domingo, 29 de noviembre de 2020

Reseña | La maldición de Hill house

 La maldición de Hill house (Shirley Jackson)

Minúscula · Tapa blanda · 265 páginas · 19,50€


Sinopsis: Cuatro personajes llegan a un viejo y laberíntico caserón conocido como Hill House. Son el doctor Montague, un estudioso de lo oculto que busca pruebas de fenómenos psíquicos en casas encantadas, y tres personas a quienes el doctor ha reclutado para llevar a cabo un experimento. A pesar de las reticencias de su familia, Eleanor, una joven algo atormentada y de pasado infeliz, acabará formando parte de la singular comitiva. Los otros son Theodora, con quien Eleanor establece un fuerte vínculo inicial, y Luke, el heredero de la casa. Pronto todos deberán enfrentarse a situaciones que están más allá de su comprensión. Hill House parece estar preparándose para escoger a uno de ellos y hacerlo suyo para siempre. Llevada dos veces al cine e inspiración de una reciente serie televisiva, "La maldición de Hill House" es una de las novelas más famosas de Shirley Jackson y una de las principales obras de terror del siglo XX.


Opinión personal:


Hill House es oscura, ambigua y retorcida, una mansión que se cuela bajo la piel de los que entran a vivir en ella y la pudren con gusanos y tinieblas. El doctor Montangue, conociendo todas estas características, decide reunir a un grupo de personas para investigar los fenómenos paranormales que impiden que los inquilinos permanezcan más de unos pocos días entre sus paredes, con excusas extrañas, pero sin comentar la realidad que los atormenta durante su estancia.


Primero de todo, quiero decir que, aunque la serie de Netflix “se base” en esta novela, son tramas completamente distintas sin nada que ver, salvo la existencia de una mansión encantada y que se llama «Hill house». Algunos de los protagonistas de la serie cogen prestados los nombres de los de esta historia, pero sus personalidades no pueden ser más distintas, al igual que la finalidad de su presencia. Son dos obras totalmente independientes, aunque se mencione que la serie es una “adaptación” de este libro.


Pasando a la historia en sí… ha sido una lectura muy escalofriante. Es una obra gótica, pero oscura y enrevesada, la forma de escribir de Shirley Jackson es perfecta para crear la atmósfera necesaria en esta clase de historias. Es pomposa en ocasiones y muy extraña en otros momentos, de esas que te envuelve entre sus párrafos y de pronto estás recorriendo los pasillos junto a los personajes, te sobresaltas cuando aparece una corriente de aire sin motivo, cuando una puerta aparece cerrada aunque la hayan dejado abierta, cuando aparecen golpes y murmullos que no provienen de nadie real… Como lector, se puede sentir la tensión y la angustia, pero también los momentos de tranquilidad al lado de la chimenea, la calma con la que se mueven las piezas de ajedrez y el sonido del brandy al caer en un vaso; los susurros entre los personajes y las risas cuando todo va bien, incluso sabiendo que la oscuridad llena todos los demás rincones de Hill House y que algo se prepara en la distancia.


Fotograma de la adaptación de 1963

Los personajes, todos ellos, son peculiares… muy peculiares. Hay que tener en cuenta que no son como ninguno que hayas podido encontrar en otra novela, quizás sí que se dan un aire a otras novelas de la propia autora, pero ellos en sí mismos son muy extraños. Ni siquiera sabría definir qué es lo que les hace tan distintos porque es toda su presencia, sus conversaciones cargadas de incoherencias, las palabras murmuradas a nadie en particular, los cambios de humor y en la relación unos con otros. Todo ello en conjunto puede producir una sensación de ridiculez, que personajes con más de treinta años se comporten a veces como críos, pero realmente es lo que requiere esta novela: una casa cargada de oscuridad y personajes que actúan de una manera un poco incongruente, que realmente son la esencia de esta obra. No es fácil conectar con ellos, pero sí es de destacar que tienen una personalidad muy definida, sin que la autora no nos la muestre de golpe, ni tampoco de manera directa, lo hace a través de detalles, de la evasión de algunas conversaciones, de cambios en la forma de hablar, de los gestos, de las miradas… todo ello en conjunto va conformando la realidad de estos personajes, de sus miedos, de quiénes son.


El libro está contado a través de un narrador omnisciente, pero la protagonista incondicional es Eleanor, una mujer que ha estado toda su vida cuidando de su madre y eso la ha convertido en una persona introvertida y acomplejada. Se van mostrando algunos de sus pensamientos, de cómo se ven el resto de personajes a través de sus ojos, quizás no es la realidad más absoluta, quizás solo vemos las capas que ella intenta escarbar o quizás los detalles en los que ella presta atención no son la verdadera realidad, pero esa ambigüedad hace que todo sea mucho más intrigante, que te atrape de una manera mucho más poderosa y te impida dejar de leer o dejar de pensar en ella.


