sábado, 1 de agosto de 2020

Reseña | El sótano

El sótano (Natasha Preston)
Crossbooks · Rústica con solapas · 368 páginas · 15,95€

Sinopsis: Si entras, te atrapará.
Tienes que conocerle para escapar de él.
Cuatro chicas encerradas por un secuestrador. Ellas son sus flores, sus perfectas y puras flores. Pero ¿cuánto tiempo podrán sobrevivir dentro del sótano?







Opinión personal:

Summer sale de fiesta una noche, como había hecho otras tantas veces anteriormente en las que nunca había tenido ningún problema, pero en un momento dado tiene que ir en la búsqueda de una de sus amigas, la amiga aparece, pero ella nunca llega a descubrirlo porque un hombre la secuestra y la lleva a su sótano, donde ya hay tres chicas más y cuatro jarrones con flores. A pesar de que ella se niegue, pasa de ser Summer a llamarse Lily y, desde ese momento, se convierte en una más de sus flores.

No suelo disfrutar lo suficiente de los thrillers protagonizados por adolescentes, pero había visto demasiadas buenas críticas para poder dejarlo pasar sin más; en este caso, aunque me esperaba una historia sencilla y bastante más superficial que otras novelas de misterio de ambiente más sombrío, entre sus páginas he visto escenas crudas y oscuras con las que, a pesar de todo, no han conseguido que este thriller juvenil me haya terminado de conquistar.

La novela se divide en distintos puntos de vista e incluso viaja entre los recuerdos del pasado y la historia que sucede en el presente, lo cual hace que el ritmo sea bastante más ágil y menos denso. Por una parte, se puede ver cómo sufre Sum encerrada en el sótano, cómo su personalidad, aunque nunca deja de ser valiente y feroz, buscando formas de poder salir de ahí al contrario que sus compañeras que han acabado por resignarse con los años, se va difuminando con el cansancio de seguir en las mismas, sin encontrar una verdadera posibilidad de escapar. Todo ello se entremezcla a su vez con los pensamientos acerca de lo que realmente debería haber valorado cuando era libre: como la calidez de su hogar, la familia, poder tener su propia libertad sin acatar las órdenes de un psicópata maniántico… Todo ello hace evolucionar a la protagonista a cada semana que sigue encerrada y, en cierta manera, eso ha sido un aspecto bastante positivo.

En contraparte, apenas se la puede conocer realmente como personaje, fuera de sus miedos, lo poco que muestran las escenas del pasado son recuerdos en los que pasaba tiempo con su novio, con sus amigos o su familia, se muestran a personajes que apenas se conocen realmente, solo son pinceladas en el lienzo de su vida pasada, y más bien lo he entendido como una forma que tiene el lector de viajar a los recuerdos de cuando ella era libre y podía aprovechar todo su tiempo con las personas queridas que tenía a su alrededor.

Por otra parte, también se puede seguir la investigación desde el punto de vista de su novio, Lewis, en estos capítulos me parecía muy bonito cómo, a pesar de que el tiempo parecía ir en su contra y las esperanzas podían hacerse más pequeñitas a cada día que no la encontraba, tanto él como la familia de Summer seguían en su búsqueda, esforzándose día a día para poder volver a verla.

Visto en Pinterest
Y, por último, el punto de vista del secuestrador, Clover. Aquí he tenido sentimientos encontrados, porque la autora trata de contarnos su historia, de cómo fue su infancia y lo que le lleva a ser así en la actualidad, pero hay detalles que aún así se le escapa explicar. Obviamente es imposible comprender la mente de un psicópata, todo lo que hace y la manera que actúa con las chicas es del todo imperdonable e incomprensible, pero hay detalles que sí que tienen una raíz que motiva que actúe de esa manera determinada. Aspectos como la razón de por qué ha secuestrado a esas chicas se deja entrever, pero no por qué son sus flores y es algo que me ha frustrado porque desde el inicio él les arranca sus nombres reales para convertirlas en sus flores y ese aspecto ha quedado bastante vacío; como también me ha chirriado el detalle en relación a por qué había elegido a Summer, la vida de ella es distinta a la de las otras chicas y eso le causa problemas porque la investigación no se detiene en ningún momento.

La trama en sí engancha bastante, hay algunas partes que quizás se hacen un poco repetitivas porque la vida de las chicas sigue una rutina constante, dentro de las manías que tiene Clover y que debían cumplirse a rajatabla, pero también está cargado de acción, drama y tensión. Como he comentado antes, tiene escenas bastante crudas que me han puesto lo pelos de punta, pero es como esa macabra sensación de leer algo espeluznante y no poder dejar de leerlo porque te tiene totalmente atrapado.

Dentro del mismo argumento que he mencionado al principio en esta clase de novelas: la poca profundidad en los personajes, me apena mucho lo poco que se indaga en las otras chicas y a la vez me parece irónico porque, por medio de los recuerdos de Clover, se pueden conocer sus historias, pero quedan lagunas de por qué se han resignado de tal manera, de por qué no intentan huir o salvarse, de por qué tratan de convencer a Summer a que haga lo mismo. Me hubiese gustado que la autora les hubiese dado más importancia.

Por último, el desenlace tampoco me ha terminado de convencer, diversas casualidades y conciencias en la investigación hacen que se descubran detalles y se tiren de los hilos correctos para finalmente dar un final bastante predecible y demasiado sencillo.

En conclusión, El sótano es un thriller juvenil que, aunque tenga algunas escenas oscuras, lo considero bastante light para lo que suele haber en el género. No he conseguido sentir a los personajes de manera cercana porque apenas se profundiza en ellos, pero la historia es bastante entretenida y engancha.

sábado, 25 de julio de 2020

Top | Libros bonitos, pero poco conocidos

¡Hola! ¿Cómo lleváis el verano? :)

Llevo varias semanas queriendo hacer esta entrada, pero a la vez me ha sido complicado decidirme por unos pocos libros que considero que son maravillas literarias, pero a la vez siento que no se les ha dado el suficiente reconocimiento. Algunas a lo mejor son más conocidas de lo que yo he pensado al incluirlas en la lista, pero es que no he visto tantas opiniones o no he visto a la suficiente gente que haya hablado sin más sobre estas obras, así que ahí van los libros que merecen un poquito más de atención por lo preciosas que son las historias que albergan sus páginas.

