jueves, 25 de junio de 2020

Reseña | Estrella de mar

Estrella de mar (Akemi Dawn Bowman)
Fandom Books · Rústica con solapas · 400 páginas · 16,00 €

Sinopsis: Kiko siempre ha tenido dificultades para decir exactamente lo que piensa. Con una madre que le hace sentir insignificante y una herencia medio japonesa que no termina de entender ni aceptar, prefiere mantener la cabeza gacha, convencida de que una vez que ingrese en una escuela de arte y pueda marcharse de casa comenzará una nueva vida.
Sin embargo, no es admitida en la escuela que ella deseaba y, por si fuera poco, su tío, al que no puede ni ver, se traslada a vivir con ella y su familia. Cuando recibe una invitación de su amigo de la infancia para dejar su pequeña ciudad y darse una vuelta por las escuelas de arte de la costa oeste, Kiko se aferra de inmediato a la oportunidad, a pesar de todas las ansiedades y miedos que amenazan con retenerla.

Opinión personal:

Kiko es una chica de diecisiete años que vive con sus dos hermanos, entre los cuales existe una relación distante, no por llevarse mal, sino por las circunstancias que rodean a su familia, por los sentimientos que esconden unos de otros y la manera que los sobrellevan; y con una madre que siempre la considera insuficiente: por sus rasgos de ascendencia japonesa, por no ser lo suficientemente guapa, por no ser lo suficientemente buena dibujando, por no ser lo suficientemente amable… por no parecerse a ella misma, y eso hace que la protagonista se sienta con la necesidad constante de buscar una aprobación que sabe que nunca va a conseguir.

Se trata de una trama contemporánea, libros con los que tengo una relación extraña: o los adoro o los odio, en este caso ha sido la primera opción y jo… me ha dolido, ha sido sumamente cruel y doloroso vivir todo lo que vive Kiko, conocer cómo algunos la desprecian por unos rasgos físicos que realmente no hacen que sea distinta a los demás, por el miedo que tiene a relacionarse con otras personas, por su frustración de alejarse de su ciudad y de la constante influencia que produce su madre tóxica sobre ella, pero su intento de encontrar una universidad de arte que la acepte se convierte en una tarea complicada.

En estas circunstancias, la única amiga que la comprendía y aceptaba se muda a otra ciudad para comenzar su primer curso en la universidad y vuelve Jamie, el amigo de la infancia de Kiko que se mudó varios años atrás por circunstancias que se desconocen y por culpa de tal situación perdieron el contacto y su amistad. La verdad es que al principio pensaba que no iba a ser una buena idea para la protagonista, que solo iba a ser una persona más que no comprendería en qué clase de persona se había convertido su antigua amiga, con sus dudas, sus miedos y sus inseguridades, y que lo único que haría sería hacerle daño para luego mágicamente ayudarla a resolver sus problemas de autoestima —sí, esta es la clase de libros que detesto del género y, por desgracia, son demasiadas las novelas que me encuentro con el mismo patrón, las cosas no pueden ser puro drama y solución mágica al final—, pero a los pocos capítulos consiguió conquistarme del todo al querer ir descubriendo la personalidad de la protagonista, de no huir al darse cuenta de que sus habilidades sociales quizás no son las mismas con las que se despidieron muchos años atrás y estar junto a ella a pesar de no conseguir entender del todo su forma de ser.

Fanart de @yesitshanna en Twitter
Jamie aparece en la vida de Kiko en un momento de inflexión, en el que ella desconoce cómo será su futuro pero que tiene la clara idea de huir de su ciudad, de su madre y las personas que no consiguen comprenderla. Y, al principio, Jamie también se convierte en una de esas personas, no sabe cómo debe tratar la tensa relación que se ha creado entre ellos, cómo ayudarla para que sus miedos no la pisoteen contra el suelo, cómo ella no quiere abrirse a pesar de la amistad que compartían, pero él insiste de manera sutil para poder conocer a la nueva Kiko y tratar de demostrarle que puede encontrar un apoyo en él.