Aunque soy una cagueta, he estado buscando un libro que me pusiera los pelos de punta, que me mantuviera con las dudas de lo que puede pasar a continuación, pero a la vez que me metiera tan en un ambiente opresivo que me hiciera girarme con algún sonido extraño en la vida real. Y sí, lo ha conseguido, y sí, estoy contenta con el resultado aunque han sido unos días de sobresaltarme por cosas que más bien venían de mi imaginación. No son sustos como podrían ser en una película, sino que la autora crea esa atmósfera macabra en la que puede pasar cualquier cosa y te mantiene al borde del asiento, a la espera, con los nervios tensos y con la sensación de que aun sigues dentro de la mansión incluso cuando dejas el libro a un lado.


La primera mitad tiene un ritmo inocentemente lento, nos va mostrando cosas que parece que carecen de importancia, incluye conversaciones que no parecen ser relevantes para la trama ni para conocer a los personajes, pero todo explota en la segunda mitad, donde los detalles de los personajes cobran más importancia, en su relación con la mansión, en su relación con Eleanor, hace que toda la confusión inicial intente encauzarse… aunque sin salir del todo de la confusión que lo rodea todo.


En conclusión, La maldición de Hill House es una novela intensa, detrás de una trama de fantasmas se esconden personajes con una personalidad muy potente, dentro de su extravagancia son muy carismáticos y arrollan con todo lo que sucede en la trama. Junto con una prosa muy atmosférica, se consigue crear una historia muy ágil y caótica.

sábado, 21 de noviembre de 2020

Reseña | Cuando reescribamos la historia

Cuando reescribamos la historia (Belén Martínez)

Puck · Rústica con solapas · 352 páginas · 15€


Sinopsis: HACE VARIOS AÑOS…

Julen e Ibai eran inseparables. Amigos que compartían clase, juegos en un jardín y paseos por la playa en las noches de verano.

EN LA ACTUALIDAD…

Julen solo es un joven que quiere pasar desapercibido. Ibai se ha convertido en un total extraño para él.  Pero todo cambia con un sueño, una luna roja como la sangre, un diario y una muerte.  Ahora Julen se enfrenta a una cuenta atrás en la que tendrá que luchar, hacerse valer y, quizás, darles una oportunidad a personas que jamás hubiera imaginado. Tal vez, logre reescribir la historia y evitar que la vida de alguien termine de forma trágica. Pero para hacerlo, tendrá que llegar hasta las raíces de su pasado y enfrentarse a las sombras que las envuelven, para comprender cuánto vale una vida y cuánto estaría dispuesto a entregar para salvarla.


Opinión personal:


De este libro no quiero hacer resumen de su inicio, aquellos que os gusta leer la sinopsis supongo que sabéis de qué va, pero si sois de los míos y os gusta ir a ciegas con una nueva lectura, os recomiendo hacerlo así porque esta historia prefiere leerse sin saber qué es lo que deparan sus primeros capítulos al lector y dejarse llevar por los personajes. Hecha esta aclaración, ¿por dónde empiezo yo a hablar de este libro? Estoy que me muero de ganas de chillar todo lo que me ha hecho sentir, de cuánto he amado a sus personajes, de la emoción con todos su pequeños detalles, es que… No puedo ser una persona seria con los libros que adoro, así que permitidme ser la alocada fangirl que chilla con el tan trillado cliché de enemies to lovers, que sonríe como una tonta a la pantalla del Kindle porque las emociones me burbujeaban hasta el exterior y que se siente totalmente rota cuando hacen daño a sus personajes favoritos.


Aesthetic hecho por la autora

Creo que empezaré por ahí, por sus personajes y cómo he adorado a cada uno de ellos, son… son… lo más bonito de este mundo. Tienen esa clase de personalidad sencilla y cercana que hace que sea imposible no encariñarse de su existencia y de resguardarlos de todo lo malo que les pueda pasar. Cada uno de ellos se ha colado en mi corazón (bueno, menos uno, pero es que Saúl se merece arder por ser tan capullo y me quedo corta), han hecho que se derrita de ternura, se han cobijado entre sus pliegues pidiendo amor y me han dicho que se van a quedar a vivir en él, y yo les he regalado toneladas de amor, porque se lo merecen todo. Como he dicho, son personajes bastante mundanos, es muy sencillo identificarse con ellos y conectar enseguida, algunos son más esquivos, otros guardan secretos, algunos con problemas, otros con dudas… pero todos ellos tienen ese algo magnético que te atrae a querer conocerlos más y más, a ir descubriendo cada una de sus capas y cogerles aún más cariño por el camino. Jo, no quiero desvelar mucho más acerca de ellos, pero os aseguro de que es imposible no adorarlos, algunos a veces meten la pata, otras te frustran por sus silencios, pero al terminar el libro cada uno de ellos han ayudado para que el corazón se quede calentito.


