sábado, 14 de noviembre de 2020

Reseña | La posada Jamaica

La posada Jamaica (Daphne dy Maurier)

Alba Editorial · Rústica · 400 páginas · 22€


Sinopsis: Un carruaje que atraviesa los páramos de Cornualles es zarandeado por la tormenta y en él una joven huérfana, Mary Yellan, se dirige al encuentro del único familiar que le queda, su tía Patience, que junto con su marido regenta una lóbrega y aislada posada de mala fama... a la cual el cochero apenas se atreve a acercarse.

Las tormentas, los paisajes desolados, los mares que rugen, los naufragios provocados, los bandidos y dos mujeres atrapadas en un rincón de Inglaterra sin otra ley que la de la violencia, componen la atmósfera de esta excelente novela, un auténtico clásico moderno que mezcla la fascinación por la oscuridad con una denuncia de la brutalidad doméstica. El terror y la agonía de habitar un mundo dominado por hombres sin escrúpulos −pero a quienes también visitan sus fantasmas− se unen a la recreación de un mundo donde la moral aparece y desaparece como un espectro.


Opinión personal:

Antes de morir, la madre de Mary le hizo prometer que se iría a vivir con su tía Patience, una mujer que, en los recuerdos de Mary, era dulce, vivaracha y llena de energía, una persona con la que quizás no sabe si podría conectar de nuevo como cuando era niña, pero, cuando se queda sola, decide cumplir con su promesa y viajar hasta la posada Jamaica, donde la oscuridad puebla en sus ventanas, las diligencias cruzan despavoridas frente a ella, nadie se detiene para hospedarse y los murmullos de la gente solo parecen contar una historia de desgracias. ¿Será verdad lo que cuentan de la posada Jamaica y de su dueño? ¿Qué ha sido de la vivaracha tía Patience?

Lo primero que quiero destacar de este libro es su oscuridad, cada uno de sus capítulos tienen esa atmósfera cargante, de misterio, de angustia, como si bajo cada párrafo se escondiera alguna criatura fea y retorcida, como si tuvieras que estar atento porque, aunque la situación parezca tranquila, el drama acecha en cada una de sus esquinas y puede mostrar todo lo que hay detrás, que una fachada de por sí tenebrosa, esconde mucha más podredumbre de la que se pueda imaginar.


Fotograma de la adaptación de 1939

Esto fue lo que principalmente me llamó la atención, era tan adecuado para el mes de octubre, esa tensión sin llegar a ser miedo, esa oscuridad sin llegar a asustar, ese misterio que pone los pelos de punta… Y esa atmósfera unida junto a una prosa llena de florituras fue lo que terminó de convencerme para animarme con ella (en realidad fue todo obra de Carme, así que, si queréis descubrir nuevas lecturas y ampliar vuestra lista de deseos, es buena idea visitar su blog), soy muy básica para estas cosas: me dicen que un autor tiene una pluma bonita y ahí estoy yo, babeando sobre el nuevo descubrimiento. Pero Daphne du Maurier escribe de esa manera suave y delicada, de esas que te empapa poco a poco la piel y te hace querer más, aunque haya párrafos y páginas en las que los diálogos escasean o directamente son inexistentes. No puedo negar que a veces mi cerebro desconectaba ante las descripciones y tanta narración seguida, la forma de escribir es bonita, pero si quería estar atenta ante lo que leía tenía que aparcar la lectura de vez en cuando porque no estaba por la labor de enterarme demasiado.


Ese ambiente lúgubre también se contagia a los personajes, todos ellos son distintas gamas de grises, algunos son el gris más clarito porque parece que van a esfumarse entre las paredes en cualquier momento y otros son el gris cargado de oscuridad que nubla todo lo demás y lo hace trizas. Algunos son grises porque no comprenden bien cuál es su papel hasta que llega su momento y otros son grises porque a veces son blancos y otras negros… así que acaban conformando el gris. No estoy segura de que este párrafo tenga demasiado sentido, pero es preferible descubrir a estos personajes por uno mismo, su realidad, sus misterios y lo que realmente aportan en esta historia.