Por otra parte, a pesar de que aparece un personaje masculino y que, en principio, parece el típico héroe que salva a la protagonista de sus problemas y de sus miedos… no es lo que parece, no es una historia en la que es él quien le muestra el camino para aprender a quererse, sino que es ella misma la que, poco a poco, se va comprendiendo, por medio de otros diversos personajes que aparecen en la historia, por medio de diversas circunstancias en las que, aunque ellos le ayudan a ver los diferentes puntos de vista, es ella la que decide superar sus miedos y aplastarlos en vez de dejar que lo hagan ellos.

La pluma de la autora es muy muy sencilla y coloquial, tiene mucho diálogo y la narración es realmente muy simple, sin entrar en grandes descripciones y, al principio, fue algo que me chocó porque tenía entendido que la novela trataba temas muy complejos y no sabía cómo podría indagarse en la personalidad de la protagonista con este estilo de escritura; pero finalmente descubrí que no por ello se le resta importancia a cada capítulo, al contrario, cada escena consigue clavar sus garras en el lector y hace mucho mucho daño. Además, al tener una pluma de este estilo, hace que la historia se lea de una manera muy ágil, a la vez que no puedes parar de leer porque te tiene pegado a sus páginas, no puedes evitar que tu corazón se esté rompiendo al darte cuenta de la manera que la madre trata a Kiko, de cómo nunca parece prestarle la suficiente atención y cómo la protagonista trata constantemente ser la mejor versión de sí misma para gustarle de una vez, sin darse cuenta de que siempre ha sido suficiente.

En conclusión, he disfrutado mucho de esta historia de superación, ha sido dura en muchos aspectos, pero a la vez la pluma de la autora hace que sus palabras sean como una manta que te envuelve de manera acogedora y te protege del exterior, te demuestra que la realidad de cómo te ve un grupo reducido de personas no significa que sea la realidad de todo el mundo.

––––––––––––––––––––––––––––––

¿Lo habéis leído u os llama la atención?

sábado, 20 de junio de 2020

Resumen lecturas y series | Mayo

¡Hola!

Sé que estamos ya a finales de junio, un poco tarde para llegar con el resumen de mayo, pero he tenido unas semanas un poco caóticas, tanto por la universidad con el TFM que me pisaba los talones, pero finalmente he decidido dejar para septiembre, como en mi vida en general que parece que mi ansiedad, ya de por sí molesta, ha decidido declararse mi mayor enemiga y hacer caso al refrán de tener a tus enemigos más cerca... En fin, necesito buscar un poco de humor entre mi humareda de agobio jajaja, aunque se ha conseguido disipar estos últimos días y al fin tengo la posibilidad de volver a dedicarme al blog.

Bueno, que estoy siendo muy pesada hablando de mí misma, contadme, ¿qué tal estáis vosotros? ¿Cómo lleváis la nueva normalidad? Aquellos que aún sigáis de exámenes ¡os mando mucho ánimo y suerte!

Y, sin más dilación, procedo a contaros mis lecturas del mes pasado. Estoy gratamente sorprendida porque, cuando he iniciado el recuento para hacer las imágenes, no entendía de dónde salían tantas, exactamente lo contrario respecto de este mes... Ups.


El mes pasado os comenté que había leído «Otoño en Londres» y no me había gustado debido a la falta de trama y falta de profundidad en los personajes y realmente pensaba en abandonar esta trilogía, pero leí varias reseñas de esta segunda entrega que comentaban acerca de un cambio de registro por parte de la autora, que pasaba de ser una novela contemporánea a tener toques de misterio e, incluso, de terror. Así que, como tiene un estilo muy ágil y se lee muy rápido, quise volver a lanzarme a la aventura para ver qué me depararía esta historia...