Este libro trata muchísimos temas muy relevantes, la mayoría es mejor ir descubriéndolos poquito a poco mientras te empapas de la historia y otros son spoiler, pero quiero destacar dos de ellos especialmente: la amistad, porque me ha parecido muy bonita, tiene baches y tiene curvas, tiene silencios y discusiones, en algunas ocasiones frustra, pero en otras te hincha el corazón con felicidad, porque es como la vida misma. A veces las cosas van mal, a veces se mete la pata, a veces las palabras son las equivocadas y a veces las verdades escuecen, pero si se lucha por ello también se muestra su lado bonito, en el que las amarguras se dulcifican cuando la amistad está presente, cuando el apoyo se demuestra con actos y con palabras. La autora ha reflejado una amistad tan potente que, aunque también me ha hecho sufrir en ocasiones, ha valido la pena porque también me ha hecho sonreír con ganas. Y otro tema que se refleja muy bien es el bullying, de cómo duele, de las palabras y los actos que se hacen porque sí, de cómo los silencios de los que lo ven sin actuar también son parte de esos ataques, de que todos somos igual de válidos aunque a alguien se le crucen los cables y quiera tomarla con el que considera más “débil” del grupo.


Aesthetic hecho por la autora

También quiero destacar muchísimo el romance que hay entre sus páginas, es… es… es ¡tan jodidamente bonito! Perdón por la palabra, pero no puedo resistirme porque a mí me pones un enemies to lovers tan bonito como el que se cuece en este libro y yo ya soy extremadamente feliz. Si es que estoy hasta sonriendo a la pantalla mientras escribo estas palabras porque no puedo evitar acordarme de los personajes, tengo un problema. Vale, seriedad… no, con este tema no puedo, lo siento. La relación avanza muy poquito a poco, es de esas que se estira con sus pullas, ese tira y afloja que se ve venir desde el inicio aunque los personajes sean reticentes, palabras con algún significado que podría ser distinto, miradas, bromas… Me han tenido chillando literalmente de la emoción con cada una de sus escenas, son tan bonicos y tan dulces y tan… todo, jo.


Pero también es cruel. Este libro es duro y trata temas que me hacen mucho daño, que me han destrozado, luego han jugueteado con los trocitos de lo que ha quedado de mí y me han señalado mis pedazos y dicho: cógelos, ahora tienes que reconstruirte. Pero cómo hacerlo cuando había párrafos tan llenos de sentimiento que no me veía capaz ni de seguir leyendo, que hasta podía escuchar cómo mi corazón se estaba resquebrajando y mis ojos llenándose de lágrimas. Estos personajes entran tan dentro de la piel que es imposible no sentir su dolor como el propio.

Aunque también tiene mucho que ver la pluma de la autora, es preciosa y delicada, de esas que te arrullan con sus palabras y te mienten que todo va a ir bien, para después destrozarte. También es muy ágil, de esas que el libro se pasa en un suspiro y no sabes cuándo parar porque necesitas seguir leyendo, seguir conociendo los entresijos de su trama, conocer al final los secretos que guardan algunos personajes, de ir corriendo de manera voluntaria a ese abismo que sabes que va a llegar. No sabría cómo definir la prosa de Belén, solo puedo decir que es de esas que son tan cercanas, tan llenas de sentimiento, de pasión, de sensibilidad, de identificarte enseguida con las emociones de sus personajes, de las que te arrullan y de dejan soñar entre sus párrafos. Todo demasiado bonito.

En conclusión, Cuando reescribamos la historia es un libro que habla de segundas oportunidades, de injusticias y de amistad, con unos personajes tan vivos que saltan de las páginas, con una pluma tan preciosa y ágil que hace muy difícil separarse de sus páginas. Os gusten o disgusten las novelas contemporáneas, os lo recomiendo encarecidamente, porque es imposible no caer rendido ante esta historia y no dejarse mecer por su trama.

sábado, 14 de noviembre de 2020

Reseña | La posada Jamaica

La posada Jamaica (Daphne dy Maurier)

Alba Editorial · Rústica · 400 páginas · 22€


Sinopsis: Un carruaje que atraviesa los páramos de Cornualles es zarandeado por la tormenta y en él una joven huérfana, Mary Yellan, se dirige al encuentro del único familiar que le queda, su tía Patience, que junto con su marido regenta una lóbrega y aislada posada de mala fama... a la cual el cochero apenas se atreve a acercarse.

Las tormentas, los paisajes desolados, los mares que rugen, los naufragios provocados, los bandidos y dos mujeres atrapadas en un rincón de Inglaterra sin otra ley que la de la violencia, componen la atmósfera de esta excelente novela, un auténtico clásico moderno que mezcla la fascinación por la oscuridad con una denuncia de la brutalidad doméstica. El terror y la agonía de habitar un mundo dominado por hombres sin escrúpulos −pero a quienes también visitan sus fantasmas− se unen a la recreación de un mundo donde la moral aparece y desaparece como un espectro.


