, pero especial cariño he cogido a Neith, en el momento que aparece en escena solo quería conocer más y más de él, de su historia, de los siguientes pasos que las autoras tenían preparado en su historia. 

     Otro punto importantísimo es cada mínimo detalle de los dos países, todo, hasta existen calendarios propios en Viria y Gineyka, y se observa en cada capítulo la minuciosa planificación que ha llevado a las autoras conseguir crear estas dos sociedades, la ambientación me parece brutal. Estoy absolutamente anonadada por lo maravillosas que son estas autoras y el grandioso trabajo que tienen sus novelas, esta simplemente me ha dejado sin palabras.

     En conclusión, El orgullo del dragón trae una historia que trae a la luz las injusticias que existen en nuestra sociedad actual, lo hace de manera clara y a través de unos personajes increíblemente perfilados, entrelazando poco a poco una trama que me ha mantenido muy enganchada y que, después de ese final, solo deseo tener lo más pronto posible su siguiente y última parte.

jueves, 14 de marzo de 2019

Reseña | Wardraft

Wardraft
(Marie Lu)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
400 páginas
16,50€
Sinopsis: Warcross ha cambiado la vida de millones de jugadores. En cuestión de unos años se ha convertido en algo irreemplazable para personas de todo el mundo.
Y para Emika Chen también lo era hasta que descubrió la telaraña de traiciones que en realidad ocultaba. Ahora, alguien ha puesto precio a su cabeza y su única posibilidad de supervivencia depende de las personas en las que confía, como los Jinetes Fénix…
Y de aquellas en las que no confía, como Cero.
Pero toda protección tiene un precio, ¿verdad?

Opinión personal:
     Warcross fue una novela que me alucinó, así que obviamente las expectativas para con este eran bastante altas, aún así, a pesar de algún fallo, he difrutado muchísimo de esta secuela. El argumento en Wardraft tiene tales giros argumentales que me han dejado completamente sorprendida, todo ello para llegar a un final sencillamente fantástico.

     La primera mitad me pareció absolutamente perfecta, nos devuelve a la historia de manera gradual, volviendo a vivir entre los personajes, reconociéndoles y recordando cuáles son sus funciones en la historia. Por otra parte, el momento clave del desarrollo me pareció un poco pesado, un poquito largo y me hacía entorpecer la lectura porque me distraía y no me atrapaba igual a la trama. Marie Lu trata un tema bastante complejo de explicar, así que entiendo la razón por la cual se volvió más tedioso, pero igualmente me parece que, aunque sea un punto negativo, es una pieza clave cuya complejidad en el
fondo sé que he disfrutado.

     Dejando este pequeño bache, no puedo repetir que la primera mitad de la histroria y el desenlace me han parecido perfectos. Tengo que decir que, aunque el primer libro me gustó más, no puedo negar que a pesar de sus fallos, Wardraft es una segunda y última parte que merece ser leída, para atar cabos, para conocer más.

En conclusión, no puedo más que recomendar encarecidamente esta bilogía. Contiene una trama cargada de ideas muy originales y llena de giros en la trama; sin olvidar que la forma de escribir de Marie Lu hace que uno se enganche en pocas páginas, y se nota mucho el trabajo de planificación que ha llevado esta historia para que todos los detalles tengan su razón de ser.

lunes, 11 de marzo de 2019

Reseña | Jaulas de seda

Jaulas de seda
(Iria G. Parente y Selene M. Pascual)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapa
637 páginas
17 €
Sinopsis: Ivy de Dione ha sabido siempre que su destino era casarse para poder reinar y ahora, por fin, va a conocer a su prometido. Sin embargo, cuando el príncipe Fausto de Granth llega a las costas de su nuevo reino, no encuentra el lugar tranquilo que esperaba. Dione es en realidad una jaula, y sus barrotes se componen de secretos e intrigas por doquier.
Mientras tanto, Marabilia se prepara para la Cumbre, el gran acontecimiento político que reúne a los regentes de los ocho reinos y que podría cambiar las vidas de todos.
Es posible que Ivy de Dione conozca su destino. Pero también que lleve toda una vida equivocada.
Opinión personal:

     A veces, las palabras de una novela hacen que lo vivas todo con una realidad aplastante. A veces, las frases de un libro te hacen sentir cosas inigualables a cualquier otro leído anteriormente, o quizás te hace olvidarte de las comparaciones. A veces, los personajes te hacen vivir de tal manera que sueñas con ellos sin límites, que sientes su dolor y su alegría, que vives sus vidas. A veces, una historia cala tan dentro de ti que únicamente te apetece soñar y dejarte llevar, sea a donde sea que las autoras te quieran llevar.

      Supongo que es obvio que eso es lo que he sentido con Jaulas de seda, es tan… es tal su grado de… es como… Siempre adoraré a esos libros que me roban las palabras, que me parece que tengo tanto que decir acerca de ellos que lo único que queda es el juntar letras para formar palabras nuevas, con mucho más significado que el que podría tener cualquier otra ya existente, como siempre me suecede con los libros de Seliria. En primer lugar, quiero destacar que Jaulas de seda es increíble, inspiradora y de esas novelas que, al finalizar, al pasar entre las alegrías y sufrimientos de sus protagonistas, solo puedes asegurar que lo que has leído perdurará durante mucho, mucho, pero mucho tiempo dentro de ti.

     Como es natural en los libros de estas autoras, cada capítulo está contado desde el punto de vista de diversos personajes y, teniendo en cuenta sus historias, lo más habitual en los "libros seliria" son las historias de personajes, donde la trama real que se vive entre los personajes parece más un segundo plano. Lo mejor es que crean a sus personajes de una manera tan delicada y con tanto mimo y detalle que empatizar con ellos es tan sencillo como abrir uno de sus libros y empezar a leerlos a la vez que observas que entras en sus vidas en un instante.

     Éstos están muy bien construidos y vemos a lo largo de las páginas una evolución tremenda a un ritmo constante, real y para nada forzado. Todos y cada uno de ellos están muy bien caracterizados. Tenemos a Ivy, una joven princesa que siempre le han dicho cómo debe comportarse, hablar, vestirse... Nunca ha sido dueña de su vida. El príncipe Fausto, un joven pragmático con una fría lógica y que siempre actúa dejándose llevar por la razón y no por los sentimientos. Le encanta tener el control de la situación. En contraposición a su hermano, tenemos a la imparable e inquieta princesa Samira que es puro nervio y no suele pensar mucho antes de actuar. Es una joven muy enérgica pero que esconde muchas inseguridades dentro. Por último, Cordelia, la prima de Ivy, una muchacha de muy buen corazón, dulce y que brilla con luz propia como una estrella. Siempre ha hecho todo lo que se esperaba de ella y se casó siendo muy joven.

     Otro de los puntos que se repiten en la forma de escribir de estas jóvenes autoras es la existencia de valores y mensajes entre sus páginas, de los que te hacen pensar y remueven en tu interior esa idea de que esto es real en nuestra sociedad y se debe erradicar. En este caso los derechos de las mujeres, de cómo se debe luchar, pero no de luchar con fuerza o violencia, sino con la palabra y el entendimiento. Iria y Selene nos muestran que hay muchos tipos de luchas y muchos tipos de mujeres. Podemos luchar por nuestros derechos y por la igualdad de muchas maneras y según nuestra posición. Y, lo más importante, que esta lucha no es una empresa solitaria, sino que es una lucha entre todas. La amistad y la sororidad impregnan este libro. El patriarcado nos ha separado durante mucho tiempo por miedo, para tenernos apartadas, solas y sometidas. Pero no estamos solas, y juntas somos más fuertes.
Jaulas de seda tiene esa fuerza inspiradora, esa pluma que te hechiza y esos personajes que se quedan a vivir dentro de ti para mucho mucho tiempo.
Os quiere,

jueves, 7 de marzo de 2019

El método 15/33 [Shannon Kirk]

