domingo, 27 de mayo de 2018

Reseña | El imperio del sueño

El imperio del sueño
(Laura Tárraga)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
311 páginas
15,00 €
Sinopsis: Hace miles de años que la humanidad ha perdido la capacidad de soñar. En su lugar, ha averiguado cómo extraer los sueños de los pocos que aún consiguen hacerlo para venderlos al mejor postor o prefabricar cápsulas a un precio más asequible. Y en el principado de Zephanis se concentra una de las mayores redes de tráfico de sueños del mundo.
Shoana es una ladrona con un pasado sombrío y un presente miserable en la zona baja de la ciudad; Leiza, una célebre soñadora con un porvenir brillante y una vida llena de comodidades. Los caminos de ambas se entrelazarán cuando, una mañana, Leiza descubra que su peor pesadilla se ha hecho realidad: ha dejado de soñar a tan sólo unos días del acontecimiento más importante del año: la competición de El Imperio del Sueño.
Opinión personal:
     En primer lugar quiero destacar que llevo siguiendo a la autora en twitter desde hacía meses y cuando salió la noticia de su nueva publicación sabía que lo quería sí o sí, la premisa tenía un halo muy atrayente y la autora parece amor, así que, aunque la espera hasta mayo haya sido larga, por fin he podido leer esta historia y oh.

     En el mundo de nuestras protagonistas los sueños casi han desaparecido, son pocos los que aún tienen el poder de soñar cuando cierran los ojos y en base a estos hechos se ha creado una compra-venta de sueños de aquellos pocos que todavía pueden hacerlo; Shoanna es una ladrona de sueños de renombre y Leiza solía ser de las pocas privilegiadas con sueños, hasta que un día se da cuenta de que para ella también han desaparecido: y los necesita para la competición de El imperio del sueño.

     Es ese el momento en el que el camino de ambas se junta y menuda maravilla: de personajes, de sus historias, de todo el ambiente y cómo se relacionan sus vidas, tan completamente distintas la una de la otra, pero tan indispensables la una para la otra.

     El ambiente de la novela está envuelto en ciencia ficción, pero al mismo tiempo se ve más acotado aún en toques de una historia contemporánea, porque, aunque me esperaba una deselvoltura mayor respecto de la atmósfera del mundo, los únicos toques de "fantasía" iban referidos acerca de los sueños, el resto de la historia trata temas sin tanta "magia" como me esperaba. Pero no es algo negativo ni que me haya decepcionado, es más, trata muchos temas importantes que, aunque me los esperaba por algunos tweets de la autora acerca de la novela, me han sorprendido y encantado cuando los he visto retratados de manera tan perfecta en la historia.

     Por otra parte, la prosa de Laura es tranquila, no es muy rimbombante ni peca de ser demasiado sencilla, es directa y precisa, junto con su pluma me ha mantenido muy muy enganchada a la historia, a los siguientes movimientos por parte de Shoanna y Leiza.
En resumen, El imperio del sueño es una historia de ciencia ficción, pero más ambientada en un margen de realismo, con unas protagonistas muy especiales y diferentes que te cautivarán; y los temas que trata te aseguro que no te dejarán indiferente.
Os quiere,

domingo, 13 de mayo de 2018

Reseña | Silverville

Silverville
(Victoria Álvarez)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
541 páginas
16,50 €
Sinopsis: Cuando en 1872 Grace Mallory se instala en la antigua mansión de su familia política, los rumores no tardan en circular por el pueblo. ¿Una dama viviendo sola en un caserón deshabitado? ¿Por qué no la ha acompañado John, el heredero de la compañía minera con el que contrajo matrimonio lejos de allí? ¿Y qué pretende ahora al mudarse a la zona?
A sus veintidós años, Ruby Lawrence ha experimentado de sobra la sensación de ser subestimada por su condición de mujer. Por eso no le sorprende que nadie tome en serio su desconfianza por la recién llegada. No obstante, sus familiares deberían hacerlo... Al fin y al cabo, fueron ellos quienes asesinaron al padre de John.
Mientras la paz de Silverville se resquebraja, Grace y Ruby se sumen en un intrincado juego donde el sacrificio de cualquier peón merecerá la pena con tal de ganar la partida y donde sólo quedará una certeza: el mundo es un escenario y los hombres y mujeres, meros actores.
Opinión personal:

     Silverville ya comienza fuerte, toques de misterio, confusión y un velo que envuelve al lector entre sus aventuras hasta el punto de que no queda nada más que el libro y el lector. Hasta que las páginas se suceden una detrás de otra a una velocidad vertiginosa y las muchas quinientas páginas parecen un soplo de aire.

     Victoria Álvarez es una autora que, antes de adentrarse en la escritura de una novela, se embarca profundamente en la documentación, en investigar acerca de todos los detalles que hagan falta para que la novela resulte exquisita, con las ropas, los escenarios... el mismo ambiente huele a los lugares que nos transporta la autora. Es increíble, porque parece que hace magia al momento en el que describe las situaciones, me parece maravillosa su pluma.

     Podría decirse que son dos las protagonistas de esta historia, Grace y Ruby, pero me ha faltado algo más de "protagonismo" por parte de esta segunda para que realmente pudiera gustarme, la que realmente me ha ganado ha sido Grace, con su carácter, sus secretos, su todo. Llega en la novela y arrasa tanto con las páginas de su historia como con el lector. Y el misterio que lleva consigo, con suss intrigas que se desvelan y crean giros inesperados, y que hacen que todo sea muchísimo más adictivo de lo que ya era desde el inicio —si es que es posible.

