martes, 26 de marzo de 2019

Reseña | El tercer durmiente

El tercer durmiente
(Maggie Stiefvater)
sm
Rústica con solapas
416 páginas
14,94€
Saga:
—La profecía del cuervo
—Los saqueadores de sueños
—El tercer durmiente
—El rey cuervo
Sinopsis: ¡contiene spoilers de los libros anteriores! Blue Sargent ha encontrado muchas cosas. Por primera vez en su vida, tiene amigos en los que puede confiar, un grupo del que siente que forma parte. Los chicos del cuervo la han aceptado sin reservas; los problemas de ellos se han convertido en los problemas de Blue, y al contrario. Pero hay algo malo en encontrar cosas: el daño que hace perderlas, y lo fácil que es que se desvanezcan. Así que Blue y los chicos siguen buscando.
Mientras la idea de Glendower se cierne sobre ellos, cada vez más posible y cercana, los chicos del cuervo se enfrentan a la existencia de tres durmientes. A uno deben despertarlo. A otro deben no despertarlo. El tercero no importa. Entre viejas amistades que se deforman hasta convertirse en otras cosas y nuevas amistades de final profetizado; entre madres desaparecidas, cuevas malditas, doncellas delirantes, héroes asesinos y villanos de opereta, Blue continúa su búsqueda. Lo que no sabe es qué busca, exactamente. Pero eso no importa: aunque ella se equivoque, hay algo que la espera al final. Algo inevitable. Algo que podría destrozarla... o hacerla feliz.
Opinión personal:
¡OPINIÓN LIBRE DE SPOILERS!
     Este libro es magia, sueños y locura, leyéndolo te sientes parte de los hilos que entretejen la historia, parte de la vida de los personajes. Sufres, sientes, vives… crees en la novela como algo real, no una historia sin más, con vidas atrapadas entre sus palabras y diálogos. El lector es Blue, es Ronan, es Gansey, es Adam… incluso eres Sierra.

     La trama es cada vez más trepidante, hasta el punto de no recordar el momento en el que todo se está yendo de la línea inicial y ha pasado por cien caminos distintos, cruzando caminos pedregosos, tocados, hundidos, vueltos a seguir… Durmientes entremezclados con vivos, historias sin terminar de contar, personajes que se pasean por las páginas como si cada una de las líneas fuesen suyas.

     Tanta acción, intriga y sorpresas que te deja sin aliento y, antes de que consigas analizar lo sucedido, la trama vuelve a tropezar y a convertirse todo en un nuevo terremoto con nuevos descubrimientos, atrapándote en una espiral de asombro de la que es imposible salir, al igual que es imposible salir de la historia, una vez entras, es como si ya fueras parte de su mundo, como si sintieras las líneas ley bajo tus pies y puedas adentrarte en un bosque donde todo lo que tu imaginación te permite puede ser realidad, donde tus pensamientos son escuchados y pueden aparecer frente a ti sin más.

     No todos los personajes son iguales, todos son completamente distintos y justo ahí es donde te ganan, en cada personalidad, en cada rasgo que destaca y que te hace quererlos a cada página más. Aun creyendo que los conoces llega el momento en el que sus mundos y el tuyo vuelven a temblar y nada en lo que antes creías tiene sentido ya. Los momentos se vuelven una amalgama sinsentido y que, a cada instante que crees entenderlo, la marea se hace aún más espesa.

     Y todo ello, junto con todos sus detalles, llega al momento en el que el desenlace se descarrila por completo y es necesario seguir atado con la cordura para poder seguir con la siguiente parte de la historia, El rey cuervo, aquella que esperas que contenga todas aquellas respuestas que el resto han ido anidando en tu mente.
Con esto, El tercer durmiente es la tercera parte de una saga que te envuelve entre sus páginas y junto a sus personajes, te hechiza con sus palabras para hacerte creer todo lo que la autora quiere y finalmente, el toque de gracia llega cuando sabes que no vas a poder seguir siendo normal cuando termines la saga.
Os quiere,

jueves, 14 de marzo de 2019

Reseña | Wardraft

Wardraft
(Marie Lu)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
400 páginas
16,50€
Sinopsis: Warcross ha cambiado la vida de millones de jugadores. En cuestión de unos años se ha convertido en algo irreemplazable para personas de todo el mundo.
Y para Emika Chen también lo era hasta que descubrió la telaraña de traiciones que en realidad ocultaba. Ahora, alguien ha puesto precio a su cabeza y su única posibilidad de supervivencia depende de las personas en las que confía, como los Jinetes Fénix…
Y de aquellas en las que no confía, como Cero.
Pero toda protección tiene un precio, ¿verdad?

Opinión personal:
     Warcross fue una novela que me alucinó, así que obviamente las expectativas para con este eran bastante altas, aún así, a pesar de algún fallo, he difrutado muchísimo de esta secuela. El argumento en Wardraft tiene tales giros argumentales que me han dejado completamente sorprendida, todo ello para llegar a un final sencillamente fantástico.