El método 15/33
(Shannon Kirk)
Ediciones B
Rústica con solapas
368 páginas
17,50€
Sinopsis: Imaginad a una chica de dieciséis años, embarazada y vulnerable, a quien acaban de arrancar de la tranquilidad de su hogar para arrojarla dentro de una furgoneta destartalada. Raptada… Sola… Aterrorizada.
Ahora, olvidaos de ella.
Imaginad en cambio a una prodigiosa manipuladora de dieciséis años que, desde los primeros instantes de su secuestro, se centra, con tanta serenidad como determinación, en dos cosas: salvar al niño que lleva en su seno y vengarse.
Metódica y calculadora, pone a punto un plan organizado de manera casi científica en el que nada está librado al azar. Su férrea voluntad y su ingenio serán sus mejores armas contra la brutalidad de sus raptores, y lo único que le falta por hacer es esperar el momento ideal para lanzar su ataque.
Opinión personal:
      Desde el momento en que la subestimaron, su mente ya planeaba una venganza lo suficientemente cruel para todo aquel que había dejado un grano de arena en su secuestro; en cada paso en falso que ellos realizaban, ella era la que vigilaba agazapada en una esquina, calculando, maquinando, consiguiendo nuevos recursos, ampliando su forma de sobrevivir ella y el hijo en su vientre. No solo ansiaba salir viva de aquel lugar. También anhelaba regalarles la venganza más dolorosa a sus captores y cómplices, de tal grado que ellos no podrían siquiera haber imaginado…

    Estoy en un estado después de leer esta novela que no sé explicar con palabras... es como si me hubiesen metido en una lavadora y el modo de centrifugado me haya escurrido hasta dejarme completamente mareada y hecha una bolita enredada en mí misma. Es como... increíble, flipante, brillante, majestuoso...

     No tengo palabras para describir lo sublime de esta novela, el entramado en la mente de la protagonista es tan sumamente complejo que en ocasiones debía releer párrafos enteros para poder empaparme de su esencia al completo, poder siquiera captar una ligerísima idea de aquello que su cerebro maquinado para no sentir, para poder apagar las emociones y no distraerse de aquello que de verdad importaba, pero para nada es algo que atrase la lectura, ni de lejos, es más, hace falta recalcar que estas páginas volaron en mis manos, apenas veinticuatro horas de lectura bastaron para leer y volver a releer escenas de una novela de casi cuatrocientas páginas.

 El poder de la mente de la protagonista es tan brutal, tan meticuloso, tan locamente escalofriante que una vez habría la novela desconectaba por completo del mundo, qué decir si me la he leído en prácticamente un día,

     La protagonista es brutal, no refleja sentimientos, no, pero esto no provoca que no crezca una empatía por su situación, esto no produce que al lector no se le encoja el corazón de sufrimiento ante una escena de desesperanza, esto no deja de crear y recrear un dolor lacerante cuando, sin mostrarse completamente pero sabiéndose, que el interruptor del miedo ahoga las emociones de la protagonista y llene de pavor al que mantiene en sus manos el libro. El poder de su mente es increíble, tan meticuloso, tan locamente escalofriante que puedo decir con total claridad que he vivido esta novela, la he sentido como una extensión de mí, ni me sorprende que en mis momentos de descanso me viniensen oleadas de comprensión acerca de lo sentido por la joven embarazada encarcelada entre cuatro paredes, de su idea de salir y venganse, de esa sensación de angustia que no le invadía siquiera a ella pero me hacía enloquecer a mí misma, meramente leyendo un par de páginas. Su dese de buscar el momento indicado para su obra maestra y dar comienzo al espectáculo; el dolor y el pánico venían en ráfagas cuando el libro se aparcaba en su lugar cerca de mi mesilla, a pesar de que supiera que era ficción, a pesar de que mi cerebro analizase que aquello no era real…