     La narración salta de una de ellas hacia la otra, punto fuerte de la novela, en tercera persona, de manera que hace disfrutar al lector y quizás enredarlo aún más en las redes de la historia; el resto de personajes secundarios también me han parecido perfectos, perfilados de una manera increíble y cada uno tan definido que su personalidad rebosa de carácter.
En conclusión, Silverville te atrapa con su ambiente del oeste, rodeado de muchísimos giros argumentales y unos personajes de diez.
Os quiere,

jueves, 19 de abril de 2018

Reseña | Escape. Las siete pociones

Escape. Las siete pociones
(Andrea Izquierdo)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
400 páginas
16,00 €
Sinopsis: Cinco amigos encerrados en una escape room.
Tú decides el final.
La visita a una escape room de Harry Potter en Edimburgo parecía la mejor forma de celebrar el cumpleaños de Jasper: una hora para intentar salir de un castillo resolviendo acertijos y enigmas entre amigos...
Hasta que un imprevisto cambia el plan.
Con tus decisiones determinarás si el grupo podrá superar un juego que resulta no ser tan inocente como aparentaba. Y cada uno de los posibles caminos desvelará (o no) secretos inesperados, ya que, como dijo cierto mago, «son nuestras elecciones las que muestran lo que somos».
Después de todo, es posible escapar de cualquier cosa, excepto de uno mismo.
Opinión personal:

     En primer lugar, es necesario destacar el aspecto que diferencia a esta novela de las que normalmente nos podemos encontrar en librerías: tú escoges el destino de los personajes, eliges el camino por el que deben ir en uno u otro momento, de manera que te llevará a uno u otro desenlace. No es una forma de escribir única, porque si habéis nacido sobre los noventa, habréis leído más de un libro de «Elige tu propia aventura», de esos libros pequeños y rojos que te llevaban por distintos entresijos y el lector escogía las decisiones para acabar de una u otra manera. Pero, aunque la idea no sea completamente original, sí lo es el enfoque en general: eliges el camino en determinados momentos, es un escape room y está ambientado en Harry Potter. Dentro de lo que cabe, ha sido Andrea la que ha decidido dispersar su creatividad y crear esta historia tan peculiar.

     Son cinco los protagonistas, con los que vas descubriendo los misterios de la escape room y, a la vez que el clima de misterio y tensión va cargando el ambiente, descubres sus personalidades, su forma de ser y conocer su relación... Quizás es por que solo he leído una de las opciones que me han llevado a mi final, pero no he visto una profundidad en el carácter de los personajes, me han gustado, pero me habría gustado conocerlos un poco más y observar una evolución (dentro de lo que cabe, teniendo en cuenta que los sucesos no ocurren en un lapso de tiempo largo como en otras novelas), puede ser que, si me adentro en otras de las posibilidades que da la novela, siguiendo otros caminos, consiga encariñarme un poco más de éstos, pero mientras, me parecen un poco flojillos.

     La misma autora ha comentado que esta novela está dentro del género de misterio y, como he mencionado más arriba, así es en general, pero a su vez vamos observando la amistad que hay entre los personajes, por medio de flashbacks descubrimos un poquito más acerca de ellos y, en ocasiones, llegan a desbaratar determinadas suposiciones que uno podría tener sobre cada uno de ellos; y, por otra parte, algunos giros argumentales que mantienen en tensión al lector durante páginas y páginas.

     Haciendo un leve apunte acerca de que esté ambientado en Harry Potter, son pequeños detalles que, si uno ha leído o visto las películas, te hacen sonreír por reconocerlos a tiempo pero, si no os habéis adentrado aun en Hogwarts, no es ningún problema para leer esta novela.
En conclusión, Escape. Las siete pociones es una novela cargada de misterio, amistad y un ambiente de magia que te mantendrá pegado a sus páginas y que, aunque lo termines, sabes que puedes volver a su historia y encontrarte con nuevos caminos o detalles plagados en sus páginas.
Os quiere,

domingo, 1 de abril de 2018

Reseña | La playa

La playa
(Sara Cantador)
Alfaguara
Rústica con solapas
392 páginas
16,95 €
Sinopsis: ¿Qué esconde la playa?
Ian regresa a la isla que ha sido su hogar tras un año estudiando en Madrid. Aunque haya bloqueado su pasado mientras estaba en la ciudad, él pertenece al mar, a esa playa en la que ha crecido con su familia y que tanto ha echado de menos.
Con su regreso, irrumpe en su vida Eloise, una joven pecosa y pelirroja, con dieciocho años recién cumplidos, que hace que se olvide de la angustia que el chico trae consigo. Pero ella arrastra una carga más pesada de la que aparenta: su hermano murió el pasado otoño y un abismo ha crecido entre su padre y ella desde entonces, que cada día los separa más.
En una espiral de angustia y oscuridad hacia la que los dos se ven arrastrados en un momento crítico, el verano de 1988 cambiará sus vidas radicalmente.

Opinión personal:
     Al empezar con esta novela me dejé llevar por ella sin más, sin conocer su argumento ni cuáles podían ser sus personajes, sencillamente dejando que la novela y su historia se sucediera ante mis ojos abriendo poco a poco la trama que contenía. Y así fue, con una suave y agradable sensación de ir descubriendo un nuevo mundo a la par que lees, detallando sus paisajes conforme aparecían sus descripciones y atrapándote entre su argumento. Tiene una pluma que te envuelve en sus páginas, que te dibuja en tu mente las escenas y paisajes que son necesarios a la vez que te deja imaginar los detalles que se ven entre líneas.

     Avanza despacito, paso a paso, sin pausa pero sin prisa, te muestra los escenarios en los que suceden las cosas y posteriormente llenan de "acción" eso que ya han conseguido dibujar desde antes; todo el fondo ya se queda en tu cabeza y solo te falta correr detrás de los protagonistas para ir descubriendo el misterio.

     La evolución de los personajes es clara y preciosa, ves cómo son personas reales, con sus miedos y sus virtudes, con cómo se da importancia a la amistad, e incluso a sus familias, detalles que pocas veces en las novelas de este tipo se demuestan. 

