lunes, 11 de enero de 2021

Reseña | De Seúl al cielo

De Seúl al cielo (Silvia Aliaga; Tatiana Marco)

Nocturna Ediciones · Rústica con solapas · 608 páginas · 17 €


Sinopsis: Paula es una bailarina española recién llegada a Seúl con un sueño roto: la ciudad no es como se esperaba y la persona a la que más ansiaba ver la ha traicionado.

Cris es una joven británica con una única misión: devolver un colgante a una estrella del K-pop que se cruzó con ella en Inglaterra, el culpable de que todo empezara a ir mal… Pero debe hacerlo pronto, porque el problema que les oculta a su amigo Dani y a su nuevo compañero de trabajo, Minwoo, está a punto de estallar.

Jay es esa estrella, miembro del grupo R*E*X, donde tanto él como Hyunsoo, Alex y Young despiertan el entusiasmo de millones de seguidores. Lo que muy pocos saben es que las cosas no van bien entre sus miembros y un secreto amenaza con destruir todo por lo que han luchado.

Cuando los caminos de estos desconocidos se entrelacen, sus vidas cambiarán para siempre.


Opinión personal:

Corea del Sur, un grupo de K-Pop, dos chicas que se ven enlazadas a uno de los miembros por casualidades que se entremezclan en una realidad y la leyenda del hilo rojo del destino. Este libro plantea una historia simple y unos personajes que se caracterizan en mayor medida por su sencillez, pero es justamente eso lo que hace que el lector pueda conectar mejor con sus vidas, colarse entre los caminos que toman y decidir ahondar más y más en las consecuencias que producen sus actos.


Está relatado desde tres puntos de vista, de manera que podría considerarse que son tres los protagonistas de esta novela, pero uno de ellos me ha sabido a poco. Paula es una bailarina que vive en España, los enrevesados hilos del destino hacen que forme parte del grupo de bailarines que acompañan a uno de sus grupos coreanos favoritos en su gira por el país, entre bambalinas, surge un tórrido romance que lleva a la chica a recorrerse miles de kilómetros para volver a ver a ese chico que encendió una nueva llama en su corazón y, entre cuyas palabras, ella decidió leer entre líneas más de lo que había en realidad.


Al inicio, no conseguí conectar con ella, me parecía una locura que alguien dejara toda su vida en su país natal para perseguir un sueño tan lleno de quimeras y lagunas, pero conforme se muestra el presente de su vida, las autoras nos regalan escenas del pasado, de cómo Paula conoció a Jay, de cómo apareció la chispa y la breve e intensa relación que surgió entre ellos, llegando a entender en cierta manera la locura por la que se deja llevar. De todas formas, lo importante en ella es su evolución, cómo los capítulos, las nuevas personas que se cuelan en su vida y el torbellino de la vida y del hilo rojo del destino la envuelven entre personas que no tenía pensado conocer, pero con cuya existencia sus días en Corea dejan de ser un nubarrón oscuro, para ser la luz que ilumina los distintos caminos que puede tomar y avanzar creciéndose en sí misma, de encontrar su lugar en el mundo y sentirse en casa aún a miles de kilómetros del que había sido su hogar hasta ese momento.


Cris también es una española que vive en Reino Unido, de nuevo el azar juega en su favor… o no, para unir su camino con Jay, de cómo un colgante olvidado y una posterior investigación la llevan a viajar al mismo punto en Corea para cumplir con algo que proporcione un sentido un poco mayor a su vida, cuyos días se escurren a cada latido porque sabe que la muerte le acecha a cada instante por culpa de su enfermedad. No he llegado a comprender del todo las razones superficiales que la llevan a viajar tan lejos y a pasar sus últimos meses de vida lejos de la poca familia que le queda, a pesar de que se van desvelando detalles de la vida que deja atrás y del dolor que sabe que su ida va a dejar en los que la quieren. De todas formas, me ha gustado verla crecer, de conocer los retazos de su pasado y de intentar vivir el presente exprimiendo lo que le queda.


Las dos son muy distintas, donde Cris es reservada y seca, Paula destella entre sonrisas y chispas de energía, es justamente eso lo que hace que se complementen en su relación, las razones tan dispares que las llevan a encontrarse en un lugar tan extraño, las casualidades que unen sus caminos y, poquito a poco, cerrándose un poco menos y dejándose conocer un poco más… se da nombre a una amistad cargada de cercanía y momentos muy tiernos.


Por último: Jay. El nexo de unión de las dos chicas, la razón principal por la que ambas se encuentran dando tumbos por un Seúl con sabor a desconocido y calles concurridas de personas con rostros amables con las que no es tan fácil comunicarse. Los capítulos narrados por este personaje me han sabido a poco, no porque hayan sido escasos, sino porque es desde su punto de vista de donde se ve todo el precio de la fama, de su relación con los demás miembros y bucear entre sus dudas y problemas. Todos los temas están muy bien tratados e incluso me ha gustado la profundidad de la que les ha provisto, pero por eso mismo Jay ha quedado más bien en segundo plano dentro de sus propios capítulos, me ha costado indagar en su forma de ser, escarbar entre las capas bajo las que se esconde y que le hacen ser como es.


Desde que publicó hasta que no decidí darle una oportunidad, no pensaba que esta novela fuese a gustarme: nunca ha terminado de llamarme la cultura surcoreana ni tampoco estoy muy metida en el fenómeno mundial del K-Pop que ha surgido estos últimos años, así que no veía nada que atrapase mi atención entre las páginas de este libro. Pero, lo que he encontrado al introducirme en ellas, ha sido mucho más que música y muchísimo más que una cultura que desconozco; este libro no es K-Pop, es el valor de la fama, de aquello que tienen que soportar, de los fans que alegran sus días, pero también aquellos que buscan errores para hacerles daño, de la libertad coartada por el nivel de popularidad y de cómo la vida deja de ser propia para regalar una imagen adecuada. Este libro es el poder de la amistad y de cómo unas ligeras casualidades pueden dar lugar a una preciosa relación, son los pasos que llevan a un camino marcado y cómo el destino deja huellas por las que caminamos, por las que nos topamos con otras personas y conforman una nueva realidad que nunca hubiésemos pensado. Y es todo ello, en su conjunto, lo que me ha ganado.


En conclusión, no sabría decir qué es lo que hace tan especial esta novela, si quizás es que ha aparecido en el momento indicado, si han sido sus carismáticos y dulces personajes… no lo sé, pero lo que sí sé es que me los llevo a todos en el corazón, sus enseñanzas, sus esperanzas y sus sueños, sus errores y sus aciertos, y, lo más importante, su evolución.

domingo, 3 de enero de 2021

Resumen 2020 + Recomendaciones

 ¡Hola, hola! ^^


Bueno, bueno, ¡¡feliz año nuevo!! Dejamos atrás el 2020 y entramos en un 2021 lleno de incertidumbres, sé que hay muchas personas que tienen grandes esperanzas puestas en este nuevo año, pero algo que me ha enseñado este anterior es que lo más importante es cuidarse unos a otros y también cuidarnos a nosotros mismos, el resto ya se verá cómo sale. No podemos parar el mundo ni dejar de soñar, pero vivimos en una época en la que surgen cambios que nadie se espera, las situaciones se descarrilan y los planes se rompen, así que solo nos queda amoldarnos como podemos e intentar avanzar a pequeños pasos hacia ese camino que aún está lleno de brumas y terrenos poco estables.