Básicamente, todo ha sido un completo caos y sinsentido, la intriga son pequeños detalles que no cobran demasiada importancia hasta que, al final, se desvela todo en un "plot twist" que no te hueles... pero no porque esté muy bien llevado, sino porque no hay nada en toda la novela que te haga pensar en ello. Los personajes siguen sin avanzar y, al ser coral, cada personaje tiene su propia vida sin que realmente su historia se trate de ningún hilo conductor respecto de la "trama". En fin, al menos me parecía todo tan absurdo que quería saber cómo acababa enseguida y me lo acabé en apenas dos días. Si queréis indagar más en mi opinión, porque no haré su reseña ya que no la hice de su primera parte, podéis curiosear mi reseña de Goodreads.


[RESEÑA] Con este libro me esperaba la gran maravilla que, todos los que la había leído hace varios años, decían que era y la verdad es que agradezco el tiempo que he esperado para leerla. No ha sido una mala novela, las cuatro estrellas que lleva se las ha ganado por su originalidad, trepidante ritmo y los giros argumentales que me han hecho saltar de la silla, pero algunos detalles como la cantidad de cultura de los '80 y la manera tan densa de describir todo el mundo me ha ahogado un poco; pero, lo dicho, es una novela de ciencia ficción que he disfrutado mucho.


[RESEÑA] Con esta historia no me esperaba mucho cuando me animé, solo quería algo fresco y divertido y acabé realmente enamorada de los personajes, de sus vivencias en una Convención de "geeks" y de su manera de encontrarse y comprenderse a base de circunstancias. No es que sea una novela muy profunda en cuanto a trama, básicamente porque se encuadra en el género contemporáneo y sucede en apenas tres días, pero sí en cuanto a la evolución que sufren las protagonistas y es algo que me ha parecido precioso.


[RESEÑA] No tengo una relación muy buena con los libros de Jane Austen, pero estoy segura de que volveré a caer en el futuro porque soy una masoca muy perseverante y pienso en que a lo mejor alguna de sus historias consigue convencerme... En esta novela se cuenta la vida de dos hermanas completamente diferentes en cuanto a carácter y personalidad y, aunque es posible empatizar con ambas en algunas situaciones por cómo las afrontan, he sentido que ha pasado sin más por mis lecturas, no he llegado a conocer mucho más a las protagonistas a parte de sus caracteres más relevantes en cuanto que una es el sentido y la otra la sensibilidad; me esperaba algo más de fundamento, además de que, personalmente, la pluma de la autora siempre se me hace un poco densa.


[PRONTO RESEÑA] Esta novela trata la historia de una chica durante su último verano antes de ir a la universidad, trata temas muy importantes como las madres tóxicas, la ansiedad, los miedos a no ser suficiente, afrontar el hecho de ser diferente y el arte. Había oído muy buenas cosas de este libro, pero me daba un poco de cosa porque soy un poco "especialita" con las historias contemporáneas, pero oh... OH. Me ha conmovido, me ha hecho sentirme identificada cuando le costaba crear nuevas relaciones, me ha hecho morir de amor cuando la veía evolucionar y vencer sus dudas... Jo, es que este libro es tan bonito que, aunque tenga un estilo muy sencillo, todos los temas que ha tratado los ha hecho con suma delicadeza y mucha profundidad.


He terminado la relectura de esta trilogía y mi corazón se ha roto en mil pedazos con este desenlace. Hace años no me gustaba, me resultaba denso y aburrido el tema de la rebelión, todo lo que viven los personajes... La pequeña Diana adolescente no comprendía la magnitud de esta historia y me alegro de haber vuelto a leerlos ahora, he podido zambullirme en cada detalle, recrearme con cada una de las escenas que duelen, sufrir con los personajes y encariñarme aún a sabiendas de cómo iban a terminar algunos. Creo que hasta podría decir que se ha convertido en mi favorito de la trilogía porque, aunque ha habido algún capítulo que se me ha hecho un poco cuesta arriba, ha sido el que más me ha hecho sentir, el que más se ha instalado en mi corazón y con el que he llegado incluso a llorar porque me lo había roto en pedacitos. Esta trilogía siempre será muy especial para mí.