     Parecerá una tontería, pero desde el primer momento en el que llegó a mis manos esta novela sentí una paz y serenidad infinita, y es lo que me ha provocado a su vez su lectura, tanto Eloise como Ian han sido creados con mimo y delicadeza, y las descripciones, como he comentado más arriba, te transportan de lleno hacia la playa, con sus olores y sus vistas.
     Quizás es por la delicadeza de la pluma, o por el realismo de sus personajes, pero La playa contiene una preciosa historia que se instalará despacito en tu interior y se quedará a dormir allí.
Os quiere,

martes, 27 de marzo de 2018

Reseña | La torre

La torre
(Daniel O'Malley)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
600 páginas
18 €
Sinopsis: «El cuerpo que llevas puesto era mío».
Así comienza la carta que Myfanwy Thomas tiene en las manos cuando despierta en un parque de Londres sin ningún recuerdo de su identidad y rodeada de cadáveres.
Las instrucciones que le ha dejado su antiguo yo la conducen hasta una agencia secreta al servicio de Su Majestad para la que supuestamente trabaja con el alias de «la Torre» investigando casos «peculiares»; por ejemplo, gente que se cuela en sueños ajenos, niños letales o personas que poseen varios cuerpos y que pueden suponer una amenaza sobrenatural para el Reino Unido. Para colmo, pronto descubre otra amenaza inesperada: hay un topo en la organización que la quiere muerta. Pero ¿cómo detectar al traidor entre un montón de nuevos compañeros a los que podría decirse que ha olvidado?
Opinión personal:

     Tenía muchísimas ganas de leer este libro, pero en verdad no tenía ni idea de qué esperar encontrarme entre sus páginas; y, queridos lectores, me he llevado una grata sorpresa porque he amado este libro desde su primera hasta su última palabra. Me ha encantado la construcción del mundo y el concepto de "La torre" con sus retazos de mitología que se podían entreves entre líneas. Y básicamente toda su trama sobrenatural me ha atrapado de principio a fin.


    A pesar de que se usen ciertas metáforas sobre hechos habituales en las novelas de fantasía urbana, como la heroína con amnesia o la organización secreta con sus miembros con superpoderes, el resto del argumento está refrescantemente lejos de clichés haciendo un inteligente uso de una trama profunda que añade contexto a la historia. El añadido de que sea la antigua Myfanwy quien narre su historia a traves de mensajes póstumos es sencillamente brillante; y, por otra parte, es magnífico ver cuán diferentes son entre ellas la antigua y nueva Myfanwy: mientras que la anterior era una brillante administrativa que tenía miedo de usar sus poderes, tímida entre los hombres que trataban de sacarla de sus caminos, pero consigue burlarles gracias a su inteligencia; la nueva Myfanwy es más directa, con la voluntad de usar sus habilidades especiales y sin el miedo de destacar entre el resto de los miembros de La torre, para vengar a la mujer que antes fue.
     La yuxtaposición es increíble y me ha encantado conocer a las dos Myfanwys a traves de las cartas y dossiers que se ven a lo largo de los textos por parte de la que fue, y obviamente las dificultades que le surgen al "renacer" en su cuerpo a la vez que trata de descubrir el misterio de su atacante.

     Por otra parte también me ha encantado el hecho de que no se ven los trillados clichés que normalmente se encuentran en las novelas de este género: como que no haya ningún amor trepidante entre sus páginas —después de que la chica se encuentre completamente perdida en respecto de quién es y qué pasa en su interior, no es necesario añadir una insípida relación amorosa.

     Me parece curioso que la antigua Myfanwy es una autética "badass" cuando se da la situación de trabajar y planear. Y el misterio que contienen sus páginas es realmente adictivo, junto con todo el resto de su trama.

Básicamente, La torre es esa novela que te atrapa por lo ingeniosa e increíble que es, por romper los moldes de la habitual fantasía urbana y, sencillamente, es maravilloso, sin más.
Os quiere,

viernes, 23 de marzo de 2018

Reseña | Una lista de jaulas

Una lista de jaulas
(Robin Roe)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
380 páginas
15€
Sinopsis: Todo el mundo conoce a Adam Blake: es el chico más amable y sonriente del instituto, ese un poco torpe con tanto carisma que cualquiera pasa por alto sus despistes. A Julian, en cambio, no lo conoce nadie… Excepto Adam Blake. Hace años fueron hermanos adoptivos durante un breve periodo de tiempo, hasta que un familiar reclamó su custodia. 
Cuando se reencuentran, Adam se entusiasma. Julian sigue siendo el mismo de siempre: generoso, algo callado, aficionado a escribir historias y leer libros infantiles. Pero también revela otros aspectos que ignoraba, como una actitud huidiza y el rechazo a hablar de cómo son las cosas en su nuevo hogar. Porque hasta la persona más invisible puede ocultarse tras un velo de secretos y, si uno está dispuesto a descubrirlos, «hay muchas formas de ayudar a los demás, Adam».

Opinión personal:
     Guau. Este libro...

     Para, en principio, haber parecido un libro como otro cualquiera del estilo Young Adult, no me esperaba para nada que sacudiera mi interior de la manera en que lo ha conseguido. Tiene ese algo que solo he visto en muy poquitas novelas juveniles, y por ello se ha convertido en una bocanada de aire fresco entre este tipo de novelas. Trata de la amistad, de amabilidad y de mantener siempre la esperanza en que hay bondad en este mundo.

     Desde el primer momento en el que se nos presenta a Julian se puede observar que no va a ser un protagonista de catorce años normal, no solo es abandonado por sus profesores por tener dificultades de aprendizaje, sino que además debe acarrear el dolor y pesar de la muerte de sus padres, sentirse solo e intimidado por sus amigos y no tener ni una sola persona en la que poder confiar. Desde el segundo cero el lector sabe que se tratará de un protagonista con el que acabará irremediable e inconscientemente enamorado, hay algo en su inocencia y vulnerabilidad que me robaba el aliento desde la primera página —es básicamente un rayito de sol.

     Julian solía vivir en una familia de acogida, en la casa de Adam hasta que se lo llevaron de allí para vivir con su tío. Años después, Adam y Julian vuelven a reencontrarse en el colegio y crean una nueva amistad desde cero. Adam es probablemente el personaje más amable y precioso por dentro que haya leído en muchos libros, su forma de ser literalmente me hizo repensar mis conductas y cómo puedo cambiar determinados trazos de mi carácter para poder sacar más la parte buena que tengo, porque por medio de este personaje se me ha demostrado lo importante que es ser buena persona.

   Esta novela demuestra el maltrato doméstico de una manera que te hace abrir los ojos de golpe, lleva en sus páginas el terror y el dolor y te hace sentir de la misma manera que lo sienten los personajes. Estoy segura de que me habré encogido leyendo determinadas escenas y algunas de ellas incluso han sido demasiado dolorosas de leer, pero lo más importante es que te enseña que esto es real y cuán horrible que es.