En fin, dejando a parte este momento de filosofaciones totalmente innecesario, la entrada de hoy va a ser un popurrí de los aspectos literarios de mi 2020. No he tenido un buen año lector, he leído mucho, he superado con creces mi reto de 50 libros que siempre me propongo cada inicio de año y llevaba sin cumplir desde el 2013, pero la mayoría de mis lecturas han sido tirando a mediocres... aunque suene feo decirlo. Como lectora soy una persona que tiene miedo a leer libros buenos, esos que llevan años cogiendo polvo en mis estantes y me miran con ojillos esperanzados para que los escoja y yo los ignoro reiteradamente escogiendo una nueva lectura que sé que no voy a disfrutar, que va a ser de esas que pasarán por mi vida sin pena ni gloria, solo como un número más en las estadísticas. Y con esta introducción tan desoladora a esta entrada, empiezo con algunas gráficas que resumen aspectos literarios de mi 2020 y sus consiguientes propósitos de cara a este nuevo año:


Este 2020 he leído muchos géneros, de lo cual estoy muy contenta porque normalmente suelo pasar de la fantasía a la contemporánea y de nuevo a la fantasía para no volver a salir. Sé que hay "agrupaciones" que están mal hechas: como el tema de los clásicos, porque el mero hecho de que un libro se haya publicado antes de este siglo no significa que todos pertenezcan al mismo género, al igual que las novelas gráficas, pero así me permite ver cuánto de ambos ¿subgéneros? he leído durante este año.

Me he dado cuenta de que la ciencia ficción no es lo mío, he probado con tres historias distintas y las tres me han rechazado de manera irremediable; aún sigo en la búsqueda de ese thriller que me haga recuperar el gusto por el género, porque de los leídos este año se me han quedado en poca cosa; por fin he conseguido encontrar una novela de terror que realmente me ha dado repelús (¡yay!) y he podido leer más novela gráfica porque siempre sentía que "me daba pena" porque se leen en menos de una tarde.

––––––––––

Aquí se encuentra mi queja principal, porque... oh, la mitad de mis lecturas han sido, lo que podría calificarse como, mñe, lecturas que han pasado sin más y ni siquiera recuerdo a sus personajes ni sus historias.
Pero podríais pensar "bueno, Diana, pero si el porcentaje de cinco estrellas es casi un cuarto de tus lecturas"... Hmm, lo triste es que cuatro de esos libros maravillosos fueron relecturas, así que ya sabía de antemano que las iba a disfrutar. En fin, a mediados de año me dije que a ver si me arriesgaba más a leer libros que realmente quiero, pero... parece ser que la realidad siguió siendo la misma.

––––––––––

Esto me lo esperaba bastante porque, en fin, aunque de tantos años que llevo leyendo en inglés lo hago de manera fluida, al final me da más pereza animarme con una lectura en este idioma y prefiero ir con el español, más cómodo y más sencillo.








––––––––––

Por último, casi la mitad de mis lecturas han sido en digital. Es extraño porque, debido a las circunstancias de este año y pasar tanto tiempo en casa, habría tenido más sentido que leyera todos los pendientes que tengo en físico, pero me era más cómodo hacerme una bolita sobre la cama o la silla y leer en el Kindle. Aunque esto no le interese a nadie, realmente llego a comprender que la mitad de mis lecturas hayan sido de tres estrellas porque prefiero leer en digital aquellas que no sé si me van a gustar... de verdad, menudo cuadro de persona soy jajajaja.

Eso sí, para no terminar el resumen con una nota tan patética, he leído bastante más en audiolibro y es un formato con el que he cogido carrerilla y he aprendido a concentrarme un poco más y divagar un poco menos en mis pensamientos mientras me cuentan una historia al oído.

Propósitos literarios 2021

Así pues, vengo un poco cargadita con propósitos que me gustaría cumplir, teniendo en cuenta el desastre del año pasado; son cositas sencillas con las que pretendo que, al final del año, echar la vista atrás y ver un popurrí de buenas lecturas y variadas en géneros.

Leer más fantasía. Es un género que disfruto muchísimo y hace meses que no me pongo con un mundo enrevesado, con un worldbuilding que me deje el culo torcido de tantos detalles que tiene, con unos personajes complejos y una trama que me mantenga pegada a las páginas aunque tenga grandes tochos por delante. Vamos, que quiero leer más fantasía épica.

Leer más clásicos. Al menos doce y que la cosa se organice como me dé la gana en los próximos meses.

¡Leer más libros bonitos! Esto necesita sus exclamaciones porque estoy harta de autoboicotearme a mí misma, por lo menos atenerme a, si acabo con tres lecturas entre malas y normalitas, meter por narices una de esas lecturas amor que tengo guardadas.

Leer más en inglés, al igual que con los clásicos, me conformo con leer uno por mes o un total de doce en todo el año.

Seguir escuchando audiolibros.

Quitarme pendientes que llevan años esperando a ser leídos. Nota para mi yo futura: por favor, no leas cosas que sabes que no te van a gustar, deja de ser tan tonta.

Leer más libros de ficción histórica y animarme un poquito más con el género de no ficción.


Y, a riesgo de que la entrada se haga eterna, quiero hablaros brevemente de libros que recomiendo mucho-mucho y que me han enamorado durante estos meses. Porque sí, al final, a pesar de tener lecturas tan tristes, he conseguido sacar cinco joyitas de las que no me cansaré de hablar.

Top 3 + Recomendaciones


Las voces del lago | Beatriz Esteban

Esta autora, para mí, siempre es un acierto y con esta historia ha conseguido dejarme los sentimientos a flor de piel una vez más. Es una historia de habla de fantasmas, de los reales y de aquellos que habitan dentro de cada uno, crea una rutina pausada entre sus páginas pero también hace que te encojas de miedo y tensión aunque no sea un libro que realmente dé miedo.
Fue una lectura que me destrozó, que me hizo pensar, que me arrulló entre sus palabras mientras que a la vez me iba pinchando con cada una de sus letras y sus sucesos. No puedo hablar de la trama de esta historia sin entrar en terreno de spoilers, así que solo os diré que es mucho más de lo que aparenta a simple vista, una historia de personajes y de capas, de dolor y también de esperanza, como Bea siempre consigue.