Memorias de un amigo imaginario | [Matthew Dicks]

Este libro ya desde el inicio rebosa originalidad: Budo, su protagonista, es un amigo imaginario y toda la historia se ve desde su punto de vista, de cómo fluye la relación con su único amigo, y el único que le puede ver, Max, de las peculiaridades del niño, de cómo lo tratan los adultos y no lo comprenden.

Aunque no se menciona en ningún momento de manera específica, por el desconocimiento de su peculiar protagonista, Max tiene autismo, y considero que el autor lo refleja en la novela de una manera delicada y correcta, haciendo que lo comprenda el lector y también los personajes que rodean al niño.

Tiene ciertas dosis de drama y otras dosis de escenas bonitas, es tierno, dulce, triste y divertido, todo ello a partes iguales y hace que el corazón te explote de las emociones. Habla de la amistad y de la importancia de la familia, de hacerse mayor y crecer. A pesar de que leí este libro hace varios años y no recuerdo mucho los detalles, es un libro del que aún guardo sus enseñanzas y personajes con mucho cariño.

El baile de las luciérnagas | [Kristin Hannah]

Aunque no puedo negar que la autora sí que es conocida, especialmente por su archiconocida novela «El ruiseñor», creo que este ha quedado un poco relegado y me da mucha pena, porque al abrir este libro es como si todas las emociones salieran en tropel de tu pecho y se pusieran a bailar sobre las páginas junto con sus dos protagonistas, y te duelen, y te enternecen, y te hacen soltar alguna carcajada.

El libro está dividido en tres décadas, la vida de dos amigas que se conocen por casualidad pero se hacen inseparables. Creo que nunca he leído un libro cuyo tema principal sea solo la amistad y considero que en este ha sido tratado en todas sus facetas: se ve desde su inicio, cuando Tully y Kate son apenas dos adolescentes que se ven unidas por un vínculo del que no pueden huir, y sigue avanzando cuando llegan a su etapa universitaria y se convierten en adultas.

Se puede ver cómo estas dos amigas evolucionan, cómo avanzan en la vida, cómo cada una tiene su camino, cómo discuten, se reconcilian, incluso en ocasiones se odian, sienten celos, se vuelven a reencontrar, viven sus vidas entrelazadas, fallan, cometen errores y se equivocan, pero siguen adelante, juntas.

Las carreras de Escorpio | [Maggie Stiefvater]


Maggie Stiefvater también es una autora bastante conocida, por su saga de «Los lobos de Mercy Fall» y después con «The raven boys», pero me entristece que esta novela autoconclusiva haya tenido su momento de fulgor cuando salió a la venta y con el tiempo haya acabado por pasar desapercibido entre el resto de sus obras.

Es una historia tan peculiar y especial que realmente ni siquiera puedo hacer un pequeño resumen de la trama: es océano, es caballos y es magia. Es comprenderse, es descubrirse y es conocer lo que el alma quiere. La novela apenas tiene acción, pero engancha, engancha muchísimo ver cómo avanzan Puck y Sean –sus protagonistas–, ver cómo se convierten en una piedra de apoyo el uno para el otro aunque no se den cuenta, ver cómo crecen como personas, cómo enfrentan sus miedos y cómo deciden vivir.

Todo ello se convierte en mágico gracias a la pluma de Maggie, aunque la fantasía sea suave y apenas se entremezclen criaturas mitológicas, y convierte a los personajes en reales, de manera que se clavan en el interior del lector y juegan con los diferentes matices de gris.

Siempre será diciembre | [Wendy Davies]

Este libro está hecho de mentiras, de las mentiras con las que se ha creado su propia vida Samantha Flynn desde que murió su hermano, es dejar de conocerse a uno mismo porque queda entrelazado entre la confusión de lo que se cree ser y lo que se debería ser, entre los secretos viejos y los nuevos.

Este libro es complicado y duro y también es gris, pero también es precioso dentro de su propia crueldad, aunque parezca extraño decirlo. Esta novela te hablará de que el dolor no es tan fácil de superar, que los días no pintan nada cuando te dicen que el tiempo lo cura todo, no cuando las horas se consumen en una única realidad y la luz del día o la oscuridad de la noche se combinan para crear un único agujero del que es imposible salir.

Este libro es vivir con los personajes, crecer con ellos, madurar, es mantener el corazón en un puño y ahogarse con el nudo que se crea en tu garganta. Consiste en ver la vida, observarla desde otras circunstancias, es comprender que las mentiras pueden aplastarte en algún momento, que los secretos pueden carcomer tus cimientos y comprender la necesidad de los sueños, de dejarlos vivir y volar.

La luna en la puerta | [Andrea Tomé]


Este libro también habla de la muerte y de cómo sufren los que quedan detrás cuando alguien se va, pero lo hace con el punto de vista del suicidio, de cómo las personas que quedan se preguntan una y mil veces qué es lo que ha podido ir mal y cómo podrían haberlo arreglado si se hubiesen dado cuenta a tiempo.

En sus páginas se encuentran muchos temas muy importantes: la vida en los barrios marginales –he visto que la propia autora comentó que había vivido en un barrio marginal, así que supongo que estará tratado de una manera bastante realista–, la amistad y de cómo tener personas importantes en la vida de alguien te hace más fuerte ante las adversidades o se convierten en un lugar en el que cobijarse cuando la realidad comienza a doler demasiado, habla de la salud mental y de la importancia de cuidarla, también habla de arte como una vía de escape ante la realidad que rodea a la protagonista.

Andrea Tomé tiene una forma de escribir un poco peculiar, es fría y distante, pero a la vez, irónicamente, consigue que se pueda conocer mucho mejor a los personajes, a lo que les rodea y cómo lo viven todo.

–––––––––––––––––––––––––––––
Tras escribir esta entrada me he dado cuenta de que me chifla el drama, cuando realmente en las películas suelo rehuir de él, pero en estas historias están tan bien tratados los temas que se reflejan en sus páginas, se aprende tanto con cada uno de los autores... que me han marcado, me han hecho daño, pero se han quedado a vivir en mi interior con sus zarpitas enganchadas en mi corazón.