     Los personajes secundarios son maravillosos, personas tan agradables y amables... Por otra parte aparece cierto romance, pero que veía completamente innecesario, porque básicamente no aporta nada al argumento, ya que no se trata de un libro romántico, se trata de una novela sobre la amistad, sobre el ser buena persona y cómo debe ser ser padre o madre.

     La pluma de la autora está en el punto perfecto, no trata de rellenar los párrafos con florituras ni decribir las escenas en demasía, pero sin llegar tampoco al extremo de ser sosa o simplona, sencillamente se encuentra en la perfecta mezcla de emocioness y sinceridad necesaria para un libro como este.
     En conclusión, Una lista de jaulas destaca como una increíble novela contemporánea, que parece querer quedarse en el interior del lector durante mucho mucho tiempo. No solo aporta frescura ni trata de temas tan poco retratados, sino que también nos presenta preciosos personajes que te llegarán al corazón y traen consigo una historia llena de emociones a flor de piel.
Os quiere,

lunes, 19 de marzo de 2018

Reseña | Ocho

Ocho
(Rebeca Stones)
Montena
Rústica con solapas
240 páginas
14,95 €
Sinopsis:  Hay dos cosas que son inalterables: su pasado y mis reglas.
1. El tiempo máximo del que dispongo para hacer feliz a una persona son ocho semanas.
2. Si no lo consigo y considero que podría llegar a hacerlo, tengo un tiempo extra de ocho días.
3. Transcurrido el tiempo desaparezco por completo de la vida del paciente, su felicidad en ningún momento puede depender de mí. 
Mía tiene un trabajo inusual: se dedica a hacer felices a las personas sin que ellas sepan que lo hace por trabajo. Precisamente por eso la contratan los padres de Max, un chico que ha intentado suicidarse. Cuando los caminos de ambos se crucen, saltarán chispas: él no quiere verla ni en pintura, ella tiene que hacer todo lo posible por devolverle la felicidad.
Opinión personal:
     Tenía ganas de esta novela porque Rebeca siempre me ha parecido que destaca por su personalidad y forma de expresarse, y el hecho de que siendo tan joven este ya fuera su segundo libro publicado era un grandísimo logro, por tanto cogí este libro con ganas de encontrarme con una historia plagada de felicidad con retazos de nubarrones como los hay en la vida, pero sobre todo de pensamientos con reflexiones... y es lo que hay aquí.

     En primer lugar, destacar que los protagonistas en principio parecen completamente los polos opuestos el uno del otro: Mía destaca por soler ver el vaso medio lleno, mientras que el cliente al que debe devolver la felicidad tiene su mundo hecho patas arriba, donde apenas ningún rayito de sol puede traspasar su coraza de frialdad.

     Se trata de un libro que apenas se lee en un suspiro, engancha desde la primera página y la autora tiene una pluma realmente sutil de manera que el lector se ve sumergido al momento en la historia y, si no es de una sentada, en un par de horas el libro vuela entre las manos dejando, en general, un regustillo agradable en los labios.

     La trama principal me ha parecido bastante original, aunque no deja de ser una novela juvenil romántica, lo que implica que contenga algunos clichés. Se trata de un libro corto, pero realmente intenso que te mantiene atrapado hasta el final. Quizás no hay demasiados, pero sí los suficientes, giros que pillan al lector completamente desprevenido y están dispuestos a cambiar la historia por completo, lo cual es un gran acierto.

     Algo muy positivo son la cantidad de párrafos extensos que invitan a pensar y a reflexionar. Me ha encantado encontrarme esos párrafos llenos de palabras tan reales y con reflexiones tan profundas. Este hecho, por otra parte, también ayuda para empatizar con Mía, ya que muchos de sus pensamientos pueden hacerte sentir identificado entre sus palabras.
     Ocho es una historia rápida de leer, con páginas llenas de mensajes muy reflexivos y unos personajes que, aunque con algunos defectos entre sus páginas, logran cautivar al lector conforme avanza su relación y la tuya con ellos.

Os quiere,

lunes, 12 de marzo de 2018

Reseña | Warcross

Warcross
(Marie Lu)
Ediciones Nocturna
Rústica con solapas
431 páginas
16,50€
Saga:
—Warcross
—¿?
Sinopsis: Para los millones de usuarios que se conectan en busca de adrenalina o por la euforia de experimentar un nuevo estilo de vida, Warcross es más que un juego; es una revolución. Emika Chen trabaja como cazarrecompensas rastreando a los jugadores que vulneran la ley. Y se trata de un mundo competitivo, por lo que un día asume un desafío muy arriesgado: hackear la partida inaugural de los campeonatos mundiales.
Convencida de que van a detenerla, Emika se sorprende cuando en su lugar recibe una llamada del hermético creador de Warcross con una oferta irresistible: introducirla en la próxima edición del torneo para investigar un fallo de seguridad.
En Tokio le esperan la fama y la fortuna.
Y el juego le ofrece una partida sin consecuencias...
¿Verdad?
Opinión personal:

     En el perfil de autora se menciona que Marie Lu fue la directora artística en una compañía de videojuegos antes de que empezara su andanza en la escritura, y ahí podemos ver las razones por las que se observa la majestuosidad de esta creación. Tiene una gran experiencia en este campo y la ha usado para crear algo grande, muy GRANDE. Dentro de su sencilla, pero a la vez maravillosa pluma, Marie Lu ha creado un mundo y unos personajes difíciles de olvidar.

     El argumento gira entorno a Emika Chen, una joven que ha sufrido diversos sucesos traumáticos a lo largo de su vida; por medio de este difícil camino llega a una meta que no se esperaba desde el comienzo: decide hacer uso de sus habilidades como hacker para poder vivir como una cazarrecompensas virtual. Pero en una situación de ruina y necesitada de dinero rápido Emika decide aprovecharse de un fallo que ha advertido en Warcross, un juego de realidad virtual que ha atrapado al mundo entero. Hackea su manera para entrar en un evento internacional de Warcross con la esperanza de poder robar lo suficiente para pagar sus rentas, pero de pronto y sin quererlo acaba en la secuencia principal del juego. Hideo Takana, el creador de Warcross, pronto contacta con ella para hacerle una oferta difícil de rechazar, haciendo uso de sus habilidades como hacker.