Jane Eyre | Charlotte Brontë

Este clásico me ha demostrado que no todos ellos están llenos de machismo y de historias densas, que los hay que hacen volar a sus protagonistas y dejan que los capítulos no se atasquen si no avancen de una manera mucho más fluida entre las manos del lector.
Han pasado meses desde que leí esta increíble obra, pero aún llevo un recuerdo lleno de cariño hacia Jane, por su personalidad tan carismática, por sus ideas tan claras y su deseo de ser libre e independiente, aun en un siglo en el que tal idea era sumamente utópica. No se puede comparar con las novelas actuales, es obvio que a pesar de todo, tiene un subtono machista, comentarios que me hacían poner los ojos en blanco y un protagonista masculino bastante engreído y estúpido, pero de todas formas su mensaje es claro y su protagonista muy directa.
No tengo mucho más que añadir porque, al fin y al cabo, esta historia cuenta la vida de Jane y es mejor conocerla por uno mismo.


Cuando reescribamos la historia | Belén Martínez

Sé que he sido bastante pesada con este libro, básicamente porque lo leí recientemente y no quepo en mí de las ganas que tengo de compartir su existencia, de que haya más gente que se introduzca en esta trama y viva con sus personajes una historia que contiene una amistad llena de baches y dudas, ese dolor que te rompe en pedacitos, ese romance que surge en forma de chispas, esos personajes que brillan con su personalidad y se les puede ver desde una galaxia de distancia y también una pluma que lo redondea todo y lo envuelve con un lacito.

Jo, me gustaría volver a enrollarme como la primera vez que hablé de este libro, pero creo que voy a tener que calmarme y dejar de hablar de esta maravilla, porque es una maravilla... sí, una maravilla maravillosa *-*


El ruiseñor | Kristin Hannah


La reseña de este libro fue la última entrada que hice, pero necesitaba meter esta pedazo de novela en el recuento de mejores lecturas. Es la Segunda Guerra Mundial, dos hermanas totalmente opuestas y una historia que cala muy hondo.
Habla de grises, de secretos y de miedos, habla de un mundo que se desmorona y la luz no llega a vislumbrarse, habla de momentos duros, hambruna y frío, de historias que se rompen y se cosen a base de retales, de desesperanza y dolor, de aferrarse a lo que cada uno puede y de intentar sobrevivir.
De nuevo, es una historia de personajes, de la que no puedo contar mucho porque todo es ir conociéndoles y descubriendo sus circunstancias, sus vidas y lo que quieren contar al lector.


De Seúl al cielo | Silvia Aliaga y Tatiana Marco

Esta ha sido mi última lectura del año y... no sé si habrá sido el momento en el que la he leído o si realmente ha sido la historia y sus personajes, pero me ha hecho tan feliz leer este libro que no he podido evitar incluirlo aquí y en breves os traeré su reseña.

Es una historia que se basa en Corea del Sur y el K-Pop, yo nunca he sido fan ni de la cultura ni del boom que ha salido en cuanto a su música, así que nunca me había llamado la atención, pero os puedo asegurar que lo importante no es el K-Pop si no todos los mensajes y el trasfondo de sus personajes que hay detrás. Sí, habla mucho de la cultura surcoreana y me ha gustado mucho conocer detalles acerca de la vida allí, pero mucho más me ha conquistado todo lo demás.

Jo, quiero dejar mis impresiones de manera más extensa para la reseña, pero aquí os quiero decir que este libro habla de amistades que surgen de casualidad, de caminos que se cruzan aunque se piense improbable, del precio de la fama y de la cara fea que tiene ésta, de la leyenda del hilo rojo del destino y de personajes arrolladores que se introducen poco a poco en el lector hasta que tu pecho se hincha de emoción al recordar sus historias.


Y hasta aquí esta eterna entrada de final o más bien inicio de año, así que contadme vosotros que cositas habéis leído durante este año: ¿cuál es la mejor lectura que os ha robado el corazón? ¿El género que más habéis leído? ¿Algún propósito literario que queráis cumplir sí o sí este 2021?


Os quiere,

sábado, 19 de diciembre de 2020

Reseña | El ruiseñor

El ruiseñor (Kristin Hannah)

Suma de letras · Rústica con solapas · 580 páginas · 19,90€


Sinopsis: Francia, 1939. En el tranquilo pueblo de Carriveau, Vianne Mauriac se despide de su marido, Antoine, que debe marchar al frente. Ella no cree que los nazis vayan a invadir Francia, pero lo hacen, con batallones de soldados marchando por las calles, con caravanas de camiones y tanques, con aviones que llenan los cielos y lanzan bombas sobre los inocentes. Cuando un capitán alemán requisa la casa de Vianne, ella y su hija deben convivir con el enemigo o arriesgarse a perderlo todo. Sin comida ni dinero ni esperanza, Vianne se ve obligada a tomar decisiones cada vez más difíciles para sobrevivir.

La hermana de Vianne, Isabelle, es una joven rebelde de dieciocho años que busca un propósito para su vida con toda la temeraria pasión de la juventud. Mientras miles de parisinos escapan de la ciudad ante la inminente llegada de los alemanes, Isabelle se encuentra con Gaëton, un partisano que cree que los franceses pueden luchar contra los nazis desde dentro de Francia. Isabelle se enamora completamente pero, tras sentirse traicionada, decide unirse a la Resistencia. Sin detenerse nunca para mirar atrás, Isabelle arriesgará su vida una y otra vez para salvar a otros.


Opinión personal:


Agosto, 1939, un pueblecito de Francia. El mundo vuelve a hacerse pedazos aunque no se sepa todavía. Y dos hermanas: Vianne e Isabelle, muy distintas, también muy distantes por las circunstancias de la vida. Vianne es una mujer casada y sensata, con una vida tranquila y las ideas claras en no hacer nada fuera de lo común; mientras que Isabelle huye de conventos e internados en los que la encierran, se cuela en trenes y ansía sentir la libertad… aunque más bien lo que desea es sentirse querida. Cuando los alemanes empiezan a invadir el territorio francés el mundo de ambas comienza a desmoronarse y cada una se aferra a lo que le es más afín: acatar las reglas para mantenerse viva o dejarse llevar por sus ideales para forjar una huella en su camino.


Esta es la segunda novela que leo de Kristin Hannah y, aunque teniendo en cuenta que su bibliografía es amplia, creo que no me equivoco al decir que sus historias son de las que más me rompen. Básicamente acabo destrozada a cada capítulo, especialmente con los personajes tan maravillosos que crea, llenos de carisma y de vida, de una personalidad que se introduce de lleno en el lector y te hace parte de todas sus vivencias, incluidas sus alegrías y sus sufrimientos. No soy una lectora de lágrima fácil, lo cual me parece muy irónico porque en mi vida soy de las que llora incluso con un anuncio navideño, pero con sus dos libros me ha pasado que el texto ha dejado de ser texto para convertirse en unas brumas grisáceas debido a las lágrimas que se negaban a salir, pero… oh, mi corazón sigue recuperándose y cosiendo los pedacitos en los que me ha roto este libro.