Opinión personal:

Antes de morir, la madre de Mary le hizo prometer que se iría a vivir con su tía Patience, una mujer que, en los recuerdos de Mary, era dulce, vivaracha y llena de energía, una persona con la que quizás no sabe si podría conectar de nuevo como cuando era niña, pero, cuando se queda sola, decide cumplir con su promesa y viajar hasta la posada Jamaica, donde la oscuridad puebla en sus ventanas, las diligencias cruzan despavoridas frente a ella, nadie se detiene para hospedarse y los murmullos de la gente solo parecen contar una historia de desgracias. ¿Será verdad lo que cuentan de la posada Jamaica y de su dueño? ¿Qué ha sido de la vivaracha tía Patience?

Lo primero que quiero destacar de este libro es su oscuridad, cada uno de sus capítulos tienen esa atmósfera cargante, de misterio, de angustia, como si bajo cada párrafo se escondiera alguna criatura fea y retorcida, como si tuvieras que estar atento porque, aunque la situación parezca tranquila, el drama acecha en cada una de sus esquinas y puede mostrar todo lo que hay detrás, que una fachada de por sí tenebrosa, esconde mucha más podredumbre de la que se pueda imaginar.


Fotograma de la adaptación de 1939

Esto fue lo que principalmente me llamó la atención, era tan adecuado para el mes de octubre, esa tensión sin llegar a ser miedo, esa oscuridad sin llegar a asustar, ese misterio que pone los pelos de punta… Y esa atmósfera unida junto a una prosa llena de florituras fue lo que terminó de convencerme para animarme con ella (en realidad fue todo obra de Carme, así que, si queréis descubrir nuevas lecturas y ampliar vuestra lista de deseos, es buena idea visitar su blog), soy muy básica para estas cosas: me dicen que un autor tiene una pluma bonita y ahí estoy yo, babeando sobre el nuevo descubrimiento. Pero Daphne du Maurier escribe de esa manera suave y delicada, de esas que te empapa poco a poco la piel y te hace querer más, aunque haya párrafos y páginas en las que los diálogos escasean o directamente son inexistentes. No puedo negar que a veces mi cerebro desconectaba ante las descripciones y tanta narración seguida, la forma de escribir es bonita, pero si quería estar atenta ante lo que leía tenía que aparcar la lectura de vez en cuando porque no estaba por la labor de enterarme demasiado.


Ese ambiente lúgubre también se contagia a los personajes, todos ellos son distintas gamas de grises, algunos son el gris más clarito porque parece que van a esfumarse entre las paredes en cualquier momento y otros son el gris cargado de oscuridad que nubla todo lo demás y lo hace trizas. Algunos son grises porque no comprenden bien cuál es su papel hasta que llega su momento y otros son grises porque a veces son blancos y otras negros… así que acaban conformando el gris. No estoy segura de que este párrafo tenga demasiado sentido, pero es preferible descubrir a estos personajes por uno mismo, su realidad, sus misterios y lo que realmente aportan en esta historia.


La posada Jamaica en la actualidad

Aunque de la que sí que voy a dar algunas pinceladas es de la protagonista, Mary, de todas formas, no estoy aún muy segura de lo que opino acerca de ella, han pasado ya varios días desde que lo he terminado así que me da que seguirá siendo una incertidumbre y no podré sacar nada más en claro, pero es un personaje… peculiar. Inicia la aventura con agallas, con fuerza y esa valentía que ha ganado al vivir en la granja únicamente con su madre, sin ningún hombre posicionándose sobre ellas. Su espíritu sigue latente conforme pasan los capítulos, pero a veces flaquea, la valentía se pierde entre los mensajes machistas del resto de personajes, se deja pisotear aunque no lo parezca, pero va perdiendo el lustre con el que la conocimos, a veces vuelve a mostrarse como antes, independiente y con ganas de darle la vuelta a todas las injusticias… pero vuelve a tropezar poco después. No entiendo a este personaje, no estoy muy segura de su personalidad y de cuál de esas partes es la verdadera Mary, si la que teme al miedo pero no se deja amilanar o la que cree pensar que los hombres están por encima de las mujeres… Por esto digo que no estoy segura de conocer mi opinión acerca de ella: me gusta, pero algunas veces me apetecía entrar en el libro y zarandearla para que despertara.


Sí, este párrafo anterior ha dejado ver perfectamente la sociedad que se refleja en esta novela: machista. Uff, incluso la propia palabra machista se queda corta ante los comentarios que se hacen, ante las actitudes de los hombres y ante la forma que viven las mujeres. Duele horrores, pero duele mucho más darse cuenta que no reivindica el poder de la mujer, sino que simplemente muestra la sociedad tal cual es y muestra el papel de la mujer tal cual es. Vale, es un clásico moderno y en esa época las mujeres eran poco más que unas sirvientas en la vida de un hombre, pero… jolín, ha sido muy frustrante, cruel y doloroso leer esas escenas.