     Un thriller psicológico que mantendrá en vilo al lector, puedes conocer el desenlace desde el propio inicio, desde la misma primera página donde la protagonista refleja con palabras que aquello es su historia, que aquello pasó y fue superado, pero el lector es el que no lo supera, es al lector a quien se le detiene el aliento ante momentos de locura, cuando sabe que todo puede acabar con un soplo de aire, que nada de ello puede llegar a ser así, pensando en espejismos e historias sin final, con un final arrancado, sin verdades, solo páginas camufladas…
«Tu adversario a menudo no verá siquiera venir tus proyectos, siendo consumido por los suyos propios. No busques elogios de manera inconsciente hacia tu ingenio y con ello llegar a llamar la atención: sáciate con tu propia aprobación. Estate seguro de que vas a ganar.»
     No hay una sola protagonista, los capítulos se alternan con la mano del detective del FBI que lleva el caso de una joven embarazada bajo el nombre de Dorothy, él posee su propia odisea particular, sus porqués, sus argumentos, sus pistas falsas y las verdaderas tomadas por mentiras, las sospechas, el miedo a no llegar a tiempo, el corazón encogido y la mente embotada, huir de la escena o saltar hacia ella con valentía… o mejor con temeridad, actuar con cabeza o dejar el raciocinio en el umbral de la puerta antes de pasar a la escena del crimen.

     Cada final de capítulo deja la miel en los labios, para adentrarse en otro que simula no ser tan bueno como el dejado atrás… para demostrar que puede incluso superarlo. Mi corazón latía con la fuerza de un caballo galopando sin frenos, para al segundo siguiente pegar un vuelco de tres metros, salir de mi garganta, admirar las alturas y las escenas leídas y volver de golpe a su sitio dejándome noqueada. Pensar… y dejar de pensar en absoluto, querer imaginarse las descripciones, pero con el miedo de pasar página y comprobar que lo que llega es aún peor… Angustia, dolor, miedo, verdadero pánico, casi creo que he llegado a sentir mucho más que la propia protagonista, atrapada por su captor.

    No puedo dejar de destacar el sobrecogedor trabajo de investigación realizado por la autora acerca de la mente humana, acerca de cómo esta puede actuar, cómo algunos “no tan denominados como sociópatas” pueden no tener miedo, no amar, no sentir nada, no por temor a sentirlo, sino porque simplemente no les apetece encender el interruptor y dejarse llevar por las emociones, y, cuando lo hacen de verdad, puede llegar a ser algo fatal, cargado de sensaciones de tal magnitud que uno no vuelve a sentirse nunca igual... y sus consecuencias.

     El desenlace llega a la altura, incluso supera esas alturas que uno desee poner al inicio del relato: una verdadera locura cargada de veracidad, con toques de cordura bien mezclados y un último toque de sensibilidad, quizás sobrepasado con un dolor muy necesario pero siendo el verdadero pesar al fin y al cabo; para finalmente dar el toque de gracia con un presente protagonizado por la fiera que había sido enjaulada pero, con su propia ayuda producida desde la mente, salida victoriosamente, quizás algo demasiado endulzado, comprendo las pinceladas de ternura, pero quizás a lo largo de tantas páginas me habré vuelto una insensible y habré apagado el interruptor del amor al concluir las últimas páginas.

     Nada más que decir salvo que quiero más novelas de suspense así, que me mantengan en vilo, que me arranquen el aliento ya no detengan, que las palabras hayan aprovechado mis momentos de delirio máximo para acudir a mi corazón y comprimirlo con sus letras... a pesar de saber desde el inicio, desde la misma primera página el final, no puedo negar que he sufrido en incontables ocasiones, pensando que era solo un espectro de idea, que no era real ese final: una reverencia a la magia de las palabras.
En resumen, El método 15/33 contiene la historia de una chica con una mente increíblemente organizada, disponiendo de una historia que te arrancará el aliento de los pulmones para devolvértelo de golpe de nuevo y sentir la sobrecarga de oxígeno con agonía: dolor, angustia, pánico e incluso amor es lo que representa esta novela, quizás no por orden, ni tampoco por importancia, pero, al fin y al cabo, cometerá todos esos crímenes camuflados de sentimientos insensibilizados contra el lector.
Os quiere,