Segunda Guerra Mundial, creo que no sorprendo a nadie al decir que este libro está basado en el sufrimiento, no se trata de una novela bonita, los momentos de paz y de calma son escasos, se atesoran y te acunan, pero todo el resto es un dolor lacerante. Podría decirse que, en general, este libro en toda su longitud es cruel, desde el principio hasta el final tienen pequeños dramas que van detonando como pequeñas minas en el corazón del lector y lo hacen sollozar de impotencia, pero luego… oh, luego, luego también están esos dramas que lo bombardean sin remordimiento y te das cuenta de que estás perdida, rota y sin comprender por qué te has metido a leer este libro.


Este libro duele, duele mucho, la herida se crea en los primeros capítulos y, a lo largo de toda historia, se convierte en costra para ser arrancada de nuevo, las palabras de la autora escuecen y asustan, provocan un vacío de terror y también esa pequeña insensibilidad a la que se acostumbran los personajes al darse cuenta de que nunca llega el final. Tú como lector sabes que esta guerra termina, pero los acontecimientos suceden lentos, se aletargan en el sufrimiento y de pronto piensas en que aún pueden pasar otras mil cosas antes de que todo llegue realmente a su desenlace. Leer este libro es saber que va a dolerte, pero seguir haciéndolo porque las dos protagonistas, y también los personajes secundarios, han calado tanto dentro de ti que quieres… necesitas y ansías saber más.


Algo con lo que estoy sumamente maravillada con esta autora son sus personajes, su humanidad, no son perfectos: son humanos. Cometen errores, cada uno de ellos es distinto a su manera y es muy sencillo entenderlos, comprender el porqué de sus actuaciones, de por qué hacen lo que hacen aunque sabes que algunas veces actúan mal. Porque la humanidad de la que se les dota te muestra que, si estuvieras en sus circunstancias, realmente no sabes qué camino podrías tomar, pero todos ellos son igual de válidos. Y así son estas dos hermanas, cada una de ellas hace las cosas bien y también hace las cosas mal. Una es madura por los años que lleva a la espalda y las responsabilidades que acarrea, pero no siempre entra dentro de esos márgenes de la madurez; mientras que otra se deja llevar por la insensatez y actúa de manera irresponsable y alocada, porque siempre le han dicho que ese ha sido su papel… pero no siempre tiene que meter la pata. Errores y aciertos, meteduras de pata e intentos por arreglarlo, sueños que se rompen y otros que se buscan, Vianne e Isabelle te muestran que no solo somos un único papel, que los seres humanos a veces son responsables y otras veces yerran en sus actuaciones, que a veces hay que ser sensato y otras dejarse llevar por lo que el corazón dicta. A veces he sentido que Vianne vivía con la mente demasiado cerrada, dentro de su sensatez y sus miedos, pero también la he comprendido; como también a veces temía por Isabelle, por su forma de introducirse en el ojo del tornado y pedir a gritos que los alemanes le hagan daño, pero también a ella la he entendido. Las dos actúan como lo hacen porque son sus ideales, son sus circunstancias y también sus personalidades, y ninguna de las dos está en la forma correcta de sobrevivir a una guerra, al fin y al cabo, cada uno lo hace como puede.


La atmósfera que se crea con la pluma de la autora es impresionante, su forma de escribir es sencilla, ágil y bonita, pero lo que más quiero destacar es cómo, por medio de sus descripciones, consigue llevarte a cualquier época y a cualquier momento. Desde el primer momento he podido sentir ese inicio de calma, de calles francesas en las que revolotea la vida y la tranquilidad, para después entrar de lleno en la hambruna, los fríos devastadores y el miedo con la llegada de los alemanes.


En conclusión, creo que no debería de seguir yéndome por las ramas, El ruiseñor ha entrado dentro de mí y me ha dejado totalmente destrozada, pero a la vez con esa esperanza que crepita con la fuerza de estas dos protagonistas femeninas. Me ha parecido precioso ver dos caras tan distintas de la guerra y cómo el papel de la mujer es mucho mayor de lo que callan los libros de texto, es una historia que arrasa de la mano de sus protagonistas, pero también de sus personajes secundarios, porque no hay nada que sobre en esta historia, todos aportan y todos dan forma a esta maravillosa novela.

domingo, 6 de diciembre de 2020

Resumen lecturas | Noviembre

 ¡Hola, hola!


Otro mes que se ha ido y, unido con el frío que se ha ido instalando, he tenido bastantes lecturas de las que me gustaría hablaros, unos poquitos ya os los he reseñado en las últimas semanas, pero la mayoría han sido lecturas que simplemente han pasado como aceptables... sin más. Así que, por una vez que consigo ser breve con la introducción... ¡pasemos al recuento!


El sol y sus flores // Rupi Kaur

✩✩✩✩✩/5

Este libro me ha gustado muchísimo, pero... es poesía, no sabía muy bien cómo podía dedicarle una entrada entera a un libro que no sigue una trama, que no tiene personajes y que solo habla de sentimientos, así que he tenido que relegarlo a este rinconcito.

Pues bien, primero de todo decir que no soy mucho de poesía contemporánea, para mí es un poco confusa y de lectura a trompicones, pero una vez me hago a ella, si sus escritos están cargados de emoción y sentimientos, hasta deja de importante su extraño formato. Es lo que he sentido con este.

Es sincero y deja el alma de la autora abierta para cualquiera que se lance a leer, habla de abuso, de violación, de feminismo, de familia, de sororidad, de pertenecer a otro país y del arraigo. Habla de tantas cosas y con tanta sinceridad que es imposible no sentir algo, no emocionarse con los escritos y embeberse con la vida de Rupi, aunque en algunos retazos también nos podamos sentir identificados.


drácula // Bram Stoker

✩✩✩/5

No puedo negar que las expectativas que llevaba me la han jugado un poco, pero llevo tantos años viendo lo bien que se habla de esta famosísima obra que no podía evitar ir con las ganas por mil... con la respectiva decepción.

Lo que más me sorprendió fue el formato en que está contado, es decir, es epistolar y la mayor parte de la historia se cuenta en base a los diarios de los personajes, como también por medio de alguna carta o artículo de periódico por ahí sueltos; aunque no suelo llevarme demasiado bien con este estilo, no ha sido esto lo que me ha disgustado porque, aunque la narración es un poco excesiva y los diálogos escasean, es bastante descriptiva y atmosférica para introducirse en la época y la vida de los personajes. Pero la decepción llegó cuando el personaje que da nombre al libro aparece en contadas ocasiones y regalando muy poquitas escenas escalofriantes, quedado en una novela centrada en un grupo variopinto en el que los hombres, aunque estén cagados de miedo, son los que deben proteger a las mujeres porque, aunque éstas demuestran valía y fuerza, deben ser protegidas, hmpf, pero qué le hago si es un clásico y hasta debería agradecerse que la mujer tenga un papel de algo más que de florero en esta historia.