No quiero adentrarme mucho más en otros aspectos porque es una historia sin una verdadera trama, hay pinceladas de secretos, un hilo principal del que se tira para llegar a ciertas conclusiones y un final lleno de agujeros al que también se llega a través de ese hilo, pero más bien es una novela gótica llena de personajes, cada uno de ellos son algo en la vida de la protagonista, aparecen y desaparecen como espectros, ayudan y obstaculizan sus intenciones, otros se quedan y dan mucha más oscuridad a su vida… pero, al fin y al cabo, considero que más bien es una historia de personajes.


En conclusión, La posada Jamaica está llena de rincones escondidos, de ventanas tapiadas y secretos envueltos en habitaciones cerradas, sus personajes son toda la gama de grises que uno se pueda imaginar y crean tensión y angustia en la que querrás adentrarte hasta conocer su final.

domingo, 8 de noviembre de 2020

Resumen lecturas y series | Octubre

 ¡Hola!


Hace ya varios meses que no he hecho resúmenes mensuales pero, entre que reseñaba todas las pocas lecturas que hacía y que apenas veía series nuevas, no consideraba que pudieran ser entradas interesantes, pero este mes de octubre he estado bastante a tope con ambas cosas, es más, no he podido reseñar todas mis lecturas porque, para ser una entrada por semana, he tenido que darles mayor prioridad a aquellas que realmente he disfrutado y pasar a explayarme un poquito más en esta entrada con las lecturas que fueron más normalitas (cosa que le he copiado muy rastreramente a Carme, pero como esta chica es un sol, aprovecho para deciros que le deis amor a su precioso blog: click aquí ^^). Como también he visto algunas series que se pueden encuadrar dentro del spooky mood de octubre... cosa con la que he hecho un poco de trampa y he incluido temporadas que he terminado esta semana, pero ¡me encajaban mucho más para incluirlas en el mes de octubre! Como lo que importa es el contenido, sé que me perdonaréis al incluir series que no he visto estrictamente en este mes :P


Siempre me acabo enrollando como las persianas, así que me dejo de cháchara y ¡dentro recuento de lecturas!

LA PEQUEÑA PRINCESA // Elena Medel

✩✩✩/5

Se trata de un libro ilustrado que considero que más bien está relatado como un cuento, en él se habla de una princesa criada en un palacio cargado de machismo, es más,  en el momento que sueltan a la pequeña princesa a la búsqueda de su futuro marido, en todo el reino se ve cómo las mujeres son silenciadas, como si fueran poco más que un florero y... todo es cruel y triste y oscuro, por fuera muestran muros llenos de esplendor, pero por dentro todos están llenos de taras y defectos, que se pudren entre convenciones y el relegado papel de la mujer. Pero, conforme va descubriendo nuevos castillos con sus respectivas gentes, poco a poco entiende que no es lo que quiere, vivir anclada para siempre con un marido tirano, sin voz ni voto, solo como decoración para el nuevo castillo, para unir reinos y no ser ella misma.

La historia tiene toques de feminismo y ternura, me ha costado un poco arrancar porque la pluma no es de sea de las más ágiles y el diálogo escasea, pero puedo decir que ha sido un libro dulce y bonito que me ha gustado descubrir.


AUNQUE LLUEVA FUEGO // Beatriz Esteban

✩✩✩✩✩/5

Este libro ha sido una relectura, que además tenéis su reseña publicada aquí si os apetece curiosear una opinión más extensa, pero brevemente diré que ha sido una preciosidad de principio a fin. Es de esas novelas que te desgarran poquito a poco, pero que te hacen querer seguir descubriendo más, aunque ya conozcas los detalles y sepas cuándo va a llegar a romperte en pedazos, de todas formas sus personajes se cuelan por debajo de la piel y también te muestran la esperanza de la vida, que no todo está perdido para siempre.


el club de los miércoles // África Vázquez

✩✩✩✩/5

De este libro también tenéis su reseña disponible en el blog aquí, os diré que cuando empecé a leerlo no tenía pensado dedicarle una entrada entera, pensaba que sería más bien una lectura entretenida que pasaría sin pena ni gloria por mi lista de lecturas, pero... jo, sus personajes parece que tenían otra idea en mente, de arrasar con todo mi interior a base de dulzura y de convertirse en una de esas lecturas que te dejan el corazón calentito y lleno de amor. Sí, es un libro lleno de injusticias, trata temas muy relevantes en la sociedad actual, pero la manera que lo trata todo la autora, con tanta delicadeza y ternura, es imposible no caer rendido ante lo que cada personaje tiene que contar.