martes, 5 de marzo de 2019

Reseña | Un monstruo viene a verme


Un monstruo viene a verme
(Patrick Ness — Idea original de Siobhan Down)
Nube de tinta
Rústica con solapas
205 páginas
14,95€
Sinopsis: Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e incansable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo... Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.
Opinión personal:
            Un monstruo viene a verme es de esos libros que son mucho más de lo que puedan parecer desde un primer momento, es de esas historias que no solo pasan por tus manos sin más, es de esas novelas que calan en el lector como si fuese una lluvia inesperada… la historia que cuenta no se puede describir con palabras, ni comprenderse de manera superficial, ni leerse como si no fuesen más que páginas. Un monstruo viene a verme te devorará a ti, pasará por cada uno de tus sentimientos, romperá cada mínimo trozo de tu ser, lo recompondrá de esa manera que solo él sabe, reptará por tu interior hasta que comprendas que no es un libro sin más para leer en una tarde, es mucho más que un mero libro, es mucho más que las etiquetas cualquiera que se puedan poner para definirlo, es mucho, mucho más que aquello que te pueda hacer sentir en un momento, porque, cuando pienses que lo has comprendido todo, que has aprendido todo lo que has podido reflexionar con sus frases, una nueva oleada de significados entre sus líneas abrirá tus ojos de nuevo.


           Este no es un libro del que sea necesario conocer de qué trata, con el mero pensamiento de conocer que se trata de un libro cargado de emociones, sentimientos, reflexiones, vidas, comprensiones por parte del lector como de los personajes, madurez, secretos que uno ni siquiera supiera que convivía con ellos y… bueno, básicamente con conocer que se trata de una historia creada a base de pequeñas historias y de pensamientos tan profundos como un universo entero, creo que bastaría. No es ni necesario conocer la sinopsis, ni siquiera los nombres de los personajes, ni aquello que precede a la novela; al coger el libro entre tus manos, solo es necesario conocer que hay sentimientos más fuertes que el amor, el dolor, la furia y la tristeza, es una fusión de todos ellos, es conocer más allá de cada uno de ellos y recoger las semillas que han sembrado en uno, es destacar que una persona no solo se siente triste o enfadada, que uno no conoce lo que quiere porque pasa por etapas, sencillamente, dentro de una persona vive más de lo que pueda mostrarse por fuera, a veces, hay sentimientos que ni siquiera uno conoce que viven en él, hay emociones y secretos y verdades que uno no quiere admitir, no quiere aceptar, no quiere entender.

            Dentro de este pequeño libro cabe más de una historia, contiene también tres pequeñas historias que dan vida y lucidez a la vida del protagonista, y nos muestran una gran gama de grises al lector. No existe una historia únicamente vestida de negro ni una persona solo envuelta en blanco, los matices entremezclados entre los dos colores son la diferencia, son la realidad.

            ¿Quién pudo pensar que un tejo no era más que un mero árbol? Un árbol que conoce mucho más del mundo que cualquier grano de arena llevado por el viento desde una punta del mundo a la contraria, conocer de aquello que no conocen los demás es lo que marca la diferencia, sea de un monstruo o sea de una persona.
            Un monstruo en forma de tejo y un niño de doce años enseñan al lector por medio de la vida del segundo y a través de cuatro historias que no todo es lo que parece, aquello que uno guarda sin mostrar a los demás puede hacernos daño, los deseos a veces no son lo que uno de verdad quiere… doscientas páginas cargadas de pequeños detalles recogidos en una explosión. No es solo una historia triste, ni solo dramática, ni solo profunda; no es una novela para niños ni tampoco para adultos, es una novela para todas las edades, porque cada rango de edad puede sacar algo en claro de sus páginas; no es un libro realista, ni tampoco pura fantasía, se convierte en una locura entremezclada. No es un libro de lectura rápida y amena porque, aunque lo leas en un par de horas, su historia te seguirá allá a donde vayas los días y semanas siguientes, las frases del monstruo se tirarán en trampolín entre tus recuerdos y jugarán con las lianas de tus pensamientos para filtrar sus reflexiones en tu propia vida.