No ha sido una mala novela, pero teniendo en cuenta su longitud, al final se me ha hecho un poco tediosa y aburrida; la trama avanza y retrocede cada cierto tiempo, además de que el desenlace se ve venir desde lejos. Algunas escenas sí que me han encandilado, por su oscuridad y un ambiente un poco más creepy, pero no ha sido un clásico para mí.


mil pájaros de papel // Takayuki Ishii

✩✩✩✩/5

Este fue un libro con el que tropecé de casualidad curioseando por el catálogo de la eBiblio y me ha descubierto una historia de la que no tenía ni idea: la vida de Sadako Sasaki y la estatua dedicada a los niños que murieron por culpa de la bomba nuclear de Hiroshima. Todos los años que se estudia en los institutos la Segunda Guerra Mundial solo se centran más en las consecuencias económicas, el elevado número de víctimas, todos los daños producidos en las grandes potencias y Japón es poco más que el país que sufrió por culpa de las bombas atómicas, pero... ¿y los efectos a largo plazo de las bombas? ¿Y los niños que se fueron envenenando poco a poco por la radiación hasta perecer por culpa del cáncer?

Esta historia habla de ellos y de cómo la pequeña Sadako, con su carisma y su personalidad tan sociable, consiguió colarse en el corazón de todo aquel que la conocía, con su increíble tenacidad y la idea de que, si hacía mil grullas de papel, conseguiría curarse. Murió en el año 1955, pero sus compañeros consiguieron hacer que su imagen representara a todos esos niños que fueron afectados por culpa de la radiación y que solo habían quedado como un número más en las estadísticas.

Ha sido un libro duro, pero contado en un modo sencillo y directo. El autor se documentó de una manera muy exhaustiva, realizando entrevistas a los familiares de Sadako, indagando en los detalles de cómo vivió la gente el día que la bomba cayó sobre Hiroshima, pero está relatado de una manera más periodística que literaria, sin llegar a indagar tanto en las emociones. De todas formas, si, como yo, no conocíais a esta niña ni el monumento a la Paz de los Niños, os lo recomiendo mucho porque no deja de ser una forma de abrir los ojos ante las crueldades de la segunda guerra mundial y las secuelas invisibles que dejó incluso años después de acabar.


la posada jamaica // Daphne du Maurier

✩✩✩/5

La reseña completa de este libro la podéis encontrar aquí, pero en pocas palabras, es una historia cargada de grises y oscuridad, un ambiente opresivo que rodea a los personajes y su trama. Se trata de una obra con tintes de desesperanza y desolación, en la que la protagonista trata de salir o enfrentarse, pero a veces tropieza consigo misma y en otras ocasiones no la he conseguido comprender por cómo se mete de lleno y acepta la sociedad machista en la que vive, existiendo otros momentos en los que parece rebelarse ante la idea.

No es una historia sencilla de leer porque tiene mucha narración y escasos diálogos, además de muchas escenas machistas... lo cual puede resumirse en que se trata de un clásico, pero si os gustan las prosas llenas de florituras y las premisas en las que nada es blanco o negro, podríais disfrutarla.


chicas salvajes // Rory Power

✩✩✩/5

Un internado de chicas, perdido en una isla rodeada de mar y de bosque, una extraña enfermedad que vuelve a sus portadoras en salvajes, aunque cada una de ellas tiene síntomas distintos: algunas adquieren miembros de más, a otras sus manos se llenan de escamas, en otras parece que algo salvaje se mueve en su interior y quiere salir, otras se vuelven agresivas... Una premisa interesante, ¿no? Eso mismo pensé antes de introducirme en sus páginas, aunque había oído algunas cosas no demasiado favorables y... hmpf, al final también he acabado decepcionada.

Aunque tuvo un buen inicio, cargado de intriga y una brutalidad en la forma de manifestarse la enfermedad, poco a poco va desinflándose, van resolviéndose algunos aspectos y enredándose aún más los relacionados con el virus. Tiene personajes que parecían mucho más maduras para los quince años que tienen realmente, aunque la madurez se pierde cuando se observa las relaciones entre ellas; y dudas, dudas y más dudas. Así hasta el final, un desenlace abierto, cargado de cierto dramatismo y sin ninguna respuesta a todas las preguntas que surgen a lo largo de sus capítulos. Básicamente nos presenta un virus muy intrigante, unos personajes que podrían haber dado mucho más de sí y un bosque salvaje que esconde muchos secretos, pero terminando en una historia centrada en la vida de tres chicas, de cómo intentan salvase a sí mismas y entre ellas, descubriendo algunos detalles acerca de la naturaleza de dicha enfermedad, pero sin explicar realmente nada.


cuando reescribamos la historia // Belén Martínez

✩✩✩✩✩/5

De este libro también tenéis la reseña en el blog, así que utilizaré este pequeño espacio para deciros que, por favor, si aún no lo habéis leído, os lo recomiendo encarecidamente: da igual si os gusta o no la novela contemporáneo, da igual si las novelas con adolescentes ya no os llamen la atención porque consideráis que ya las habéis pasado, da igual todo... porque este libro es magia, es personajes llenos de carisma y de esos que quieres proteger a toda costa, de dolor e injusticias, de temas que te rompen el corazón, pero sabes que acabarán sanándolo... Es de esos libros que se quedan en tu memoria aunque pasen días y semanas, porque sus personajes se han decidido a vivir contigo y les da igual arrasar con todo lo que han encontrado dentro.

¿Os he convencido? ¿Le daréis una oportunidad? ¿Porfi, porfi?


bajo el metal // Irene Morales

✩✩✩/5

Una novela de ciencia ficción basada en un Japón futurístico en el que los robots con forma humana han quedado totalmente prohibidos debido a una antigua guerra en la que se rebelaron contra los humanos, pero de pronto se planta ante la puerta del taller de Hotaro e Ichiro un neómano que arreglar, con un exterior totalmente humano, con reacciones e incluso algo parecido a los sentimientos, pero lleno de suerosangre, músculos de mentira y cables en su interior.

No soy muy dada a los libros de ciencia ficción, me resultan un poco densos y confusos, pero había visto muy buenas críticas acerca de esta novela nacional y me acabé animando, pero creo que, justamente su longitud tan corta, ha impedido que se pueda conocer mucho más acerca del mundo y de los personajes. La ambientación japonesa ha sido mínima, podría estar ambientado en cualquier otro país y ni siquiera habría que cambiar mucho, solo los nombres de los personajes, que han sido uno de los aspectos más negativos porque han sido una completa locura, debido a la cantidad y a la falta de rasgos distintivos: salvo los protagonistas, el resto han sido un cúmulo de nombres y apellidos sin forma ni persona.

La trama tiene su inicio y su desenlace, es algo de agradecer porque todas las dudas se ven resueltas y se aporta un final en el que no quedan cabos sueltos, eso sí, lo que más me ha chirriado ha sido debido a la cantidad tan grande de personajes que, poco a poco, van adquiriendo más importancia, pero como no llegué a comprender quién era quién, las motivaciones en su forma de actuar han sido confusas.

Finalmente, si tuviera que quedarme con algo positivo, serían los protagonistas: Akaashi y Hotaro, me ha gustado cómo se desenvuelve su relación, sus personalidades tan complementarias y la manera que avanzan juntos en la trama.