¿Habéis leído alguno de ellos? ¿Alguno que os haya llamado la atención? ¿Qué libro habéis leído que consideráis que debería tener más reconocimiento? :)

viernes, 17 de julio de 2020

Reseña | Jane Eyre

Jane Eyre (Charlotte Brontë)
Alianza Editorial · Tapa dura · 656 páginas · 12,95€

Sinopsis: Dueña de un singular temperamento desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela Lowood, Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall para educar a la hija de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.





Opinión personal:
Jane es un personaje maravilloso y en este libro ella misma nos relata su ficticia vida desde los diez años. Todo empieza con pequeños detalles, primero, el lector curiosea los años en los que sobrevivía bajo la custodia de la mujer de su tío, de vislumbrar la tensa relación que tenía con ésta y con sus primos, de cómo no querían hacerla parte de su familia, de cómo siempre sobraba. A los pocos capítulos, el lector vive con la protagonista sus años en el orfanato de Lowood, de la crueldad con la que actuaba su dueño y de conocer la preciosa amistad que Jane encuentra entre sus muros. Para proceder, bastante más tarde, a conocer la mansión de Thornfield y sus curiosos habitantes.

Fotograma adaptación cinematográfica de 2011
Realmente estoy un poco sin palabras con este clásico, ¡no esperaba que lo fuera a disfrutar tantísimo! No puedo evitar destacar en primer lugar la pluma de Charlotte Brontë, inicié su lectura con la idea de que sería una lectura densa, con párrafos de narración con los que acabaría tropezando y cuyas páginas me pedirían que las racionara diariamente, pero… nada más lejos de la realidad. Dentro de los márgenes de que la pluma de los autores de hace varios siglos puede hacerse pesada, la he considerado ágil, los párrafos de descripción me han resultado interesantísimos para poder mirar a través de los ojos de la protagonista lo que la rodeaba y me parece que la cantidad de diálogo es mayor que en otros clásicos, gracias a lo cual la novela fluye con más facilidad. Hay un personaje propenso a ser un completo drama y sus diálogos quizás eran un poco largos y enrevesados, pero no los he sentido innecesarios ni demasiado pesados, han dado el toque perfecto a su personalidad. La novela se relata como un cuento, como si la propia Jane Eyre se sentara a tu lado y te contara retazos relevantes de su vida mientras tomáis té juntas, incluso hay alusiones directas al “lector” y me ha gustado mucho esa sensación tan agradable y acogedora al leer esta historia.

Otro aspecto que me ha encantado es el poderío de Jane Eyre, obviamente hay ciertos detalles que chirrían con el punto de vista que tenemos actualmente, pero la protagonista sabe lo que quiere: ser libre, ser una persona completa y casarse solo por amor, no por percibir dinero de parte de su hipotético marido. Es decir, no sé si me explico, pero la finalidad de la vida de Jane no es encontrar un buen partido y casarse, sino ser ella misma, ser independiente económicamente, trabajar en algo que quiere y, si resulta que conoce a la persona indicada, casarse por amor y que juntos conformen el doscientos por cien, siendo cada uno una persona entera que no tiene que completarse con nadie más que consigo mismo.

La vida de Jane Eyre está dividida en varias partes, pero me centraré solo en dos de ellas para que, si aún no lo habéis leído, os dejéis mecer por la vida de Jane sin conocer de antemano más de lo necesario. La vida en Lowood es dura, la autora usa las palabras de la mejor manera posible para encerrarnos dentro de sus paredes junto con la protagonista, de poder mirar directamente a los ojos de cada profesora, de sentir el cariño de las dulces y la crueldad de las ariscas, de sufrir el invierno y las tristes comidas… pero, lo más importante, de conocer un personaje en cuya vida se cuela Jane y conforman una amistad muy bonita. Las escenas de ambas en el orfanato me han encantado, especialmente por el contraste en la personalidad de ambas y de cómo acaban por complementarse en cierta manera.

Y la vida en Thornfield… esa sí que está cargada de historias, de momentos de drama, de poder ir conociendo poco a poco al excéntrico señor Rochester, de ver cómo Jane demuestra, tanto al resto de personajes como al propio lector, que no piensa ser una señorita como se supone que debe ser en la época victoriana, sino que tiene la lengua afilada y no dudará en discrepar si no está de acuerdo. Con Rochester he tenido una sensación de amor-odio, es un personaje muy repelente, muy borde y contestón, pero como que llega un momento en el que, sin darte cuenta, se ha colado en tu corazón. En ocasiones he pasado de detestarle a reírme por sus ocurrencias y sus dramas, su poca paciencia y su mal humor, todo en conjunto crea a un personaje muy peculiar y extraño, pero lo mejor es ver cómo se desenvuelve con Jane; de ver cómo reacciona cada vez que ella le paga con la misma moneda, sin perder la compostura, pero sin ser una señorita de modales refinados, es sencillamente Jane Eyre, una joven con sus defectos y sus virtudes, los cuales conoce muy bien y sabe cómo usar con la gente.

Este libro tiene de todo: cierto grado de drama que no resulta un caos, sino que le aporta humanidad a los personajes y realismo a la historia, que hace que el lector esté en tensión por lo que pueda pasar después; algunas pinceladas de humor, por la acidez en la relación de la protagonista con el señor Rochester; un poquito de crueldad, porque la vida de Jane no es fácil, ya desde la primera página el corazón se encoge por cómo la trataba su familia, lo justo y necesario para estrujarte los sentimientos y hacerlos revolotear con sus trozos puntiagudos listos para arañar; y… algunos otros detalles que prefiero dejar encerrados en sus páginas para ser descubiertos.

Siento como que apenas he aportado nada con toda la reseña, pero… es que se trata de un libro que habla de la vida de su protagonista, son treinta años en los que se deslizan nuevos personajes mientras otros salen, sucesos que es mejor conocer uno mismo, de adentrarse en esta novela con los ojos cerrados para que la protagonista te sorprenda con su personalidad, de llevarse una sorpresa por la agilidad de su lectura, de indagar en la trama de su vida y beberse las páginas como si el libro fuera agua en un desierto. No sé, yo la he sentido muy especial, estoy segura de que acabaré por releer esta novela en unos años y mucho más segura de que voy a leer los demás que publicó Charlotte Brontë porque he quedado hechizada por su pluma, con su sencillez y su arte al escribir.

