lunes, 3 de febrero de 2020

Reseña | HEX

HEX (Thomas Olde Heuvelt)
Nocturna Ediciones · Rústica con solapas · 512 páginas · 19,50€
Sinopsis: Bienvenido a Black Spring, una población pintoresca con un macabro secreto: una mujer recorre las calles con la boca y los ojos cosidos, entra en los hogares y espía a la gente mientras duerme.
La llaman la Bruja de Black Rock.
Los vecinos se han acostumbrado tanto a su presencia que a veces se les olvida lo que ocurrirá si algún día abre los ojos. Para protegerse de curiosos, los fundadores de Black Spring han instalado equipos de vigilancia con los que mantienen la zona en cuarentena. Hasta que unos adolescentes, hartos de su aislamiento, deciden saltarse las normas y convertir la maldición en una experiencia viral.
Nadie se imagina la siniestra pesadilla que entonces los aguarda.

Opinión personal:
Katherine van Wyler fue sentenciada a muerte por brujería por los habitantes de Black Spring en el año 1664. Desafortunadamente, Katherine se tomó realmente mal su sentencia de muerte y, desde ese momento, sus ciudadanos quedaron malditos. Hex es una historia única que trata sobre una bruja que persigue a los habitantes de una pequeña aldea; es un cuento oscuro que se queda dentro del lector incluso una vez terminado.

No suelo leer libros de terror porque soy demasiado miedica para estas cosas, pero este año quiero innovar un poco con mis lecturas para no acabar leyendo los mismos géneros de siempre y, por ello, aunque no esté muy acostumbrada a esta clase de libros, creo que la premisa de esta historia es de las más extrañas que he visto: una bruja con los ojos y la boca cosidos que se pasea por las calles, se aparece en las casas de los habitantes de Black Springs y les susurra cosas.

He pasado verdadero miedo con este libro, hay momentos en los que parece que la historia lleva al lector a una sensación de tranquilidad, sin sobresaltos, en la que el ambiente está cargado y es tenso, pero dentro de lo que cabe la vida de los personajes avanza de manera no muy agobiante. Y lo peor es creer que puedes relajarte, para que después la verdadera trama se cuele sigilosamente en esa supuesta paz y aparezca una escena extraña, oscura y retorcida. Aun a pesar de esta sensación constante de estar en una montaña rusa, no puedo negar que es muy muy intrigante y, aunque el miedo se cuele hasta en los huesos, es realmente complicado decidirse a soltar el libro del enganche que tiene.

Es un libro muy escalofriante en la que el lector se adentrará en la vida de estos ciudadanos que viven en una constante desconfianza, rodeados de supersticiones y dudas, aunque no sepan realmente qué fue lo que desencadenó todos esos miedos y qué es lo que realmente pasó con la bruja. Y creo que es mejor que mis palabras sobre el argumento se queden ahí, porque no quiero entrar en terreno de spoilers y considero que lo mejor al entrar en este libro es ir a ciegas. Quizás con el corazón encogido de miedo por lo que pueda acechar entre las páginas, pero dejarse llevar por la historia de Black Springs y sus sorpresas. En pocas palabras, podría decir que se trata de uns historia muy poco usual acerca de fantasmas, a la vez mostrando entre líneas algunas facetas escondidas de las personas y cómo éstas pueden reaccionar ante determinadas situaciones de estrés y miedo: de ver el instinto animal que despierta sin ser llamado.

En resumen, recomiendo encarecidamente Hex a los amantes del terror. Es una historia que te hará pensar y reflexionar, comenzarás la historia con dudas y, lentamente, la verdad comenzará a clarear para, de pronto, darte cuenta de que ya no hay vuelta atrás y que la historia te tiene completamente atrapado.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Me alegra que lo hayas disfrutado pero yo no me animaré con él porque no llevo muy bien el tema del miedo jaja Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    No conocía el libro y por el momento no creo que lo lea, tengo demasiados pendientes, pero gracias por la reseña.
    Por cierto, acabo de encontrar tu blog y me quedo por aquí. Te invito a pasarte por el mio.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)