La maldición de Hill House // Shirley Jackson

✩✩✩✩✩/5

Reseña en el blog aquí. Una historia oscura, retorcida y muy muy atmosférica. Personajes muy extravagantes, una trama directa, pero llena de pasadizos laberínticos en los que se pierden los personajes y el lector, conversaciones que carecen de sentido, pero cargadas de mensajes entre líneas, entre silencios, creando una historia ambigua y muy peculiar, escalofriante y de esas que te harán sugestionarte incluso aunque dejes el libro a un lado.



Ahora contadme vosotros, ¿cuáles han sido vuestras mejores lecturas de noviembre? ¿Habéis leído alguna de las que os hablo? ^^

domingo, 29 de noviembre de 2020

Reseña | La maldición de Hill house

 La maldición de Hill house (Shirley Jackson)

Minúscula · Tapa blanda · 265 páginas · 19,50€


Sinopsis: Cuatro personajes llegan a un viejo y laberíntico caserón conocido como Hill House. Son el doctor Montague, un estudioso de lo oculto que busca pruebas de fenómenos psíquicos en casas encantadas, y tres personas a quienes el doctor ha reclutado para llevar a cabo un experimento. A pesar de las reticencias de su familia, Eleanor, una joven algo atormentada y de pasado infeliz, acabará formando parte de la singular comitiva. Los otros son Theodora, con quien Eleanor establece un fuerte vínculo inicial, y Luke, el heredero de la casa. Pronto todos deberán enfrentarse a situaciones que están más allá de su comprensión. Hill House parece estar preparándose para escoger a uno de ellos y hacerlo suyo para siempre. Llevada dos veces al cine e inspiración de una reciente serie televisiva, "La maldición de Hill House" es una de las novelas más famosas de Shirley Jackson y una de las principales obras de terror del siglo XX.


Opinión personal:


Hill House es oscura, ambigua y retorcida, una mansión que se cuela bajo la piel de los que entran a vivir en ella y la pudren con gusanos y tinieblas. El doctor Montangue, conociendo todas estas características, decide reunir a un grupo de personas para investigar los fenómenos paranormales que impiden que los inquilinos permanezcan más de unos pocos días entre sus paredes, con excusas extrañas, pero sin comentar la realidad que los atormenta durante su estancia.


Primero de todo, quiero decir que, aunque la serie de Netflix “se base” en esta novela, son tramas completamente distintas sin nada que ver, salvo la existencia de una mansión encantada y que se llama «Hill house». Algunos de los protagonistas de la serie cogen prestados los nombres de los de esta historia, pero sus personalidades no pueden ser más distintas, al igual que la finalidad de su presencia. Son dos obras totalmente independientes, aunque se mencione que la serie es una “adaptación” de este libro.


Pasando a la historia en sí… ha sido una lectura muy escalofriante. Es una obra gótica, pero oscura y enrevesada, la forma de escribir de Shirley Jackson es perfecta para crear la atmósfera necesaria en esta clase de historias. Es pomposa en ocasiones y muy extraña en otros momentos, de esas que te envuelve entre sus párrafos y de pronto estás recorriendo los pasillos junto a los personajes, te sobresaltas cuando aparece una corriente de aire sin motivo, cuando una puerta aparece cerrada aunque la hayan dejado abierta, cuando aparecen golpes y murmullos que no provienen de nadie real… Como lector, se puede sentir la tensión y la angustia, pero también los momentos de tranquilidad al lado de la chimenea, la calma con la que se mueven las piezas de ajedrez y el sonido del brandy al caer en un vaso; los susurros entre los personajes y las risas cuando todo va bien, incluso sabiendo que la oscuridad llena todos los demás rincones de Hill House y que algo se prepara en la distancia.


Fotograma de la adaptación de 1963

Los personajes, todos ellos, son peculiares… muy peculiares. Hay que tener en cuenta que no son como ninguno que hayas podido encontrar en otra novela, quizás sí que se dan un aire a otras novelas de la propia autora, pero ellos en sí mismos son muy extraños. Ni siquiera sabría definir qué es lo que les hace tan distintos porque es toda su presencia, sus conversaciones cargadas de incoherencias, las palabras murmuradas a nadie en particular, los cambios de humor y en la relación unos con otros. Todo ello en conjunto puede producir una sensación de ridiculez, que personajes con más de treinta años se comporten a veces como críos, pero realmente es lo que requiere esta novela: una casa cargada de oscuridad y personajes que actúan de una manera un poco incongruente, que realmente son la esencia de esta obra. No es fácil conectar con ellos, pero sí es de destacar que tienen una personalidad muy definida, sin que la autora no nos la muestre de golpe, ni tampoco de manera directa, lo hace a través de detalles, de la evasión de algunas conversaciones, de cambios en la forma de hablar, de los gestos, de las miradas… todo ello en conjunto va conformando la realidad de estos personajes, de sus miedos, de quiénes son.


El libro está contado a través de un narrador omnisciente, pero la protagonista incondicional es Eleanor, una mujer que ha estado toda su vida cuidando de su madre y eso la ha convertido en una persona introvertida y acomplejada. Se van mostrando algunos de sus pensamientos, de cómo se ven el resto de personajes a través de sus ojos, quizás no es la realidad más absoluta, quizás solo vemos las capas que ella intenta escarbar o quizás los detalles en los que ella presta atención no son la verdadera realidad, pero esa ambigüedad hace que todo sea mucho más intrigante, que te atrape de una manera mucho más poderosa y te impida dejar de leer o dejar de pensar en ella.


Aunque soy una cagueta, he estado buscando un libro que me pusiera los pelos de punta, que me mantuviera con las dudas de lo que puede pasar a continuación, pero a la vez que me metiera tan en un ambiente opresivo que me hiciera girarme con algún sonido extraño en la vida real. Y sí, lo ha conseguido, y sí, estoy contenta con el resultado aunque han sido unos días de sobresaltarme por cosas que más bien venían de mi imaginación. No son sustos como podrían ser en una película, sino que la autora crea esa atmósfera macabra en la que puede pasar cualquier cosa y te mantiene al borde del asiento, a la espera, con los nervios tensos y con la sensación de que aun sigues dentro de la mansión incluso cuando dejas el libro a un lado.


La primera mitad tiene un ritmo inocentemente lento, nos va mostrando cosas que parece que carecen de importancia, incluye conversaciones que no parecen ser relevantes para la trama ni para conocer a los personajes, pero todo explota en la segunda mitad, donde los detalles de los personajes cobran más importancia, en su relación con la mansión, en su relación con Eleanor, hace que toda la confusión inicial intente encauzarse… aunque sin salir del todo de la confusión que lo rodea todo.