En conclusión, he quedado totalmente prendada con la vida y la personalidad tan arrolladora de Jane Eyre, me he sentido como un espectador escondido entre las líneas de su vida, sintiendo los sucesos que pasan por su vida, deseando conocer más a sus personajes secundarios, de conocer sus siguientes actuaciones… Básicamente, he quedado maravillada por esta autora y este libro.


sábado, 11 de julio de 2020

Reseña | Schizein, la ciudad donde ya no sale el sol


Schizein y la ciudad donde ya no sale el sol (Gema Vadillo)
Crossbooks · Rústica con solapas · 480 páginas · 14,95€


Sinopsis: Desde que mis vecinos tuvieron aquel accidente no soy la misma. Cuando aún salía el sol me pasaba las tardes con mi cámara de fotos, pero ahora todo ha cambiado. No puedo dormir, y tengo visitas recurrentes al borde de mi cama de la criatura de cuernos de humo negro. Hay un anciano en mis sueños que me dice que marche hacia la catedral, y que si la encuentro seré capaz de salir del bucle en el que me he visto atrapada durante tantos meses... pero solo tengo a Luca, y no hay ni rastro del sol en el cielo.

Opinión personal:
La vida en Luft es una línea monótona y constante, sin demasiados cambios, sin demasiadas sorpresas, hasta que un día Denisse y su amigo Luca presencian un accidente automovilístico en el que se ve envuelta una de sus vecinas, curiosamente, una de la cual Denisse nunca se había percatado, pero cuya muerte parece afectarla demasiado. Especialmente, desde el momento en el que empieza a escuchar música desde la ventana de la muerta, o cuando conoce a un chico en el hospital cuya cara desconoce, pero los dibujos que sus manos crean parecen conocerlo, o la constante sombra de tres metros que lleva con ella desde que tiene uso de la razón… Todo ello comienza a volver su tranquila vida en una vorágine de confusión y en una necesidad de buscar un sentido a algo que parece carecer de ello.

Dibujo de la autora
Bosque, miedos, figuras inhumanas hechas de humo, oscuridad, personajes realmente peculiares y una confusión constante es lo que me he encontrado en esta historia. Me daba curiosidad conocer esta novela, porque hará un par de años seguía el canal de youtube de la autora y me gustaba su contenido, aunque no podía negar que no me inspiraba mucha confianza porque… todos sabemos las razones por las que publican a los personajes públicos: el marketing ya está hecho y es seguro que va a haber ventas. Pero teniendo en cuenta el estilo de sus vídeos y los posteriores booktrailes que hizo sobre esta historia, me seguía llamando poderosamente la atención, pero no me atrevía a gastar dinero en él, hasta que me topé con su audiolibro en Storytel y pensé que era la mejor oportunidad para conocer esta historia sin arrepentirme después.

A rasgos generales, no puedo decir que esta novela me haya disgustado, sus primeros capítulos son una sucesión de acción y drama a partes iguales, de muchas dudas y de historias que comienzan pero solo acaban por sembrar aún más confusión. Se presentan personajes que se ven envueltos en sombras —algunos de manera literal, otros de manera figurada—; el ambiente sombrío que rodeaba a la historia me tenía bastante ganada, pero es un aspecto al que no puedo dar objetividad —dentro de los márgenes de que esto es una opinión personal y todo en ellas siempre acaba por ser subjetivo— porque, si una novela tiene bosques y una trama oscura, yo ya estoy dentro. Poco a poco, todo va ganando aún más enredos, sucesos que no comprende ni el lector ni los protagonistas, se cuecen romances que, para ser sincera, no les he visto el sentido porque, más que aportar algo a la trama, lo que hacen es tropezar constantemente en la “investigación”. Que esa es otra, Den y Luca se convierten en “detectives” para tratar de entender qué es lo que sucede con la casa de los vecinos muertos, por qué se escucha un violín con canciones que tocaba la difunta, por qué a veces parecen vislumbrar entre las cortinas la sombra de una persona… y, en vez de ir a la policía o preguntar a otros vecinos si no lo escuchan también, no, se ponen a investigarlo por su propia cuenta por… realmente no aportan razones ni ellos mismos, es como si se tomasen su muerte de un modo muy personal pero realmente nunca tuvieron una relación ni apenas contacto con la muerta —cuando estaba viva, claro, que el libro me pone macabra incluso en la redacción de la reseña—.

Así que en estas circunstancias me encontraba yo leyendo este libro: a ratos sin entender por qué los personajes actuaban de maneras tan erráticas y, en otras, enganchada a la oscuridad e intriga que se entreveía en la trama. Pero uno de los aspectos que no puedo evitar destacar con mucho pesar son los protagonistas, como la historia tiene ese ambiente sombrío la autora trata de hacer lo mismo con la personalidad de los personajes, pero en ningún momento he llegado a sentir empatía por ellos, de conocerlos realmente, Den y Luca tienen una relación MUY extraña, él es un encanto que siempre está para ella, mientras que Denisse se deja llevar sin contar sus problemas o contándolos a medias; se supone que se consideran como hermanos, pero en el momento que él tiene pareja a Den le carcomen los celos y el odio por la pobre chica que no ha hecho nada… Además de Alan, un chico que, la primera vez que conoce a Denisse a través de la puerta de un baño, me pareció un personaje que podría dar mucho de sí, pero realmente queda bastante desperdiciado, solo crea controversias entre los amigos y en la propia protagonista, su aporte a su vida es como una sombra oscura que se cierne en su vida, no como algo tóxico, sino como un ente que podría evaporarse con solo soplar sobre él, con una personalidad muy vacía.

Por otra parte, no puedo negar que la pluma de Gema es ágil e incluso podría admitir que bonita, tiene algunas frases o términos que consideraba un poco repetitivos, pero también me he encontrado con frases poéticas que me han parecido muy acorde con la historia y su atmósfera.