            No es un libro sin más, no es simplemente una novela sobre un monstruo y un niño, no es solo un mero camino hacia la verdad, no es conocerse a uno mismo sin más… no es solo una enseñanza. No, este libro es mucho más que mucho, este libro te lee a ti y no al contrario, devorará cada una de tus células y acechará entre tus sueños, atrapará recuerdos y verdades para envolverlos en papel de seda y mostrarlos frente a ti… pero, para que conozcas todo eso, será necesario que lo leas.

Os quiere,

sábado, 2 de marzo de 2019

Reseña | El tercer durmiente

El tercer durmiente
(Maggie Stiefvater)
sm
Rústica con solapas
416 páginas
14,94€
Saga:
—La profecía del cuervo
—Los saqueadores de sueños
—El tercer durmiente
—El rey cuervo
Sinopsis: ¡contiene spoilers de los libros anteriores! Blue Sargent ha encontrado muchas cosas. Por primera vez en su vida, tiene amigos en los que puede confiar, un grupo del que siente que forma parte. Los chicos del cuervo la han aceptado sin reservas; los problemas de ellos se han convertido en los problemas de Blue, y al contrario. Pero hay algo malo en encontrar cosas: el daño que hace perderlas, y lo fácil que es que se desvanezcan. Así que Blue y los chicos siguen buscando.
Mientras la idea de Glendower se cierne sobre ellos, cada vez más posible y cercana, los chicos del cuervo se enfrentan a la existencia de tres durmientes. A uno deben despertarlo. A otro deben no despertarlo. El tercero no importa. Entre viejas amistades que se deforman hasta convertirse en otras cosas y nuevas amistades de final profetizado; entre madres desaparecidas, cuevas malditas, doncellas delirantes, héroes asesinos y villanos de opereta, Blue continúa su búsqueda. Lo que no sabe es qué busca, exactamente. Pero eso no importa: aunque ella se equivoque, hay algo que la espera al final. Algo inevitable. Algo que podría destrozarla... o hacerla feliz.
Opinión personal:
¡OPINIÓN LIBRE DE SPOILERS!
     Este libro es magia, sueños y locura, leyéndolo te sientes parte de los hilos que entretejen la historia, parte de la vida de los personajes. Sufres, sientes, vives… crees en la novela como algo real, no una historia sin más, con vidas atrapadas entre sus palabras y diálogos. El lector es Blue, es Ronan, es Gansey, es Adam… incluso eres Sierra.

     La trama es cada vez más trepidante, hasta el punto de no recordar el momento en el que todo se está yendo de la línea inicial y ha pasado por cien caminos distintos, cruzando caminos pedregosos, tocados, hundidos, vueltos a seguir… Durmientes entremezclados con vivos, historias sin terminar de contar, personajes que se pasean por las páginas como si cada una de las líneas fuesen suyas.

     Tanta acción, intriga y sorpresas que te deja sin aliento y, antes de que consigas analizar lo sucedido, la trama vuelve a tropezar y a convertirse todo en un nuevo terremoto con nuevos descubrimientos, atrapándote en una espiral de asombro de la que es imposible salir, al igual que es imposible salir de la historia, una vez entras, es como si ya fueras parte de su mundo, como si sintieras las líneas ley bajo tus pies y puedas adentrarte en un bosque donde todo lo que tu imaginación te permite puede ser realidad, donde tus pensamientos son escuchados y pueden aparecer frente a ti sin más.

     No todos los personajes son iguales, todos son completamente distintos y justo ahí es donde te ganan, en cada personalidad, en cada rasgo que destaca y que te hace quererlos a cada página más. Aun creyendo que los conoces llega el momento en el que sus mundos y el tuyo vuelven a temblar y nada en lo que antes creías tiene sentido ya. Los momentos se vuelven una amalgama sinsentido y que, a cada instante que crees entenderlo, la marea se hace aún más espesa.