No voy a negar que, aunque ahora todavía me acuerde de sus nombres, estoy segura de que con el tiempo olvidaré como se llaman, pero lo que sí que se va a quedar conmigo es esa sensación de estar llena y del recuerdo lleno de sonrisas que me dibujaban. Aunque recordar los nombres es relevante cuando un libro gusta, ¿no es más bonito recordar las sensaciones que produjo su lectura?


carrie // Stephen King

✩✩✩/5

Al contrario que el anterior, este libro sí que tenía pensado reseñarlo, al venir de la mano del archiconocido autor de terror quería darle su respectiva relevancia en el mes de octubre, pero al final no sentí con él tanto como para dedicarle una reseña entera.

Creo que todos conocemos la imagen de la chica cubierta de sangre, sea por la adaptación de hace unas décadas como la que realizaron hace unos pocos años, lo curioso es que esa escena no sucede hasta más de la mitad de la novela. Hasta ese momento el autor nos va introduciendo en la vida de Carrie, del bullying que sufre por parte de sus compañeras y la frustración que le produce vivir con una madre tan sumamente devota para la cual todo es considerado un pecado. El libro se divide en tres partes, aunque lo considero más bien como dos porque la tercera es demasiado cortita, en la primera todo se ve desde el punto de vista de Carrie, intercalándose sus días con artículos periodísticos del después, cuando todo se ha sido caos y el mundo trata de comprender lo que ha sucedido, así que en esas se viaja a un pasado en el que se van descubriendo los detalles por los que la protagonista llegará a explotar y el presente en el que se intenta encontrar un culpable cuando en realidad todos han sido parte del fin.

Ver la historia desde el punto de vista de la protagonista es muy doloroso, porque demuestra lo cruel que es la gente, lo injusta que es su vida y cómo le hace falta algo tan sencillo como amor y comprensión, ser parte de un algo y sentirse integrada y no excluida, sin que siquiera exista una razón para ello, sencillamente odiar por odiar. La segunda mitad es el caos de verdad, viendo otros puntos de vista, por medio de los cuales  se puede observar cómo los personajes no son solo oscuros, ellos también tienen sus grises encerrados, incluso da pena observarlos desde lejos, de cómo su vida también está empañada y prefieren causar dolor o unirse a aquellos que lo causan para no sentirse fuera de lugar o para sentirse mejor consigo mismos.

Para no seguir enrollándome aún más, concluiré en que ha sido una historia que he disfrutado mucho, se nota que fue la primera publicada por King y ha sido caótica a su manera, pero en el fondo todo tiene su razón de existir, incluso el propio desorden del presente intercalado con el pasado, de los distintos puntos de vista hacen que el libro sea como tiene que ser y provoca lo que tiene que provocar en el lector.


La chica del corazón de agua // Sonia Lerones

✩✩✩✩/5

Con este libro me ha dado pena no darle su merecida reseña, pero no he podido abarcarla en el mes, quizás tendría que haberla colado en la semana pasada, pero como se quedó vacía ya no puedo volver en el tiempo y solo puedo usar este hueco para convenceros de lo precioso que es este libro.

Su protagonista es Petra, que está diagnosticada de depresión, su vida es una sucesión de días de volver a intentarlo, de recuperar a la chica que fue antes o al menos convertirse en una versión menos oscura que la que es actualmente. A lo largo de las distintas partes de la novela se puede ver cómo Petra avanza, tropieza, vuelve a levantarse o deja que los días oscuros la engullan. Se puede ver también cómo tres chicos que solo tenían en común con ella la natación se convierten en un pilar fundamental para que las brumas no la consuman. También se pueden ver los distintos puntos de vista de la gente en relación a la salud mental, de cómo algunos entienden y tratan de ayudar, otros fingen que lo entienden pero no pueden ver más allá de su propio ombligo, otros pasan de comprenderlo y solo se llenan la boca de palabras terribles que incitan a la depresión a replegarse y hacerse más oscura sobre su víctima.

En la historia de Petra se ve la apatía, la ansiedad, la falta de ganas de todo, la dificultad para relacionarse, los días malos y los días mejores, la falta de empatía por parte de los demás... Son tantos los puntos que toca esta novela que es imposible que no duela, que no se instale con cada uno de sus capítulos como su fueran puñaladas, tanto si se ha pasado por una depresión como si no (aunque es de destacar que no considero que sea una novela recomendable para alguien que sufre depresión en el momento de la lectura, este libro es esperanzador, pero también es muy duro y puede hacer mucho daño si se está pasando por lo mismo que Petra).

Hay otros temas que se tratan en la novela, algunos no han terminado de interesarme porque, aunque los otros tres personajes principales también tienen sus problemas, como sucede en la vida, en algunos casos lo he sentido un poco de más porque han acabado acaparando más atención de la que me gustaría. De todas formas, son temas muy actuales e importantes, así que desde un punto de vista objetivo, la autora ha hecho un gran trabajo.