     La primera mitad me pareció absolutamente perfecta, nos devuelve a la historia de manera gradual, volviendo a vivir entre los personajes, reconociéndoles y recordando cuáles son sus funciones en la historia. Por otra parte, el momento clave del desarrollo me pareció un poco pesado, un poquito largo y me hacía entorpecer la lectura porque me distraía y no me atrapaba igual a la trama. Marie Lu trata un tema bastante complejo de explicar, así que entiendo la razón por la cual se volvió más tedioso, pero igualmente me parece que, aunque sea un punto negativo, es una pieza clave cuya complejidad en el
fondo sé que he disfrutado.

     Dejando este pequeño bache, no puedo repetir que la primera mitad de la histroria y el desenlace me han parecido perfectos. Tengo que decir que, aunque el primer libro me gustó más, no puedo negar que a pesar de sus fallos, Wardraft es una segunda y última parte que merece ser leída, para atar cabos, para conocer más.

En conclusión, no puedo más que recomendar encarecidamente esta bilogía. Contiene una trama cargada de ideas muy originales y llena de giros en la trama; sin olvidar que la forma de escribir de Marie Lu hace que uno se enganche en pocas páginas, y se nota mucho el trabajo de planificación que ha llevado esta historia para que todos los detalles tengan su razón de ser.

lunes, 4 de marzo de 2019

Reseña | La marea de hielo

La marea de hielo (MORGAN RHODES)
SM · Rústica con solapas · 496 páginas · 14,95€
Saga:
—La caída de los reinos
—La primavera de los rebeldes
—El abrazo de las tinieblas
—La marea de hielo
—La tormenta de cristal
—El reinado inmortal
Sinopsis: ¡Spoilers de libros anteriores! La lucha por el poder se extiende más allá del mar de Plata. Los límites se desdibujan: desaparecen las fronteras entre los imperios, el bien y el mal se confunden y la magia vaga por el mundo mortal.
MAGIA
Cada vez más presentes en la Mytica terrenal, los seres mágicos modelan y desvían las frágiles vidas de los humanos sin prever las consecuencias.
AMOR
Tortuosas e inesperadas, las pasiones sacuden a humanos e inmortales por igual, trenzando sus destinos.
TRAICIÓN
Mientras se crean y se deshacen alianzas, la víbora invisible de la traición emponzoña incluso a los seres más cercanos.
Una marea de hielo amenaza con inundar Mytica.
Y su frío puede paralizar los corazones demasiado expuestos...

Opinión personal:
     Esta cuarta entrega ha sido igual de increíble que sus anteriores, llena de acción que deja sin aliento, de misterio, magia y muerte. Han sido incontables las veces que me ha dejado sin respiración, me ha hecho estremecer por la cantidad de momentos desgarradores y me han absorbido sus páginas de tal manera que las horas perdían importancia y me encontraba entre los ciudadanos de Mytica como una más entre ellos.

     Empieza en el mismo punto donde lo dejó la novela anterior, con un final infartante a más no poder, con una historia tan bien hilada que el lector no sabe hacia dónde puede ir o girar, porque Morgan Rhodes consigue sorprender al lector cada vez más. Lleno de acción, intriga y aventuras por parte de sus personajes. Entre ellos empezando por Cleo, sigue siendo un personaje maravilloso gracias al giro y evolución desde su primer libro. Magnus, ese alucinante personaje con el gran carisma que lo representa y en esta novela solo apetece abrazarle y protegerle sin cesar, con un romance a base de giros llenos de emoción y felicidad.
     Es imposible dejar de leer, se hace tan adictivo y sumamente atrapante, que tienes que dejar todo lo que estés haciendo y meterte a seguir conociendo la pluma y la historia de Morgan Rhodes. Ello, sumándole todas las voces narrativas, consiguen que sea muy ágil, con un ritmo que bajo mi punto de vista, está presente en cada página, porque no decae y le hace dar mucha fuerza a la historia, porque es precisamente eso lo que más me gusta de la novela. Tiene tantos personajes, que puede dar miedo que estén mal desarrollados o que algunos sean más secundarios y más planos que otros, pero aquí es donde ataca la autora, porque es todo lo contrario, ya que sabe mantener cada uno de los puntos de vista, dándole su propia importancia y su propia personalidad, porque en serio, que hay cada personaje que quedo enamorada de él.

     En esta nueva entrega conocemos con más detalles partes de Mytica que hasta ahora no tenían tanta profundidad y que sinceramente me ha fascinado, al igual que también tenemos un panorama general del mundo de Morgan, ya que no estamos solamente en Mytica, sino en todo el mundo, viajando hasta el imperio de Kraeshia, donde al mismo tiempo conocemos a nuevos personajes y nuevas traiciones. Considero que la autora sabe ambientar tanto la novela, que formamos parte de ella y de sus personajes, porque la verdad, es que les he cogido cariño a todos, pero también es cierto, que cuando menos te lo esperas, te apuñala por la espalda, dejándote sufriendo por sus giros argumentales, porque tiene muchos. Y cada cual peor, en el sentido de que se vuelve más fascinante y no ves la hora de saber cómo saldrán los personajes de esa situación.
     La marea de hielo es una cuarta parte inmejorable, acción a rebosar, tensión por doquier, palabras hechizantes por las que no podrás soltar la lectura a pesar de que así quieres. Miedo, dolor, crueldad... Mytica te espera.

Os quiere,