Parte del Booktrailer hecho por la autora
Ahora bien, a pesar de sus más y sus menos, llega un punto en el que la ciudad donde ya no sale el sol me ha rgeoresultado un poco monótona y repetitiva, se sucede una escena detrás de otra sin aportar mucho sentido ni conectarse con el hilo argumental, por una parte, es algo acorde con lo que les sucede a los personajes, pero por otra creo que se ha terminado por alargar demasiado ese hilo del que deben tirar los personajes para llegar finalmente al desenlace y, debo añadir, que lo que más me ha ayudado a seguir con la lectura ha sido la narradora del audiolibro, su voz es justo lo que necesitaba esta historia, con un toque tenebroso, con un ritmo pausado aunque aumentara la velocidad de la narración y la manera que ha dado voz a cada uno de los personajes me ha resultado perfecta.

En fin, por último, dos últimos detalles: el desenlace me ha sabido a poco, además de que se veía desde años luz cómo se iba a desenvolver, además de que, para mí, las respuestas se han dado de una manera demasiado apresurada; y no sigo porque el terreno de spoilers es muy resbaladizo en esta historia. Y no puedo ir sin destacar las constantes libertades que se ha tomado la autora para tratar temas legales y en relación con la psicología, entre que los policías hacían caso o no cuando les daba la gana, que las pruebas son inexistentes o todo se lo creían de palabra… y el poco tacto con el que se hace referencia a enfermedades como la esquizofrenia o la depresión me han sabido muy mal.

En conclusión, no puedo decir que Schizein sea una mala novela, tiene sus más y sus menos, se nota que es la primera novela que escribe la autora y que hay detalles que se podrían haber pulido mucho mejor, pero consigue crear un ambiente de intriga y oscuridad bastante interesante, aunque su desenlace acabe por ser bastante predecible.

–––––––––––––––––––––––––––––
¿Lo conocíais? ¿Os llama la atención?

domingo, 5 de julio de 2020

Book Tag | Mitad de año 2020

¡Hola! ¿Cómo estáis? :)

He visto este tag en varias cuentas y, como me ha parecido muy guay como resumen de lecturas, me he visto en la necesidad de hacerlo yo también, especialmente porque como he vuelto hace unos poquitos meses al blog hay muchas lecturas de las que no os he hablado por aquí y así tengo excusa para comentaros algunas cositas sobre ellos.

Me he tomado un poco la libertad al hacerlo, porque las dos primeras preguntas las he visto en un blog de habla inglesa, Paper Fury, y como me encanta hacer este tipo de comparativas y perder el tiempo haciendo gráficas pues básicamente lo he tenido que meter jajaja.

¿Cuánto he leído?

Todos los años me propongo el mismo número de libros en el reto y llevo desde el 2013 sin cumplirlo, no es algo con lo que me frustre porque sé que hay épocas en las que puedo leer más y otras menos, cosa que no indica que disfrute menos o más de mis lecturas. Quizás me gustaría poder leer más porque mi lista de pendientes en vez de decrecer, aumenta, pero creo que es un problema que se va a quedar para siempre y tengo asumido que no voy a poder terminarme toooodos los libros que llevo acumulando desde hace años... ais.
En fin, el caso es que este año, debido a las raras circunstancias que nos han envuelto, he podido tener más tiempo para dedicar a la lectura y, aunque aun quede otro largo medio año en el que puede pasar cualquier cosa, parece que voy más cerca de cumplir mi siempre constante objetivo.

¿Qué he leído?

Normalmente los géneros que más suelo consumir son la fantasía y los libros contemporáneos, aunque este año he tratado de variar un poquito más introduciéndome un poco más en los clásicos (que he metido como ficción histórica porque confusa me hallo de cómo clasificarlos) e innovado con la ciencia ficción, aunque me ha abrumado un poco.
En thrillers me he quedado corta, aunque es un género que suele gustarme mucho... pero lo peor es que pensaba que era un libro de terror que al final no me dio miedo y tuve que encuadrarlo como "suspense", a ver si me pongo las pilas para el resto del año con este tipo de lecturas.


Por otra parte, he tenido una mayoría de lecturas que consideraría como "normalillas", sin poder considerarlas como muy malas, pero tampoco que me hayan resultado nada más que entretenidas. Mi problema es que, si me tengo que decantar por una lectura que pienso que puedo disfrutar muchísimo y otra que es de un género que no me suele convencer o de la cual no he visto opiniones muy buenas... escojo la segunda opción. La razón es tan absurda como que siento que si leo una novela bonita luego no voy a poder volver a leerla de nuevas y sentirla de igual manera, ¿es una razón sin ningún sentido y absurda hasta decir basta? Pues sí, pero parece que ya no puedo deshacerme de ella porque se ha anclado a mí... Espero que la segunda mitad del año me arriesgue a leer más libros que quiero.

Mejor lectura

He tenido muy poquitas lecturas maravillosas durante estos primeros seis meses, si además se tiene en cuenta que tres de ellas han sido relecturas, la cosa se acaba por quedar en solo dos libros, pero, para no repetir, he decidido dejar la otra lectura de cinco estrellas como contestación a otra pregunta.
Ahora bien, Beatriz Esteban es una autora nacional que me encanta por la manera que tiene de tratar sus historias, del mimo que pone en la creación de cada uno de sus personajes y de cómo sus tramas acaban por romperme en mil pedacitos. No podría decir que «Las voces del lago» es de los mejores libros que ha escrito, pero sí que ha sido de mis mejores lecturas de lo que llevo de año: este libro es como zambullirse en el mar profundo, sabes que puede hacerte daño, pero no puedes evitar que la curiosidad te haga seguir bajando cada vez más, aunque tus pulmones no puedan más porque sus palabras son como el agua que te ahoga sin remedio y, cuando te quieres dar cuenta, ya no hay vuelta atrás; pero, esas mismas palabras, también consiguen curarte, se convierten en el aire que tanto ansiabas y que te demuestra que, aunque todo pareciera perdido, la esperanza siempre ha permanecido a tu lado.