     Las razones por las que he amado este libro son sencillas: no hay nada que enganche más que un conjunto de circunstancias difíciles de descifrar y además Marie Lu insinúa determinados detalles de tantos misterios que el lector se muere de ganas de conocer y descubrir al fin el sentido de todo; te ves inmerso en un mundo con una tecnología increíble y extraños y maravillosos artefactos, algunos de ellos pueden sonar como ciencia ficción pero algunos de ellos es sencillo imaginárselos en el mundo actual.

     Básicamente Marie Lu hace uso de determinados puntos que hacen que los amantes de la ciencia ficción se vuelvan locos; al mismo tiempo hace énfasis en diversos y complejos problemas, como la reacción de las personas cuando se encuentran en trágicas circusntancias en su vida de pronto y cómo hace que éstos deban evolucionar. Hace cierta crítica a cómo las nuevas tecnologías nos afectan en la sociedad y cómo consigue absorbernos dentro de una realidad que no existe, lo cual te hace reflexionar de verdad. Y consigue hacer esto entrelazándolo de manera suave dentro de la historia principal, dentro de los toques de misterio y algo de humor, lo cual es brillante.

     Y el final... ¡buah! Tiene escenas tan alucinantes que en ocasiones ves necesario releerlas para volver a empaparte de lo que te cuenta, de cómo lo hace e incluso en esta segunda o tercera vez darte cuenta de pequeños detalles que han podido pasar desapercibidos en principio.
     ¿Qué más se puede añadir? Créete el hype de esta novela, Warcross es un libro increíble por las razones ya mencionadas y no puedo más que recomendarlo encarecidamente.
Os quiere,

lunes, 26 de febrero de 2018

Reseña | La marea de hielo

La marea de hielo
(Morgan Rhodes)
SM
Rústica con solapas
496 páginas
14,95€
Saga:
- La caída de los reinos
- La primavera de los rebeldes
- El abrazo de las tinieblas
- La marea de hielo
- La tormenta de cristal
- El reinado inmortal
Sinopsis: ¡Spoilers de libros anteriores! La lucha por el poder se extiende más allá del mar de Plata. Los límites se desdibujan: desaparecen las fronteras entre los imperios, el bien y el mal se confunden y la magia vaga por el mundo mortal.
MAGIA
Cada vez más presentes en la Mytica terrenal, los seres mágicos modelan y desvían las frágiles vidas de los humanos sin prever las consecuencias.
AMOR
Tortuosas e inesperadas, las pasiones sacuden a humanos e inmortales por igual, trenzando sus destinos.
TRAICIÓN
Mientras se crean y se deshacen alianzas, la víbora invisible de la traición emponzoña incluso a los seres más cercanos.
Una marea de hielo amenaza con inundar Mytica.
Y su frío puede paralizar los corazones demasiado expuestos...
Opinión personal:
     Esta cuarta entrega ha sido igual de increíble que sus anteriores, llena de acción que deja sin aliento, de misterio, magia y muerte. Han sido incontables las veces que me ha dejado sin respiración, me ha hecho estremecer por la cantidad de momentos desgarradores y me han absorbido sus páginas de tal manera que las horas perdían importancia y me encontraba entre los ciudadanos de Mytica como una más entre ellos.

     Empieza en el mismo punto donde lo dejó la novela anterior, con un final infartante a más no poder, con una historia tan bien hilada que el lector no sabe hacia dónde puede ir o girar, porque Morgan Rhodes consigue sorprender al lector cada vez más. Lleno de acción, intriga y aventuras por parte de sus personajes. Entre ellos empezando por Cleo, sigue siendo un personaje maravilloso gracias al giro y evolución desde su primer libro. Magnus, ese alucinante personaje con el gran carisma que lo representa y en esta novela solo apetece abrazarle y protegerle sin cesar, con un romance a base de giros llenos de emoción y felicidad.
     Es imposible dejar de leer, se hace tan adictivo y sumamente atrapante, que tienes que dejar todo lo que estés haciendo y meterte a seguir conociendo la pluma y la historia de Morgan Rhodes. Ello, sumándole todas las voces narrativas, consiguen que sea muy ágil, con un ritmo que bajo mi punto de vista, está presente en cada página, porque no decae y le hace dar mucha fuerza a la historia, porque es precisamente eso lo que más me gusta de la novela. Tiene tantos personajes, que puede dar miedo que estén mal desarrollados o que algunos sean más secundarios y más planos que otros, pero aquí es donde ataca la autora, porque es todo lo contrario, ya que sabe mantener cada uno de los puntos de vista, dándole su propia importancia y su propia personalidad, porque en serio, que hay cada personaje que quedo enamorada de él.

     En esta nueva entrega conocemos con más detalles partes de Mytica que hasta ahora no tenían tanta profundidad y que sinceramente me ha fascinado, al igual que también tenemos un panorama general del mundo de Morgan, ya que no estamos solamente en Mytica, sino en todo el mundo, viajando hasta el imperio de Kraeshia, donde al mismo tiempo conocemos a nuevos personajes y nuevas traiciones. Considero que la autora sabe ambientar tanto la novela, que formamos parte de ella y de sus personajes, porque la verdad, es que les he cogido cariño a todos, pero también es cierto, que cuando menos te lo esperas, te apuñala por la espalda, dejándote sufriendo por sus giros argumentales, porque tiene muchos. Y cada cual peor, en el sentido de que se vuelve más fascinante y no ves la hora de saber cómo saldrán los personajes de esa situación.
     La marea de hielo es una cuarta parte inmejorable, acción a rebosar, tensión por doquier, palabras hechizantes por las que no podrás soltar la lectura a pesar de que así quieres. Miedo, dolor, crueldad... Mytica te espera.