En conclusión, La maldición de Hill House es una novela intensa, detrás de una trama de fantasmas se esconden personajes con una personalidad muy potente, dentro de su extravagancia son muy carismáticos y arrollan con todo lo que sucede en la trama. Junto con una prosa muy atmosférica, se consigue crear una historia muy ágil y caótica.

sábado, 21 de noviembre de 2020

Reseña | Cuando reescribamos la historia

Cuando reescribamos la historia (Belén Martínez)

Puck · Rústica con solapas · 352 páginas · 15€


Sinopsis: HACE VARIOS AÑOS…

Julen e Ibai eran inseparables. Amigos que compartían clase, juegos en un jardín y paseos por la playa en las noches de verano.

EN LA ACTUALIDAD…

Julen solo es un joven que quiere pasar desapercibido. Ibai se ha convertido en un total extraño para él.  Pero todo cambia con un sueño, una luna roja como la sangre, un diario y una muerte.  Ahora Julen se enfrenta a una cuenta atrás en la que tendrá que luchar, hacerse valer y, quizás, darles una oportunidad a personas que jamás hubiera imaginado. Tal vez, logre reescribir la historia y evitar que la vida de alguien termine de forma trágica. Pero para hacerlo, tendrá que llegar hasta las raíces de su pasado y enfrentarse a las sombras que las envuelven, para comprender cuánto vale una vida y cuánto estaría dispuesto a entregar para salvarla.


Opinión personal:


De este libro no quiero hacer resumen de su inicio, aquellos que os gusta leer la sinopsis supongo que sabéis de qué va, pero si sois de los míos y os gusta ir a ciegas con una nueva lectura, os recomiendo hacerlo así porque esta historia prefiere leerse sin saber qué es lo que deparan sus primeros capítulos al lector y dejarse llevar por los personajes. Hecha esta aclaración, ¿por dónde empiezo yo a hablar de este libro? Estoy que me muero de ganas de chillar todo lo que me ha hecho sentir, de cuánto he amado a sus personajes, de la emoción con todos su pequeños detalles, es que… No puedo ser una persona seria con los libros que adoro, así que permitidme ser la alocada fangirl que chilla con el tan trillado cliché de enemies to lovers, que sonríe como una tonta a la pantalla del Kindle porque las emociones me burbujeaban hasta el exterior y que se siente totalmente rota cuando hacen daño a sus personajes favoritos.


Aesthetic hecho por la autora

Creo que empezaré por ahí, por sus personajes y cómo he adorado a cada uno de ellos, son… son… lo más bonito de este mundo. Tienen esa clase de personalidad sencilla y cercana que hace que sea imposible no encariñarse de su existencia y de resguardarlos de todo lo malo que les pueda pasar. Cada uno de ellos se ha colado en mi corazón (bueno, menos uno, pero es que Saúl se merece arder por ser tan capullo y me quedo corta), han hecho que se derrita de ternura, se han cobijado entre sus pliegues pidiendo amor y me han dicho que se van a quedar a vivir en él, y yo les he regalado toneladas de amor, porque se lo merecen todo. Como he dicho, son personajes bastante mundanos, es muy sencillo identificarse con ellos y conectar enseguida, algunos son más esquivos, otros guardan secretos, algunos con problemas, otros con dudas… pero todos ellos tienen ese algo magnético que te atrae a querer conocerlos más y más, a ir descubriendo cada una de sus capas y cogerles aún más cariño por el camino. Jo, no quiero desvelar mucho más acerca de ellos, pero os aseguro de que es imposible no adorarlos, algunos a veces meten la pata, otras te frustran por sus silencios, pero al terminar el libro cada uno de ellos han ayudado para que el corazón se quede calentito.


Este libro trata muchísimos temas muy relevantes, la mayoría es mejor ir descubriéndolos poquito a poco mientras te empapas de la historia y otros son spoiler, pero quiero destacar dos de ellos especialmente: la amistad, porque me ha parecido muy bonita, tiene baches y tiene curvas, tiene silencios y discusiones, en algunas ocasiones frustra, pero en otras te hincha el corazón con felicidad, porque es como la vida misma. A veces las cosas van mal, a veces se mete la pata, a veces las palabras son las equivocadas y a veces las verdades escuecen, pero si se lucha por ello también se muestra su lado bonito, en el que las amarguras se dulcifican cuando la amistad está presente, cuando el apoyo se demuestra con actos y con palabras. La autora ha reflejado una amistad tan potente que, aunque también me ha hecho sufrir en ocasiones, ha valido la pena porque también me ha hecho sonreír con ganas. Y otro tema que se refleja muy bien es el bullying, de cómo duele, de las palabras y los actos que se hacen porque sí, de cómo los silencios de los que lo ven sin actuar también son parte de esos ataques, de que todos somos igual de válidos aunque a alguien se le crucen los cables y quiera tomarla con el que considera más “débil” del grupo.


Aesthetic hecho por la autora

También quiero destacar muchísimo el romance que hay entre sus páginas, es… es… es ¡tan jodidamente bonito! Perdón por la palabra, pero no puedo resistirme porque a mí me pones un enemies to lovers tan bonito como el que se cuece en este libro y yo ya soy extremadamente feliz. Si es que estoy hasta sonriendo a la pantalla mientras escribo estas palabras porque no puedo evitar acordarme de los personajes, tengo un problema. Vale, seriedad… no, con este tema no puedo, lo siento. La relación avanza muy poquito a poco, es de esas que se estira con sus pullas, ese tira y afloja que se ve venir desde el inicio aunque los personajes sean reticentes, palabras con algún significado que podría ser distinto, miradas, bromas… Me han tenido chillando literalmente de la emoción con cada una de sus escenas, son tan bonicos y tan dulces y tan… todo, jo.


Pero también es cruel. Este libro es duro y trata temas que me hacen mucho daño, que me han destrozado, luego han jugueteado con los trocitos de lo que ha quedado de mí y me han señalado mis pedazos y dicho: cógelos, ahora tienes que reconstruirte. Pero cómo hacerlo cuando había párrafos tan llenos de sentimiento que no me veía capaz ni de seguir leyendo, que hasta podía escuchar cómo mi corazón se estaba resquebrajando y mis ojos llenándose de lágrimas. Estos personajes entran tan dentro de la piel que es imposible no sentir su dolor como el propio.

Aunque también tiene mucho que ver la pluma de la autora, es preciosa y delicada, de esas que te arrullan con sus palabras y te mienten que todo va a ir bien, para después destrozarte. También es muy ágil, de esas que el libro se pasa en un suspiro y no sabes cuándo parar porque necesitas seguir leyendo, seguir conociendo los entresijos de su trama, conocer al final los secretos que guardan algunos personajes, de ir corriendo de manera voluntaria a ese abismo que sabes que va a llegar. No sabría cómo definir la prosa de Belén, solo puedo decir que es de esas que son tan cercanas, tan llenas de sentimiento, de pasión, de sensibilidad, de identificarte enseguida con las emociones de sus personajes, de las que te arrullan y de dejan soñar entre sus párrafos. Todo demasiado bonito.