Mejor continuación

En verdad esta ha sido la única continuación de trilogía/saga que he leído (bueno, sí, tengo también los libros de Los juegos del hambre, pero es que por mí los metería en todos los apartados, menos en el de decepción, pero siendo relectura quiero dejarlos al margen y dejar fluir otras historias jajaja). A finales del año pasado hice una relectura de «Sombra y hueso» y «Asedio y tormenta» —relectura que más bien parecía una primera vez, porque no recordaba absolutamente nada, detalle totalmente irrelevante, lo sé— y tenía en mente dar por terminada esta trilogía sin muchas ganas, pero oh, al final me acabé por llevar una muy grata sorpresa.
Me pareció un desenlace maravilloso para resolver todos los detalles sueltos que se dejaron durante las dos primeras entregas, toda la trama era pasar de una escena de calma para después llegar la tormenta y vuelta a empezar. Quizás me gustó tantísimo porque, debido a las malas críticas, no lo comencé con demasiado entusiasmo, pero me pareció el broche de oro para esta trilogía.

Novedad más anticipada de la segunda mitad del año

El año pasado me leí los dos primeros libros de la trilogía «El Arco de la Guadaña» y no tengo más que palabras esplendorosas para definir la historia que hay entre sus páginas, especialmente a Nimbo, porque fue una completa locura, que encima menudo final tan infartante que ha dejado... Así que estoy con las ganas a mil de tener entre mis manos el desenlace.
He oído que no es tan bueno como los anteriores porque no se centra tanto en los mismos aspectos, pero bajaré un poquito las expectativas por si acaso y me lanzaré con él en cuanto salga *-*



Mayor decepción

He tenido una decepción mucho mayor que que he acabado eligiendo para esta categoría, pero real que ha sido tan terrible que ni siquiera me acuerdo de cuáles fueron los aspectos negativos y nada más de su trama salvo los rasgos generales... mi cerebro ha decidido eliminar los detalles para no producir más traumas, parece.
En fin, el caso es que de Otoño en Londres tampoco me esperaba mucho porque no suele ser mi estilo de lectura favorito, pero es que aún a pesar de eso me pareció una novela bastante vacía de contenido, con personajes que no evolucionaron ni un ápice durante todo el libro y... hmpf, ni siquiera conseguí conectar con ninguno de ellos porque eran o blanco o negro, no había término medio.


Nueva autora favorita

Aún tengo pendiente traeros la reseña de esta maravilla que veis a la izquierda, pero es que, para seros sincera, ni siquiera sé si voy a poder ser capaz de poner mis ideas en orden y escribir una opinión con sentido.
Sí, vale, es el primer libro que leo de Charlotte Brontë, es complicado declarar que un autor se convierte en favorito solo por una única lectura pero es que... jo, su prosa, el que en ningún momento se me haya hecho pesada la narración, la manera tan delicada y perfecta que ha tratado la vida ficticia de Jane Eyre, la manera de tratar al resto de personajes secundarios... es que tengo totalmente claro que voy a leerme los otros cuatro libros que escribió tan pronto como que haga con ellos porque enamorada me hallo.

Nuevo personaje favorito

Me habría gustado regalarle esta categoría a Jane Eyre, pero me relajo con repetir libros, porque es que lo tengo tan reciente que lo habría colocado también en mejores lecturas jajaja.
En fin, ahora bien, Evelyn Hugo ha sido un personaje que me encantó por lo humana que es, en este libro se cuenta la vida de esta actriz de Hollywood (ficticia), los hombres que ha conocido y con los cuales se ha casado... pero tiene mucho, muchísimo más transfondo. Este libro es Evelyn, un personaje sumamente complejo, tiene luces y muchas sombras, nos muestra a un personaje lleno de miedos y errores, de manipulaciones y traiciones, de sonrisas falsas, pero también de confianza y felicidad. Por medio de su vida nos insta a pensar en las distintas facetas que tiene el ser humano, de que a veces hacemos daño y otras nos lo hacen, en ocasiones queriendo y otras sin querer, que otras veces huimos de nuestros problemas, mientras que unas veces nos los creamos nosotros mismos y corremos delante de ellos o cerramos los ojos y dejamos que se hagan más grandes.
Me ha parecido un personaje increíble y muy bien construido, hay momentos en la que puedes odiarla, otros quererla, pero durante todo su relato siempre te hará sentir algo.

Libro que me hizo llorar sufrir

Es difícil que un libro me haga llorar, a veces creo que parezco una insensible, pero luego soy la primera que se echa a llora como una magdalena al ver una película emotiva, en fin.
Pero Estrella de mar sí que me hizo sufrir, me estrujó el corazón con sus palabras y me hizo pensar en cómo podía ser tan injusta la vida de la protagonista, de cómo era tan difícil recibir el apoyo de parte de su madre, de entender que era suficiente o de que el resto quieran comprenderla más allá de ser unos rasgos diferentes al resto.
Es un libro que te atrapa en su crueldad y duele, pero es una manera perfecta de darse cuenta de aspectos que no siempre se tratan en las novelas juveniles.


Mejor adaptación

Por último, he tenido que añadir este apartado que creo que no está en las preguntas del Book Tag, pero cuando lo vi en la entrada del blog de Que la suerte esté siempre de vuestra parte se me dibujó este libro de inmediato y sabía que tendría que añadirla.
Hago un poco de trampa, porque, primero me vi esta serie a finales del año pasado y la disfruté bastante, pero deja algunas lagunas y al inicio es un poco confuso entender todo lo que está pasando, así que este año quise animarme con los libros para tratar de esclarecer lo que no había entendido y ver cuán fiel había sido la adaptación.
No puedo negar que el libro es mucho más entendible que la serie, trata con mucha más profundidad todo lo que está sucediendo y sus razones, pero la serie ha cogido toda la esencia que tiene el libro, todo ese ambiente de fantasía medieval, sus monstruos e incluso toda la personalidad de los personajes para pasarlos al formato audiovisual y no puedo negar que es una adaptación bastante fiel.

–––––––––––––––––––––––––––

¡Y hasta aquí esta enorme entrada! Sé que ha sido larguísima, pero he tratado de hacerla lo más amena posible, había tantos libritos que quería comentar que no he podido quitar más categorías, encima de que he añadido nuevas jajaja.