[RESEÑA PRÓXIMAMENTE] Bueno, bueno, BUENO. A ver, son dos estrellas, sí, parece muy triste y horrible, pero no es tanto por la historia sino por cómo me ha hecho sentir y por los dos meses que he estado leyéndola. Quizás dos meses es exagerar, creo que ha sido uno y medio, pero cada capítulo que avanzaba era como si estuviese corriendo tres kilómetros, se me hacían eternos y, a pesar de intentar meterme en la historia y darme cuenta de que la protagonista me gustaba, es que la forma de escribir de Sarah J. Maas me aplasta, sé que la mayoría sois fans de esta autora así que creo que disfrutaréis mucho de la historia, porque aunque tarde en arrancar, es interesante todo el mundo que ha creado y el misterio que lleva por el camino de la amargura a los personajes, pero no es para mí.

Y... en cuanto a series vistas:

IRON FIST — Primera y segunda temporada (terminada)

Os voy a contar mi historia con las series, durante la mayor parte de mi vida las series no era algo que me llamara la atención, pero llegó un momento que sentí que, de pronto, quería verlas todas, así que desde ese momento he comenzado una búsqueda obsesiva de nuevas y antiguas series que podrían gustarme, tengo una lista de más de cien títulos y los meto en una bolsita, de la cual voy sacando un papelito cuando acabo alguna... Bueno, pues hay series que salen y yo pienso: «por qué, Diana, por qué la metiste si no es tu estilo» y esta es una de ellas :-)

La verdad es que la primera temporada casi que la he disfrutado, quitando algún detalle que me aburría, vi a unos personajes bien construidos y una trama interesante, pero en la segunda temporada es que todo se desmadra, los personajes dejan de actuar de la manera que fueron caracterizados en un inicio, hacen cosas y toman decisiones muy raras y es que la trama, en general, me parece que carece de sentido. Una de las cosas que se salva es el final, que ha sido un desenlace bueno y, aunque la última escena da a entender que pretendían sacar más temporadas, más o menos todo está correctamente cosido; y el personaje de Mary, que me ha parecido que la actriz hace un trabajo impecable.

ONCE UPON A TIME — Primera y segunda temporada
Con esta serie podéis olvidar lo de la bolsa con papelitos porque la vi en Netflix, me dio un venazo y pensé «por qué no». En su momento mucha gente la veía y la mayoría estaban realmente enganchados, pero me parecía tan larga y desconocía su verdadera trama que no terminaba de interesarme, pero estoy muy contenta de haberle dado una oportunidad.

El piloto no terminó de convencerme, creo que todos sabéis de qué va, a no ser que seáis tan poco interesados por las series como aquí la servidora, pero hago un breve resumen: Storybrooke es una ciudad que ha quedado maldita por la Reina Malvada y ha llevado a los personajes de cuentos al mundo real para vivir vidas en las que no recuerdan su pasado; la serie comienza con la llegada de Emma, que parece ser quien puede salvarles de tal maldición. La serie va entremezclando momentos de los personajes en el presente en el mundo "humano" y el pasado en el mundo de los cuentos y a partir del segundo capítulo yo quedé realmente absorbida por la historia.

Hay personajes más interesantes y otros menos, por ejemplo, Blancanieves me encanta en su mundo de cuentos, pero Mary Margaret me saca de quicio, por otra parte, la historia de Rumpelstiltskin me tiene totalmente ganada. Y ya la segunda temporada me ha enganchado incluso más, la trama se tergiversa, nuevos personajes aparecen y ganan más protagonismo y yo living.

–––––––––––––––––––––––––––––––

Hasta aquí mi resumen del mes de mayo, en variedad de series me he quedado más corta pero es que me he tragado dos larguísimas temporadas de ONCE, así que no daba para más. Y, en cuanto a libros, estoy contenta de que hayan sido más una montaña rusa entre mejores y peores.

¿Habéis leído alguno de los libros o visto alguna de las series? ¿O las tenéis pendientes? ¿Cómo escogéis vosotros la serie que queréis ver a continuación?