En conclusión, Cuando reescribamos la historia es un libro que habla de segundas oportunidades, de injusticias y de amistad, con unos personajes tan vivos que saltan de las páginas, con una pluma tan preciosa y ágil que hace muy difícil separarse de sus páginas. Os gusten o disgusten las novelas contemporáneas, os lo recomiendo encarecidamente, porque es imposible no caer rendido ante esta historia y no dejarse mecer por su trama.

sábado, 14 de noviembre de 2020

Reseña | La posada Jamaica

La posada Jamaica (Daphne dy Maurier)

Alba Editorial · Rústica · 400 páginas · 22€


Sinopsis: Un carruaje que atraviesa los páramos de Cornualles es zarandeado por la tormenta y en él una joven huérfana, Mary Yellan, se dirige al encuentro del único familiar que le queda, su tía Patience, que junto con su marido regenta una lóbrega y aislada posada de mala fama... a la cual el cochero apenas se atreve a acercarse.

Las tormentas, los paisajes desolados, los mares que rugen, los naufragios provocados, los bandidos y dos mujeres atrapadas en un rincón de Inglaterra sin otra ley que la de la violencia, componen la atmósfera de esta excelente novela, un auténtico clásico moderno que mezcla la fascinación por la oscuridad con una denuncia de la brutalidad doméstica. El terror y la agonía de habitar un mundo dominado por hombres sin escrúpulos −pero a quienes también visitan sus fantasmas− se unen a la recreación de un mundo donde la moral aparece y desaparece como un espectro.


Opinión personal:

Antes de morir, la madre de Mary le hizo prometer que se iría a vivir con su tía Patience, una mujer que, en los recuerdos de Mary, era dulce, vivaracha y llena de energía, una persona con la que quizás no sabe si podría conectar de nuevo como cuando era niña, pero, cuando se queda sola, decide cumplir con su promesa y viajar hasta la posada Jamaica, donde la oscuridad puebla en sus ventanas, las diligencias cruzan despavoridas frente a ella, nadie se detiene para hospedarse y los murmullos de la gente solo parecen contar una historia de desgracias. ¿Será verdad lo que cuentan de la posada Jamaica y de su dueño? ¿Qué ha sido de la vivaracha tía Patience?

Lo primero que quiero destacar de este libro es su oscuridad, cada uno de sus capítulos tienen esa atmósfera cargante, de misterio, de angustia, como si bajo cada párrafo se escondiera alguna criatura fea y retorcida, como si tuvieras que estar atento porque, aunque la situación parezca tranquila, el drama acecha en cada una de sus esquinas y puede mostrar todo lo que hay detrás, que una fachada de por sí tenebrosa, esconde mucha más podredumbre de la que se pueda imaginar.


Fotograma de la adaptación de 1939

Esto fue lo que principalmente me llamó la atención, era tan adecuado para el mes de octubre, esa tensión sin llegar a ser miedo, esa oscuridad sin llegar a asustar, ese misterio que pone los pelos de punta… Y esa atmósfera unida junto a una prosa llena de florituras fue lo que terminó de convencerme para animarme con ella (en realidad fue todo obra de Carme, así que, si queréis descubrir nuevas lecturas y ampliar vuestra lista de deseos, es buena idea visitar su blog), soy muy básica para estas cosas: me dicen que un autor tiene una pluma bonita y ahí estoy yo, babeando sobre el nuevo descubrimiento. Pero Daphne du Maurier escribe de esa manera suave y delicada, de esas que te empapa poco a poco la piel y te hace querer más, aunque haya párrafos y páginas en las que los diálogos escasean o directamente son inexistentes. No puedo negar que a veces mi cerebro desconectaba ante las descripciones y tanta narración seguida, la forma de escribir es bonita, pero si quería estar atenta ante lo que leía tenía que aparcar la lectura de vez en cuando porque no estaba por la labor de enterarme demasiado.


Ese ambiente lúgubre también se contagia a los personajes, todos ellos son distintas gamas de grises, algunos son el gris más clarito porque parece que van a esfumarse entre las paredes en cualquier momento y otros son el gris cargado de oscuridad que nubla todo lo demás y lo hace trizas. Algunos son grises porque no comprenden bien cuál es su papel hasta que llega su momento y otros son grises porque a veces son blancos y otras negros… así que acaban conformando el gris. No estoy segura de que este párrafo tenga demasiado sentido, pero es preferible descubrir a estos personajes por uno mismo, su realidad, sus misterios y lo que realmente aportan en esta historia.


La posada Jamaica en la actualidad

Aunque de la que sí que voy a dar algunas pinceladas es de la protagonista, Mary, de todas formas, no estoy aún muy segura de lo que opino acerca de ella, han pasado ya varios días desde que lo he terminado así que me da que seguirá siendo una incertidumbre y no podré sacar nada más en claro, pero es un personaje… peculiar. Inicia la aventura con agallas, con fuerza y esa valentía que ha ganado al vivir en la granja únicamente con su madre, sin ningún hombre posicionándose sobre ellas. Su espíritu sigue latente conforme pasan los capítulos, pero a veces flaquea, la valentía se pierde entre los mensajes machistas del resto de personajes, se deja pisotear aunque no lo parezca, pero va perdiendo el lustre con el que la conocimos, a veces vuelve a mostrarse como antes, independiente y con ganas de darle la vuelta a todas las injusticias… pero vuelve a tropezar poco después. No entiendo a este personaje, no estoy muy segura de su personalidad y de cuál de esas partes es la verdadera Mary, si la que teme al miedo pero no se deja amilanar o la que cree pensar que los hombres están por encima de las mujeres… Por esto digo que no estoy segura de conocer mi opinión acerca de ella: me gusta, pero algunas veces me apetecía entrar en el libro y zarandearla para que despertara.


Sí, este párrafo anterior ha dejado ver perfectamente la sociedad que se refleja en esta novela: machista. Uff, incluso la propia palabra machista se queda corta ante los comentarios que se hacen, ante las actitudes de los hombres y ante la forma que viven las mujeres. Duele horrores, pero duele mucho más darse cuenta que no reivindica el poder de la mujer, sino que simplemente muestra la sociedad tal cual es y muestra el papel de la mujer tal cual es. Vale, es un clásico moderno y en esa época las mujeres eran poco más que unas sirvientas en la vida de un hombre, pero… jolín, ha sido muy frustrante, cruel y doloroso leer esas escenas.


No quiero adentrarme mucho más en otros aspectos porque es una historia sin una verdadera trama, hay pinceladas de secretos, un hilo principal del que se tira para llegar a ciertas conclusiones y un final lleno de agujeros al que también se llega a través de ese hilo, pero más bien es una novela gótica llena de personajes, cada uno de ellos son algo en la vida de la protagonista, aparecen y desaparecen como espectros, ayudan y obstaculizan sus intenciones, otros se quedan y dan mucha más oscuridad a su vida… pero, al fin y al cabo, considero que más bien es una historia de personajes.


En conclusión, La posada Jamaica está llena de rincones escondidos, de ventanas tapiadas y secretos envueltos en habitaciones cerradas, sus personajes son toda la gama de grises que uno se pueda imaginar y crean tensión y angustia en la que querrás adentrarte hasta conocer su final.