Os quiere,

lunes, 15 de enero de 2018

Reseña de Cartas de amor a los muertos

Cartas de amor a los muertos
(Ava Dellaira)
Ediciones Nocturna
Rústica con solapas
350 páginas
15,00€

Sinopsis: Todo comienza con un trabajo de Lengua: escribirle una carta a alguien que haya muerto.
Laurel escoge a Kurt Cobain porque su hermana lo adoraba. Y porque él murió joven, como ella. En poco tiempo tiene un cuaderno lleno de cartas a Judy Garland, Amy Winehouse, Heath Ledger y muchos otros. Sin embargo, no se las entrega a su profesora. Les escribe sobre el comienzo del instituto, sus nuevas amistades, su primer amor y sobre cómo está aprendiendo a vivir ahora que su familia se ha roto.
Y sobre lo que ocurrió cuando su hermana aún estaba viva.
Opinión personal:
Hay veces en las que las opiniones positivas de un libro o el hype que se crea ante la publicación de una novela provoca que, antes siquiera de adentrarte en ella o leer apenas su sinopsis, ya mantengas unas expectativas altas ante lo que te espera y, a veces, uno se acaba llevando decepciones bastante grandes… cosa que me ha sucedido con Cartas de amor a los muertos.

Laurel es una adolescente que ha cambiado de instituto para que las personas de su entorno no la observen con lástima y pena por la reciente muerte de su hermana, lo que ella quiere es conocer a otros que no sepan nada de su pasado, que conozcan a una Laurel nueva y sin secuelas, a pesar de que pueda ser difícil con lo sucedido. En principio no está mal como protagonista, pero conforme se la conoce más, conforme te adentras en su mente por medio de las cartas que escribe a muertos, me cansé de ella, no era nada destacable, no era nada que pudiera hacer que la recordase meses después, quizás, a lo mejor, podría describirla como sosa, le falta sal y muchas especias, comprendo que encontrándonos en el momento en el que se ve Laurel no puedes darle alegría a algo que no la posee, pero la forma que se relacionaba con las nuevas amigas, con el chico por el que sentía algo, con todos en general me cansaba: monótono, cansino… pesado.
«Es triste cuando todo el mundo te conoce, pero nadie te conoce.»
Las amigas de la protagonista me han gustado mucho más, tanto por lo bien hilado de su trama secundaria como por darle algo de chispa a la novela, cada una de ellas tiene una personalidad propia, definida y diferenciada, lo cual se convierte en un gran punto a favor teniendo en cuenta a Laurel.

El personaje masculino de la novela, Sky, me ha gustado y disgustado a partes iguales; empieza con la típica pose de chico malote con chaqueta de cuero, poco a poco se le conoce más y, bueno, si nos fijamos en su forma de ser a veces era desconcertante y no del todo comprensible, sí, cariñoso y mono cuando hacía falta, pero no entendía a Laurel y no es que durase mucho aguardando junto a ella, tiene su sentido, pero tampoco del todo comprensible, por ello…
«Mucha gente desea llegar a ser alguine en la vida, pero tiene miedo de intentarlo por si no cumple las expectativas de los demás.»
…el romance cojea y gusta, quizás ha sido demasiado típico… o a veces demasiado atípico, en realidad, no sé con qué quedarme, a lo mejor es el libro que me ha dejado confundida, pero es cuqui y desquiciable a partes iguales, es adorable y extraño unas y otras veces. Creo que uniendo las partes me quedaría con una opinión neutra hacia él.

El argumento general gira entorno a la muerte de la hermana y una Laurel que intenta superarlo “convirtiéndose en una adolescente de verdad”, no es deprimente ni tampoco el libro más feliz, tiene sus momentos de bajón que tampoco es que hundan tanto al lector —a lo mejor es porque no he empatizado tanto con Laurel como debería, je ne se pas—, aunque “desgarra” un tanto en los momentos que se producen recuerdos de cuando la hermana seguía viva.
«Puede que en eso consista estar enamorado: te colmas de detalles sin sentirte nunca saciado, solo mas vivo.»
Tiene una pluma sencilla y sin preámbulos, lo más resaltable en ella es que el libro está contado de manera epistolar, aunque al mismo tiempo es extraño leerla con diálogos enteros que la protagonista reescribe de su día, hace ciertas menciones a los personajes muertos a los que escribe que nos hace conocer detalles de la vida de algunos como Kurt Cobain o Janis Joplin o Judy Garland u otro largo etcétera, que no sabíamos o son tan rebuscados que la curiosidad se dispara.

Ahora bien no todo me ha disgustado, en realidad todo el libro en sí me parecía meramente entretenido sin más hasta que llegué al final —por eso no abandono los libros, a lo mejor unas últimas páginas me hacen terminar con buen sabor de boca y no el depresivo que iba tomando forma—, no es que sea magnífico ni sorprendente ni tampoco una joya, pero me ha gustado los valores que demuestra, me gusta la enseñanza que expone, me gusta que, con unas pocas páginas y un ligero giro en la mente de Laurel, ésta me haya agradado un poco más.
En resumen, no os esperéis la novela del año, aunque a lo mejor a vosotros os encanta y enmarcáis el libro en vuestro estante una vez lo terminéis, esta ha sido mi opinión y para mí solo ha sido un libro entretenido y una protagonista extraña, eso sí, no puedo negar que detalles como la trama secundaria y el final me han dejado más o menos satisfecha con lo que he leído.
¿Habéis leído el libro? ¿Os ha gustado más que a mí? ¿Lo pensáis leer?
Besitos,