     Y todo ello, junto con todos sus detalles, llega al momento en el que el desenlace se descarrila por completo y es necesario seguir atado con la cordura para poder seguir con la siguiente parte de la historia, El rey cuervo, aquella que esperas que contenga todas aquellas respuestas que el resto han ido anidando en tu mente.
Con esto, El tercer durmiente es la tercera parte de una saga que te envuelve entre sus páginas y junto a sus personajes, te hechiza con sus palabras para hacerte creer todo lo que la autora quiere y finalmente, el toque de gracia llega cuando sabes que no vas a poder seguir siendo normal cuando termines la saga.
Os quiere,

miércoles, 27 de febrero de 2019

Reseña Destrózame y Libérame

Destrózame/
Libérame
(Tahereh Mafi)
 Oz editorial
 Rústica con solapas
 336/360 páginas
 17,90€

 Sinopsis: Juliette no ha tocado a nadie desde hace exactamente 264 días. La última vez que lo hizo, ocurrió un accidente. Ahora está encerrada acusada de asesinato y vigilada por un gobierno dictatorial: el Restablecimiento.
Escapar es impensable hasta que Adam entra en la celda de Juliette. Su encuentro es la chispa que enciende una esperanza de libertad, pero Warner, el hijo del líder del gobierno, tiene otros planes para Juliette. Su obsesión por la joven alcanza límites insospechados, y por mucho que ella se esfuerce en odiarle, descubre que no es tan fácil. Juliette tendrá que decidir si convertirse en el arma de Warner o unirse a la revolución.
Opinión personal:
     Cuando la prosa de una autora te atrapa de tal manera que buceas entre sus metáforas es imposible no enamorarse de todo lo que escriba.

     Como leí ambos libros seguidos no estoy segura de qué opiné de ambos por separado, así que he decidido hacer una opinión conjunta de ambas obras, destacando algunos detalles pertenecientes a cada una de las partes concretas, obviamente, sin spoilers de ninguna de ellas.

     En primer lugar, no puedo no resaltar la pluma de Tahereh Mafi, desearía derretirme en ella y envolverme con sus palabras como si fuese una cálida manta: he leído prosas bonitas, pero esto es incomparable, ¡especialmente en una distopía! Leer escenas de acción decoradas con unas frases tan suaves que resbalan en la mente del lector me parece algo increíble y no puedo más que repetir que me he enamorado por completo de cómo escribe esta mujer, si pudiera, creo que hasta leería su lista de la compra y moriría de amor entre frutas, pastas y verduras.

     Juliette es una protagonista muy fuerte, con un carácter inquebrantable y los pies en la tierra, sueña cuando puede, piensa que a lo mejor no todo está tan perdido y mantiene la esperanza de que, de alguna manera, todo podrá salvarse, que el sol puede salir aunque las nubes grises oscurezcan cada uno de sus días. El tema de sus poderes me parece una idea formidable, especialmente al ver cómo se va desenvolviendo con ellas, desde un principio en el que apenas conocemos nada de ella y de cómo funcionan su piel «mata-todo-lo-que-toca» hasta que poco a poco nos introduce en historias de su pasado, de cómo se desenvuelve en el presente, de cómo sufre ella misma con su “don” y de qué manera intenta comprenderse a sí misma a pesar de que parezca algo imposible de conseguir.
Lo bastante hermosa como para atraer a su presa, dijo.
Lo bastante fuerte como para retenerlo y destruirlo, dijo.
Lo bastante venenosa como para digerir a sus víctimas cuando la carne entra en contacto.
     Adam es otro personaje que cobra bastante importancia en la novela, en el primer libro me convenció bastante más que en el segundo, su carácter amable y adorable me podía demasiado, me hacía encariñarme de su forma de ser, aunque pudiera calificarlo como el contario de Juliette, su personalidad, aunque con el rasgo de la firmeza, no tiene ni punto de comparación con la formidable dureza de la verdadera protagonista, es como si ambos se complementasen en lo que no tuviera el otro, pero a pesar de ser tan genial y para algunos ser el mejor, siempre he sido de los personajes masculinos más “malos” y Warner en el segundo libro me conquista y le da la verdadera chispa que necesitaba mi corazón al leer esta saga.