Ha sido un libro que he ido leyendo poquito a poco porque merece ser leído a fuego lento, es como una herida que se hace costra y después la arrancas y vuelta a empezar, pero también es esperanza, es esa luz al final del túnel de la depresión, un grito a que las cosas pueden volver a encauzarse siempre que se vaya a terapia y tengas apoyo a tu alrededor.


Donde no haya niebla // Beatriz Esteban

✩✩✩✩✩/5

Seré breve con este libro porque tenéis su reseña disponible en el blog si hacéis click aquí, se trata de un spin-off de 'Aunque llueva fuego' –supongo que las portadas similares lo dan a entender, pero nunca está de más aclararlo–, se pueden leer de manera independiente aunque, si se quieren leer ambos, recomiendo leer antes la novela principal para poder disfrutar mucho más de la lectura.

Es un road trip en el que convergen aventuras, secretos, traiciones, amistades que adquieren más importancia que una familia que no lo es del todo, un ritmo vertiginoso y unos personajes demasiado carismáticos para pasar desapercibido.


Alma y los siete monstruos // Iria G. Parente y Selene M. Pascual

✩✩✩✩✩/5

Por último, esta preciosa novela ilustrada que ha sido una auténtica delicia de leer. Es como un cuento dirigido a niños para explicar la depresión, de los monstruos que se esconden bajo la cama de la protagonista y reflejan los síntomas que puede padecer una persona con depresión.

De todas formas, lo considero muy adecuado para cualquier rango de edad: para que aquellas personas que han padecido depresión se sientan un poco más comprendidas y ver lo que han vencido, para aquellos que aún siguen batallando contra ella para comprobar que, siempre que haya apoyo y terapia, la esperanza no se apaga y, para aquellos que nunca la han sufrido, para abrirles los ojos y concienciar.

La descripción de cada monstruo me ha parecido fantástica, cada mínimo detalle en su personalidad y en su forma exterior son perfectas para definirlos como son en la realidad, son crueles e imparables y a veces se odian entre ellos porque susurran cosas muy distintas, pero al fin y al cabo, son esos monstruos que conviven con algunas personas, aunque el resto no las vean, y se clavan con sus garras para decir lo que uno debe o no hacer. Tiene un toque dulce en el personaje de Alma, pero no quita la realidad, como también habla de la esperanza, de la necesidad de compartir la existencia de los monstruos con otras personas, de tratar de acallar su murmullo, de demostrar que esta clase de monstruos no se vencen de la noche a la mañana, sino con constancia y cuidados, y llegará un momento que se conviertan solo en un mal recuerdo, que a veces vuelve a visitar a algunas personas, pero sus murmullos son mucho más quedos que antaño.


Vale... esta entrada está resultando larguísima, ¿queda alguien por aquí? Creo que habré perdido a algunos por el camino, pero supongo que quedará alguna persona que siga interesada en lo que cuento, así que pasaré a comentar brevemente las series que he visto, ¡prometo ser breve de verdad!


La maldición de Bly Manor // Netflix

Temporada 2 - ✩✩✩✩/5

Esta temporada en la segunda entrega de la serie 'La maldición', el año pasado sacaron 'La maldición de Hill house' y este año han traído una mansión completamente distinta e independiente a la anterior, cuyos personajes no tienen nada que ver con los de la anterior entrega.

Bly Manor cuenta la historia de una au pair que tiene que cuidar a dos niños cuyos padres murieron años atrás y cuyo único familiar se desentiende de ellos. La mansión en apariencia parece tranquila, con sus rincones oscuros y un lujo demasiado estrambótico, pero nada que, visto desde el exterior, parezca fuera de lugar. Pero en el fondo son muchos los secretos que guardan las paredes, fantasmas e historias que algunos no conocen y otros no terminan de comprender, pasos de barro que aparecen algunas mañanas y extrañas apariciones que parecen provenir de humanos reales... o no.

Aunque esta serie esté catalogada dentro del género terror, más bien diría que es thriller psicológico con algunos sustillos que se pueden soportar –os lo dice la reina cagueta, si yo puedo, todos podéis–, la historia parece sencilla pero tiene mucho trasfondo, cada personaje tiene su propia vida y sus problemas, aunque en algunos casos se me ha quedado un poco corto en cuanto a la profundidad de algunos de ellos, son muy carismáticos y son los que hacen que esta temporada sea tan maravillosa e intrigante.

No puedo decir mucho porque los spoilers, pero la he disfrutado mucho, tiene muchos giros argumentales, sorpresas que no se ven venir y una trama muy trepidante que engancha que no veas, para los últimos tres capítulos es mejor tener varias horas libres porque la necesidad de seguir viendo y descubriendo es demasiado fuerte.


LA maravillosa señora maisel // Amazon Prime

Temporadas 1 y 2 - ✩✩✩/5

Había oído críticas muy positivas acerca de esta serie y, cuando tuve la oportunidad de verla, me animé enseguida con ella, pero... me ha dejado un poco decepcionada, más bien supongo que han sido las expectativas y el hecho de que no tenía ni idea de qué iba.