PD. ¡Ya os echaba mucho de menos! <3

lunes, 8 de enero de 2018

Reseña de Geek Girl

Geek Girl
(Holly Smale)
Destino
Rústica con solapas
336 páginas
14,95€

Saga:
- Geek Girl
- Modelo inadaptada
- Genio y fotogenia
- All That Glitters (en inglés)
- Head Over Heels (en inglés)
Sinopsis: Harriet Manner sabe un montón de cosas curiosas:
Los gatos tienen 32 músculos en cada oreja.
Un instante dura unos cien segundos.
Las personas ríen un promedio de quince veces al día.
Los cacahuetes son uno de los ingredientes de la dinamita.
Pero no tiene ni idea de por qué no parece gustarle a nadie del instituto. Por eso, cuando es descubierta por una agencia de Top Models, Harriet no se lo piensa dos veces y aprovecha la oportunidad para reinventarse a sí misma. Incluso si eso significa robar el sueño de su mejor amiga, aumentar el enfado de su peor enemiga Alexa y humillarse repetidas veces ante el hermoso Nick... 
Opinión personal:
Ser una geek no es tan malo: conoces detalles curiosos que el resto ni sueñan, alumna modelo en clase… pero no en la vida de Harriet Manners, quien debe lidiar con que la gente no comprenda cuando suelta cosas que tienen que ver con lo mencionado pero que nadie parece querer saber o el tener una enemiga espantosa desde años la cual le hace la vida imposible cada día. ¿Quién rechazaría una oferta de cambiar, de ser otra persona, en esta situación? Nuestra protagonista lo hace y se ve envuelta en el mundo de la moda sin preámbulos, sin preparación ni paracaídas.
Se supone que el corazón humano late entre sesenta y noventa veces por minuto en reposo. El corazón de un erizo late trescientas veces por minuto cuando está quieto. Si te soy sincera, creo que me estoy convirtiendo en erizo.
Veamos, no puedo negar que al inicio de la novela me costó —bastante— empatizar con los personajes y, especialmente, con la protagonista por la cual sentía lástima y compasión de ser como era, por lo cual cuesta engancharse, cuesta adaptarse a la vida de una quinceañera tan perdida —o quizás encontrada desde hace tiempo sin saberlo—. Harriet es tierna y dulce, solo hay que saber por dónde cogerla, y comprenderla desde el inicio no es que sea tarea fácil, es una chica peculiar, muy peculiar, pero no por ello peor que el resto y, cuanto más he ido conociendo cómo es, retazos de su vida, su comportamiento con otros personajes, el cariño hacia ella ha sido inmediato.

Y cuando se me acerca no puedo evitar darme vuenta de lo siguiente: nadie sufre nunca ninguna mtamorfosis. Cenicienta es Cenicienta, sólo que con un vestido más bonito. El patito feo siempre había ido un cisne, sólo que una versión más pequeña. Y apuesto a que el renacuajo y la oruga se sienten igual cuando esán saltando y volando que cuando nadaban y se arrastraban.
 —No está encantado —me dijo papá cuando se lo conté—. Los edificios encantados están llenos de almas sin cuerpo, Harriet. Los despachos de abogados están llenos de cuerpos sin alma. Hay una diferencia muy importante.
Y entonces se echó a reír hasta que Annabel le puso sal en la copa de vino.
De otros personajes… depende: Nat es la mejor amiga de Harriet, al inicio del libro recelaba de ella, no voy a negarlo, su sueño desde que era niña era el de ser modelo y, de la nada, su mejor amiga lo cumple, pero para ella… pero conforme más escenas suyas hubo, más se mostraba de cómo era, no puedo negar que me ha encantado lo fiel y encantadora que es; también tenemos a Toby un chico también geek pero asimismo un gran acosador de la protagonista, todo depende del momento, pero en muchas ocasiones me irritaba tantísimo como a Harriet; de sus padres puedo destacar a Annabel, su madrastra, no es la típica madre cariñosa y llena de amor, es justa, por algo su profesión de abogada y, aunque reticente al inicio, no puedo negar que se ha ganado un trozo de mi corazón, mientras que el padre es… como un niño grande, lo cual es bueno y malo a partes iguales :P Terminaría con Alexa, el peor y más estúpido de los personajes, lo peor es que gente tan egocéntrica, capaz de llamar la atención de cualquier manera y menospreciar a los más débiles existen en la vida real.

La trama puede no ir muy allá, puede no indicar más que una novela entretenida y no más, de esas que te terminas en una tarde y te olvidas de ella, pero… todos los libros tienen una enseñanza, bueno, una o varias, como en este libro. Entre risas, bochorno y alegría podemos encontrar retazos de una situación de acoso escolar entre la protagonista y su acérrima enemiga; encontramos a una adolescente que se encuentra perdida en un mundo incomprensible para su dulce edad: poca confianza en sí misma, perdida, esconderse bajo las mesas puede ser lo más útil en ocasiones de estrés… Geek girl es una historia de superación, de aprender a quererse a uno mismo tal y como se es, no cambies por que el resto te vean diferente: aprovéchate de ello, distínguete entre una masa uniforme y regular y resalta entre ellos, porque tanto en este caso ser una geek, como sea lo que sea que la gente te llame, eso te hace especial y el caso es saber valorar esa genialidad tuya y no sentirla como si fuese algo malo porque los demás no lo sepan valorar.
Y cuando se me acerca no puedo evitar darme vuenta de lo siguiente: nadie sufre nunca ninguna metamorfosis. Cenicienta es Cenicienta, sólo que con un vestido más bonito. El patito feo siempre había ido un cisne, sólo que una versión más pequeña. Y apuesto a que el renacuajo y la oruga se sienten igual cuando esán saltando y volando que cuando nadaban y se arrastraban.
La prosa de la autora es sencilla, fresca y muy, muy ágil; el caso es conectar con la protagonista, convertirte en ella por un día y… las páginas vuelan, la historia va pasando a pasos agigantados y directamente todo lo que le pasa a Harriet lo sientes como tú. No puedo decir que sea la prosa del siglo, que sea la novela más genial del mundo, ni siquiera que sea la que mejor destaque por algún aspecto en concreto, sencillamente atrapa, sencillamente engancha y, sin darte cuenta, te ves conociendo datos curiosos de cualquier cosa, conociendo personajes la mar de variopintos, introduciéndote en el mundo de la moda como si siempre hubieses sabido cómo se mueve y, en cuestión de horas, miras la contraportada sin comprender cómo ha pasado todo a tal velocidad.

El final, el final, el magnífico final. La novela no habría sido nada sin él, NADA, habría perdido la gracia, el sentido, su sombrero (?) es la guinda del pastel, la gran maravilla de todo, el desenlace perfecto… ¡Sí! Muchos detalles, muchas confesiones, muchos sueños encontrados y cumplidos en unas pocas páginas que, al leer la última línea, es como si te arropasen con calidez y deseases que todos los finales fuesen así —a lo mejor exagero, lo sé, pero así me ha dejado nada más terminar—.
En resumen, Geek girl es un libro en primer lugar peculiar y divertido; no se definiría como la bomba del año ni mucho menos, pero sus valores, sus personajes, su historia, su final… merecen ser leídos, aunque luego el libro acabe cogiendo polvo, aunque luego no vuelva a ser releído: un libro entretenido y con grandes valores, ¿qué más pides para una tarde de otoño junto a la ventana?
¿Habéis leído esta novela? ¿Os llama la atención? ¡Por cierto! ¿Qué opináis del toque invernal y navideño que ha recibido Forgotten Dreams? :P
Besitos,

martes, 2 de enero de 2018

Harry Potter y el cáliz de fuego

Harry Potter y el cáliz de fuego
(J. K. Rowling)
Ediciones Salamndra
Tapa dura
640 páginas
23,00€