Contadme vosotros ahora, ¿cuál ha sido vuestra mejor lectura de lo que llevamos de año? ¿Qué libro os ha hecho sufrir más por su historia? ¿Algún nuevo autor maravilloso que hayáis descubierto?

miércoles, 1 de julio de 2020

Reseña | House of Earth and Blood

House of Earth and Blood (Sarah J. Maas)
Bloomsbury Publishing · Tapa dura · 816 páginas · 19,56 €

Sinopsis: Bryce Quinlan tenía una vida perfecta —los días dedicados al trabajo y las noches a la fiesta— hasta que su mejor amiga muere a manos de un demonio que alguien ha invocado, dejándola sola, rota y abandonada.
Cuando el culpable se encuentra entre rejas pero las muertes vuelven a empezar, Bryce corre al corazón de la investigación. Hará cualquier cosa para vengar sus muertes.
Hunt Athalar es un ángel caído con bastante mala reputación que vive esclavizado por los Arcángeles ante los que una vez se rebeló. Sus despiadadas habilidades y su fuerza bruta se encuentran dedicadas a una única función: asesinar a los enemigos de su jefe, sin preguntas. Pero con un demonio desatando el caos en la ciudad, se le ofrece un irresistible acuerdo: ayudar a Bryce a encontrar al asesino, si lo logra, podrá conseguir su libertad.
Mientras Bryce y Hunt se introducen en las profundidades de Crescent City descubren un oscuro poder que amenaza con destruirlo todo y a todos los que quieren y encontrarán, el uno en el otro, una ardiente pasión.
Traducción propia

Opinión personal:

Crescent City es una ciudad en la que conviven distintas razas de seres: los Fae, los brujos, las sirenas, los ángeles, los hombres lobo y los humanos, siendo estos últimos los menos queridos, por no tener ni la fuerza ni los poderes de los anteriores. Bryce es mestiza pero vive una vida sencilla como si fuera totalmente humana, trabaja durante el día y pasa el tiempo entre fiesta y fiesta durante la noche. Toda su vida da un vuelco cuando un demonio mata a la manada de lobos en la que se encontraba su mejor amiga. La verdadera trama inicia dos años después del incidente, cuando se reabre la investigación en la búsqueda del verdadero culpable que ha invocado al demonio y en cuyas circunstancias Bryce conoce a Hunt, un ángel caído que trabaja a las órdenes de los Arcángeles más poderosos y que debe protegerla.

Fanart @jbellartwork en Instagram
En estas, da inicio la historia y… bueno, primero de todo, como adelanté en el resumen de lecturas del mes de mayo, no llegué a disfrutar de este libro, especialmente porque la forma de escribir de Sarah me resulta un tanto densa y los personajes que crea, demasiado encasillados en una única caracterización; ahora bien, no puedo dejar de destacar que tiene algunos aspectos positivos, que podrían convertirse en bastantes si la prosa de Sarah gusta.

Como es la trama, durante toda la novela se entremezclan nuevos personajes en las vidas y la investigación de nuestros protagonistas, algunos aportan nuevas pistas, otros les llevan por el camino de la amargura, algunos otros aparecen para recordar el dolor que le provocó la muerte de su mejor amiga a Bryce y, todo ello, hace que la línea que conduce la historia sea una constante montaña rusa, de pronto puedes encontrar alguna nueva idea que explorar, como de pronto todo cae como una montaña de naipes porque las pistas solo parecen llevar a una calle sin salida. Este aspecto puede ser una maravilla o un desastre, dependiendo del grado de cuánto te gusta la pluma de la autora; por desgracia, yo me encuentro en el segundo, así que las siguientes palabras no van a ser muy halagadoras: al tratarse de una trama con cierto misterio, porque se desconocen las verdaderas razones de la muerte de la manada, tiene sentido que la historia se alargue y avance de una manera parsimoniosa, pero para mí ha sido DEMASIADO largo, descubrimientos por aquí, pistas por allá, cosas que no son, pistas falsas… llega a ser, en cierta manera, monótono porque los personajes avanzan muy lentamente en su investigación y hasta llegué a pensar que en esta primera entrega no se resolvería nada.

Es de destacar que la historia tarda mucho en arrancar, hay como cien o ciento cincuenta páginas de antecedentes, de la vida llena de fiestas, drogas y alcohol de la protagonista, de cómo vivía sin importarle nada… y esto se hace un poco denso (de nuevo, siento que me repito, pero es que tardé muchísimo en terminarla justamente por esto). Es como una constante variedad de escenas que realmente no han aportado nada para la verdadera trama porque, los personajes en los que se indaga, luego acaban muertos, así que cuando inicia el argumento real es como comenzar de nuevas otra historia.

Fanart @anabel_kay Twitter
En el momento en el que se conocen, Bryce y Hunt comienzan siendo personajes bastante planos, ella quiere mostrarse como una mujer plena e independiente que no necesita de nadie que la cuide, mientras que él la observa desde la distancia porque le han encomendado su protección. Poco a poco, se van mostrando dos personalidades mucho más redondas, con su carácter bien pulido y que trata, muy poco a poco, de entrelazarse el uno con el otro para crear algún tipo de relación: con dramas entremedias, bromas y piques. No puedo negar que ha sido bonito e interesante ir conociéndolos.

Pero lo que peor llevo de los libros de esta autora es su pluma tan descriptiva, conseguía que una página se convirtiese en quince, entiendo que es necesario dibujar en la mente del lector, a través de las palabras, las imágenes de lo que está sucediendo, lo que ven los personajes, cómo se descubren algunas pistas… pero considero que hay escenas completamente innecesarias. Por poner un ejemplo, sin entrar en spoilers, hay un capítulo larguísimo en el que se celebra una importante reunión entre las personas mágicas y, lo único que se aporta en él, es cómo llegan cada uno de los personajes al evento, cómo van vestidos, la descripción del lugar en el que se desarrolla, cómo se miran entre ellos… Puff, además de aportar pesadez a la historia, considero que ha sido completamente innecesario porque su relevancia acabó en el momento que terminó el capítulo. Si os gusta mucho la prosa de la autora, puede llegar a ser interesante conocer más acerca del mundo en el que se desenvuelve la historia, pero para mí no ha sido el caso.

Finalmente, el desenlace me ha dejado un sabor agridulce, me explico, ha sido muy emocionante y estoy muy contenta con cómo se ha resuelto el misterio porque es del todo inesperado, especialmente la cantidad de emociones que envuelven, tanto al lector, como a los protagonistas, pero el final del todo me parece que carece de sentido.