Años 50, Nueva York, creo que queda bastante claro que en esos años las mujeres de familias ricas más bien servían de florero y poco más, siempre perfectas, casadas y creando hijos, ¿qué más le hace falta a una mujer para sentirse llena? Es una pregunta irónica, menudo horror de sociedad. El caso es que la trama de esta historia comienza cuando el marido de la protagonista la deja, se siente frustrado con su trabajo, no se le da bien ser humorista y todo es demasiado perfecto en su vida, así que le suelta a su mujer que le ha sido infiel con su secretaria. Es ahí cuando Miriam Maisel, la protagonista, se emborracha porque de pronto todo lo que tenía se ha roto y sus pasos la llevan al local donde su marido intentaba dar sus patéticos pasos en el mundo de la comedia... para bordarlo, ella sí que encuentra las palabras que hacen reír a la gente, sus desdichas hacen gracia y el público está encantado, pero ¿qué pinta una mujer siendo humorista?

Lo primero que me viene a la mente para definir esta serie es feminista, dentro de todas las cosas feas y machistas que igualmente se ven en la serie porque no puede ser que el mundo dé la vuelta, los años 50 son machistas, pero dentro de ellos Miriam intenta encontrar su lugar en el mundo, sale de su caparazón y busca trabajo (¿una mujer trabajando?), decide hacer caso a la que quiere ser su representante y adentrarse como comediante (¿una mujer que además quiere hablar frente a un escenario y hacer gracia?) y, si todo esto parece poco, divorciada y con dos hijos (alguien que forma parte del público retrógrado se desmaya).

Esta serie es humor y es drama, aunque la primera temporada se me hizo más densa y aburrida, la protagonista va dando bandazos sin comprender muy bien qué es lo que quiere en esta nueva fase de su vida, si es buena idea ser humorista o si es mejor volver a darle una oportunidad a su marido infiel. Mientras que la segunda temporada muestra a una mujer mucho más segura de sí misma, empoderada y chispeante.


LAs escalofriantes aventuras de sabrina // Netflix

Temporadas 1, 2 y 3 - ✩✩✩✩/5

Ayayayay, he pasado estas dos últimas semanas viendo Sabrina, creo que no puedo ser demasiado objetiva con mi opinión (¿desde cuándo las opiniones son objetivas?), porque les he cogido demasiado cariño a los personajes y en realidad estoy deseando que salga ya la última temporada, además de esperar que hayan cerrado todos los cabos y la cancelación no les haya pillado desprevenidos.

Las tres temporadas van de menos a más, la primera podría decirse que es más introductoria, se conocen a los personajes, la personalidad de Sabrina, sus enemigos y todo lo que tiene que ver con el aquelarre. Es oscura y es escalofriante, pero no deja de ser una serie con personajes adolescentes, algunas escenas son un poquito espeluznantes, pero no llega a ser algo terrible y más bien es soportable. La segunda temporada es una mezcla entre la calma de la primera y el inicio del caos, adquiere un ritmo más trepidante y la oscuridad se espesa, entra la curiosidad por cómo van a desenvolverse los sucesos y qué nuevas movidas están en camino. Y la tercera temporada es todo caos, pero de esos que no puedes dejar de ver, los personajes meten la pata y tratan de arreglarlo, los problemas salen desde debajo de las piedras, los dramas oscuros siempre están al acecho... ayyy, menuda maravilla. Mientras veía la tercera temporada tengo que comentar que recordaba escenas de la primera, cuando todo es calma y pizcas de humor, y lo echaba de menos, ahí fue cuando me di cuenta de cuánto iba a echar de menos a estos personajes cuando la terminara.

Sabrina mete la pata, muchas veces, otras es egoísta y otras consigue arreglarlo todo, a veces me frustraba, pero es que... ¡tiene dieciséis años! Estamos tan acostumbrados a que los protagonistas adolescentes salven el mundo que realmente olvidamos la edad que tienen, puede ser frustrante, pero al fin y al cabo no se puede pedir que Sabrina se comporte como sus tías, con años y años de sabiduría y conocimientos a la espalda. También en los últimos capítulos, aunque me han gustado muchísimo, hay detalles que pierden la lógica, no me disgusta mucho porque al final es una serie para entretener y no todo tiene que ser científicamente correcto, pero pasadas unas horas me han chirriado algunos detalles.

De todas formas, si os apetece conocer a personajes muy carismáticos, una trama adolescente con algo de oscuridad que también incluya a brujas y magia, un ritmo que cada vez se hace más y más vertiginoso... ¡tenéis que ver a Sabrina!


Y ¡bueno! Ya está, ¿no? Menuda chapa os he dado con esta pedazo de entrada, contadme vosotros ¿cuál ha sido vuestra mejor lectura de octubre? ¿Alguna serie o película interesante que hayáis visto?