Saga:
- Harry Potter y la piedra filosofal
- Harry Potter y la cámara de los secretos
- Harry Potter y el prisionero de Azkaban
- Harry Potter y el cáliz de fuego
- Harry Potter y la Órden del Fénix
- Harry Potter y el misterio del príncipe
- Harry Potter y las reliquias de la muerte
Sinopsis: Tras otro abominable verano con los Dursley, Harry se dispone a iniciar el cuarto curso en Hogwarts, la famosa escuela de magia y hechicería. A sus catorce años, a Harry le gustaría ser un joven mago como los demás y dedicarse a aprender nuevos sortilegios, encontrarse con sus amigos Ron y Hermione y asistir con ellos a los Mundiales de quidditch. Sin embargo, al llegar al colegio le espera una gran sorpresa que lo obligará a enfrentarse a los desafíos más temibles de toda su vida. Si logra superarlos, habrá demostrado que ya no es un niño y que está preparado para vivir las nuevas y emocionantes experiencias que el futuro le depara.
Opinión personal:
Guau, es tan: brillante. Magnífico. Maravilloso. Increíble, Trepidante… en realidad no sé ni qué decir ni cómo describir todo lo que siento tras terminar «El cáliz de fuego» es tan malditamente genial que me encuentro sin palabras… Bueno, la que más se adecúa a todo lo que siento es: brutal.

Cuando publiqué la reseña del primero diciendo que lo había amado y que los siguientes no me convencían igual, leía vuestros comentarios diciendo que los últimos eran de los mejores y, estaba ciertamente preparada, pero no para esto… la cuarta entrega de Harry Potter es demasiado fascinante, DEMASIADO.

Bien, bien, ¿por dónde debería empezar antes de irme por las ramas y comenzar a decir cosas sin sentido? Vale, Harry ¡me encanta su forma de ser! Es apenas un niño, un adolescente, pero su personalidad es increíble, el sentimiento de deber está adherido a él, no duda en ayudar cuando es necesario, de ser responsable aunque en ocasiones haya que romper las reglas. Es absolutamente alucinante, en ocasiones me ha exasperado un poco la manera de ser tan altruista con personajes que me parecían estúpidos, pero no puedo negar que en el fondo adoro que sea así.
—¡Le das demasiada importancia y siempre lo has hecho, a lo que llaman «sangre limpia»! ¡No te das cuenta de que no importa lo que uno es por nacimiento, sino lo que uno es por sí mismo!
Sé que la mayoría preferís mucho más a Ron como amigo —o en el género femenino, quizás más que amigo ;P— y no puedo negar que es sumamente dulce y entrañable, y yo me lo cogería como peluche para dormir con él —ey, ey, mentes malpensadas, he dicho peluche jajaja— y la valía que demuestra en todas las aventuras de Harry, su amistad tan fuerte y, a pesar de en ocasiones ser un tanto orgulloso, no es tan altanero como para dejar de apoyar a alguien por quien lo daría todo cuando lo necesite y sí, es muy, muy, muy genial, pero por ahora no me convence tanto como Hermione, quizás en los siguientes libros vaya a darle el amor que se merece (?) Ay, Hermione, me encanta esta chica, sí, al inicio de las novelas detestaba un poco que fuese tan sabelotodo, pero es que esa es su peculiaridad más inmensa, todos tenemos una y, aunque nada más conocerla pueda ser irritante, ahora mismo me encanta por ello mismo; su propia personalidad es todo valentía y decisión. Lo que más me gusta de Ron, Hermione y Harry es su manera de defender a los que quieren con locura, se aferran a ello con manos y dientes porque la familia y la amistad es lo más importante, y estos tres personajes lo demuestran con creces, les tengo un cariño monumental y de verdad no sé lo que haré una vez termine el séptimo…

Hagrid también es adorable, Malfoy sigue siendo un grano en el culo, los hermanos Weasley son geniales, la de diálogos que podría enumerar y recitar por la de locuras que crean e imaginan; hay personajes nuevos que… meh, ni fu ni fa, no puedo negar que en ocasiones me han gustado mucho, pero en el inicio me han desquiciado tanto, que al final la balanza se queda en neutro… aunque a lo mejor en un cierto porcentaje positivo, maybe jajaja; y Diggory, justo cuando comenzaba a caerme bien…

La trama mantiene el mismo ritmo que los anteriores, a pesar de ser más del doble de gordo que el anterior lo he devorado en cuestión de horas y unos días; tiene un ritmo demasiado trepidante una vez comienza la verdadera historia, las páginas se tragan al lector, casi literalmente y he mantenido el aliento en incontables ocasiones —aun no entiendo cómo no me he asfixiado—.
Resulta extraño pensar que, cuando uno teme algo que va a ocurrir y quisiera que el tiempo empezara a pasar más despacio, el tiempo suele pasar más deprisa.
No me cansaré de repetir que J. K. Rowling ha conseguido robar un trozo de mi corazón y su pluma, la historia de Harry y todos sus personajes están ahora mismo viviendo en mí —¿es normal soñar con sus personajes? ¿O eso es ya obsesión? D:—.

La cantidad de valores que tiene cada libro llegan como una avalancha al lector, en cada capítulo puedes vislumbrar el poder de la amistad, el amor entre la familia, la valentía, el altruismo… Podría enumerar palabras y palabras, pero no tienen ningún sentido si no se leen, si no se ven en práctica, en admirarlos al estar en los personajes que quieres.

El final es brutal, o sea, en los anteriores libros todo acaba preciosamente (?) cerrado y todos —más o menos— los cabos atados, pero es que el final de este cuarto libro lo deja incluso más abierto que el propio inicio de la novela ö No puedo esperar a embarcarme en el quinto libro y envolverme en su historia lo más pronto posible.
En resumen, si no has comenzado la saga de Harry Potter, no sé a qué esperas para abrir el primer libro y soñar sin límites
¡Contadme cuándo leísteis vosotros estos libros! :)
Besitos,