     Destrózame contiene a un Warner villano, no de esos que se queda en un “medio-malo”, qué va, quizás no por completo pero casi se le podría calificar en el primer libro como el antihéroe de la trama, siempre confabulando, consiguiendo aquello que quiere a pesar de los obstáculos, llegué hasta a odiarlo por su forma de ser: tan metomentodo, tan si lo quiero lo voy a tener, pero entonces llega Libérame, historias de quién es, de cómo es y aquí la servidora solo de pensar en él se vuelve una tonta adolescente que sonríe cual estúpida al murmurar siquiera su nombre —creo que debería dejar de cogerles tanto “cariño” a los personajes “malotes” de los libros, pierdo más neuronas de las que necesito—. No puedo negar que su esencia de “personaje-malo” prosigue en uno y otro libro, pero el caso es conocerle, saber quién es y advertir por qué actúa de una determinada manera.

     La trama de ambos libros es muy, muy enganchadiza, apenas empiezas a leer no quieres parar, las páginas se ríen de ti conforme las pasas con velocidad, deseas embeberte de su historia, de vivir en ella y a la vez temer con todos los demás personajes, de conocer más y con el corazón en un puño por el qué pasará y cómo pasará. Destrózame podría dividirse en dos partes: una primera cargada de sentimientos, emociones, palabras desgarradoras que se convierten en puñales del sufrimiento, pero luego se producen giros, sucesos que cambian los escenarios, que cambian a la propia protagonista y agregan o arrebatan la ilusión a Juliette, no contiene mucha acción y la mayor parte de ésta se concentra en el final, pero en breves toques condensados podemos encontrar cortos momentos de acción.
Pasan los segundos, invaden la habitación de golpe y quiero aplastarlos, quiero cogerlos y metérmelos en los bolsillos lo bastante como para parar el tiempo.
     Libérame sí que vive de la acción y de giros en la trama, tales que provocan que el corazón pegue vuelcos de tres metros en tu pecho, que te hacen chillar de frustración o volverte loco respecto de lo que ha escupido un personaje; todo es una vorágine de acontecimientos alucinantes que no dejarán al lector tranquilo: respirar está sobrevalorado con Libérame.

     El romance formado es… cómo decirlo… extraño. En el primer libro todo es dulce, ligeras pinceladas en algunos momentos, escenas que derriten tu corazón y dibujan sonrisas en los labios, pero básicamente es gracias a que no hay tanta acción que da cabida a la creación de una historia de amor, pero con el final de Destrózame el romance se convierte en drama puro, no voy a soltar nada ni acercarme a tierras movedizas porque ya ha pasado bastante desde que me leí los libros y no quiero irme de la lengua, solo mencionaré que hay diálogos de telenovela, con todas sus exclamaciones dramáticas, sus “nos” y sus “por qués”; parece que a la autora le va eso del sufrimiento.
     Ambos desenlaces son brutales, descolocan todos tus esquemas y las ganas de más alargan sus patitas para pedirte que sigas con el próximo libro, te embarques en su historia y no dejes que nunca se acabe; ahora que está publicado el tercer y último libro de la trilogía: Enciéndeme, no puedo esperar para hincarle el diente, espero que Tahereh Mafi haya sido benevolente —mentira, ni siquiera me hago ilusiones.
     Hay novelas que atrapan por su historia, hay sagas que enganchan por su acción, las hay que lo hacen por su prosa… pero es que Destrózame lo tiene todo: te atrapa, te hechiza con su prosa, juega con tus sentimientos y te hace vivir lo que sucede entre sus páginas. ¿Ya te has dejado embaucar por el letal tacto de Juliette?