En conclusión, se trata de un inicio de trilogía (?) que aporta una historia bastante original, con un mundo lleno de misterios y personajes con doble cara, pistas y descubrimientos que mantienen en vilo, pero con cuya pluma no me llevo realmente bien y no he podido disfrutar como hubiese querido.

––––––––––––––––––––––––––––

¿Habéis leído a Sarah J. Maas? ¿Os animaréis con este cuando salga en español?

jueves, 25 de junio de 2020

Reseña | Estrella de mar

Estrella de mar (Akemi Dawn Bowman)
Fandom Books · Rústica con solapas · 400 páginas · 16,00 €

Sinopsis: Kiko siempre ha tenido dificultades para decir exactamente lo que piensa. Con una madre que le hace sentir insignificante y una herencia medio japonesa que no termina de entender ni aceptar, prefiere mantener la cabeza gacha, convencida de que una vez que ingrese en una escuela de arte y pueda marcharse de casa comenzará una nueva vida.
Sin embargo, no es admitida en la escuela que ella deseaba y, por si fuera poco, su tío, al que no puede ni ver, se traslada a vivir con ella y su familia. Cuando recibe una invitación de su amigo de la infancia para dejar su pequeña ciudad y darse una vuelta por las escuelas de arte de la costa oeste, Kiko se aferra de inmediato a la oportunidad, a pesar de todas las ansiedades y miedos que amenazan con retenerla.

Opinión personal:

Kiko es una chica de diecisiete años que vive con sus dos hermanos, entre los cuales existe una relación distante, no por llevarse mal, sino por las circunstancias que rodean a su familia, por los sentimientos que esconden unos de otros y la manera que los sobrellevan; y con una madre que siempre la considera insuficiente: por sus rasgos de ascendencia japonesa, por no ser lo suficientemente guapa, por no ser lo suficientemente buena dibujando, por no ser lo suficientemente amable… por no parecerse a ella misma, y eso hace que la protagonista se sienta con la necesidad constante de buscar una aprobación que sabe que nunca va a conseguir.

Se trata de una trama contemporánea, libros con los que tengo una relación extraña: o los adoro o los odio, en este caso ha sido la primera opción y jo… me ha dolido, ha sido sumamente cruel y doloroso vivir todo lo que vive Kiko, conocer cómo algunos la desprecian por unos rasgos físicos que realmente no hacen que sea distinta a los demás, por el miedo que tiene a relacionarse con otras personas, por su frustración de alejarse de su ciudad y de la constante influencia que produce su madre tóxica sobre ella, pero su intento de encontrar una universidad de arte que la acepte se convierte en una tarea complicada.

En estas circunstancias, la única amiga que la comprendía y aceptaba se muda a otra ciudad para comenzar su primer curso en la universidad y vuelve Jamie, el amigo de la infancia de Kiko que se mudó varios años atrás por circunstancias que se desconocen y por culpa de tal situación perdieron el contacto y su amistad. La verdad es que al principio pensaba que no iba a ser una buena idea para la protagonista, que solo iba a ser una persona más que no comprendería en qué clase de persona se había convertido su antigua amiga, con sus dudas, sus miedos y sus inseguridades, y que lo único que haría sería hacerle daño para luego mágicamente ayudarla a resolver sus problemas de autoestima —sí, esta es la clase de libros que detesto del género y, por desgracia, son demasiadas las novelas que me encuentro con el mismo patrón, las cosas no pueden ser puro drama y solución mágica al final—, pero a los pocos capítulos consiguió conquistarme del todo al querer ir descubriendo la personalidad de la protagonista, de no huir al darse cuenta de que sus habilidades sociales quizás no son las mismas con las que se despidieron muchos años atrás y estar junto a ella a pesar de no conseguir entender del todo su forma de ser.

Fanart de @yesitshanna en Twitter
Jamie aparece en la vida de Kiko en un momento de inflexión, en el que ella desconoce cómo será su futuro pero que tiene la clara idea de huir de su ciudad, de su madre y las personas que no consiguen comprenderla. Y, al principio, Jamie también se convierte en una de esas personas, no sabe cómo debe tratar la tensa relación que se ha creado entre ellos, cómo ayudarla para que sus miedos no la pisoteen contra el suelo, cómo ella no quiere abrirse a pesar de la amistad que compartían, pero él insiste de manera sutil para poder conocer a la nueva Kiko y tratar de demostrarle que puede encontrar un apoyo en él.

Por otra parte, a pesar de que aparece un personaje masculino y que, en principio, parece el típico héroe que salva a la protagonista de sus problemas y de sus miedos… no es lo que parece, no es una historia en la que es él quien le muestra el camino para aprender a quererse, sino que es ella misma la que, poco a poco, se va comprendiendo, por medio de otros diversos personajes que aparecen en la historia, por medio de diversas circunstancias en las que, aunque ellos le ayudan a ver los diferentes puntos de vista, es ella la que decide superar sus miedos y aplastarlos en vez de dejar que lo hagan ellos.

La pluma de la autora es muy muy sencilla y coloquial, tiene mucho diálogo y la narración es realmente muy simple, sin entrar en grandes descripciones y, al principio, fue algo que me chocó porque tenía entendido que la novela trataba temas muy complejos y no sabía cómo podría indagarse en la personalidad de la protagonista con este estilo de escritura; pero finalmente descubrí que no por ello se le resta importancia a cada capítulo, al contrario, cada escena consigue clavar sus garras en el lector y hace mucho mucho daño. Además, al tener una pluma de este estilo, hace que la historia se lea de una manera muy ágil, a la vez que no puedes parar de leer porque te tiene pegado a sus páginas, no puedes evitar que tu corazón se esté rompiendo al darte cuenta de la manera que la madre trata a Kiko, de cómo nunca parece prestarle la suficiente atención y cómo la protagonista trata constantemente ser la mejor versión de sí misma para gustarle de una vez, sin darse cuenta de que siempre ha sido suficiente.

En conclusión, he disfrutado mucho de esta historia de superación, ha sido dura en muchos aspectos, pero a la vez la pluma de la autora hace que sus palabras sean como una manta que te envuelve de manera acogedora y te protege del exterior, te demuestra que la realidad de cómo te ve un grupo reducido de personas no significa que sea la realidad de todo el mundo.

––––––––––––––––––––––––––––––

¿Lo habéis leído u os llama la atención?