La posada Jamaica en la actualidad

Aunque de la que sí que voy a dar algunas pinceladas es de la protagonista, Mary, de todas formas, no estoy aún muy segura de lo que opino acerca de ella, han pasado ya varios días desde que lo he terminado así que me da que seguirá siendo una incertidumbre y no podré sacar nada más en claro, pero es un personaje… peculiar. Inicia la aventura con agallas, con fuerza y esa valentía que ha ganado al vivir en la granja únicamente con su madre, sin ningún hombre posicionándose sobre ellas. Su espíritu sigue latente conforme pasan los capítulos, pero a veces flaquea, la valentía se pierde entre los mensajes machistas del resto de personajes, se deja pisotear aunque no lo parezca, pero va perdiendo el lustre con el que la conocimos, a veces vuelve a mostrarse como antes, independiente y con ganas de darle la vuelta a todas las injusticias… pero vuelve a tropezar poco después. No entiendo a este personaje, no estoy muy segura de su personalidad y de cuál de esas partes es la verdadera Mary, si la que teme al miedo pero no se deja amilanar o la que cree pensar que los hombres están por encima de las mujeres… Por esto digo que no estoy segura de conocer mi opinión acerca de ella: me gusta, pero algunas veces me apetecía entrar en el libro y zarandearla para que despertara.


Sí, este párrafo anterior ha dejado ver perfectamente la sociedad que se refleja en esta novela: machista. Uff, incluso la propia palabra machista se queda corta ante los comentarios que se hacen, ante las actitudes de los hombres y ante la forma que viven las mujeres. Duele horrores, pero duele mucho más darse cuenta que no reivindica el poder de la mujer, sino que simplemente muestra la sociedad tal cual es y muestra el papel de la mujer tal cual es. Vale, es un clásico moderno y en esa época las mujeres eran poco más que unas sirvientas en la vida de un hombre, pero… jolín, ha sido muy frustrante, cruel y doloroso leer esas escenas.


No quiero adentrarme mucho más en otros aspectos porque es una historia sin una verdadera trama, hay pinceladas de secretos, un hilo principal del que se tira para llegar a ciertas conclusiones y un final lleno de agujeros al que también se llega a través de ese hilo, pero más bien es una novela gótica llena de personajes, cada uno de ellos son algo en la vida de la protagonista, aparecen y desaparecen como espectros, ayudan y obstaculizan sus intenciones, otros se quedan y dan mucha más oscuridad a su vida… pero, al fin y al cabo, considero que más bien es una historia de personajes.


En conclusión, La posada Jamaica está llena de rincones escondidos, de ventanas tapiadas y secretos envueltos en habitaciones cerradas, sus personajes son toda la gama de grises que uno se pueda imaginar y crean tensión y angustia en la que querrás adentrarte hasta conocer su final.

16 comentarios:

  1. ¡Hooooola Dyalia!

    Ay soy igual que tu jajaja a mi me dicen que una autora tiene una pluma bonita y poética y yo digo... para allá que voy! De hecho, por eso me gustó tanto Rebeca, por esa pluma que te sumerge totalmente en la historia y en la atmósfera.
    Pues tengo ganas de leer algo más de esta autora y desde luego que tendré en cuenta tu reseña. Veo que los personajes dan mucho de sí y me encanta eso de que sean grises -aunque de distintos tonos jajaj-. Eso sí, tendré en cuenta lo de que puede llegar a ser frustrante por la sociedad tan machista que retrata la autora, seguro que me sacará de quicio en ocasiones pero bueno, por lo menos voy avisada jaja

    ¡muuuchos besos y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me alegro que sea una historia de la que has disfrutado. Personalmente no es una lectura que me llame especialmente la atención, así que en esta ocasión prefiero dejarla pasar.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Dyalia! Me ha encantado ver que tocaba esta reseña, ya que sé que Carme me dio a conocer este libro cuando lo leyó y así puedo conocer más opiniones :) Yo de esta autora no he leído nada, aunque hace poco me regalaron "Rebeca" y supongo que tendré que leer ese primero y ver qué me parece antes de ponerme a buscar otras obras suyas.
    Así, a simple vista, lo de la tía Patience pintaba muy bien si Mary tenía tan buenos recuerdos de ella, es decir, si ya de por sí tenía que doler pensar que iba a perder a su madre, todo hubiera empeorado si encima hubiera pensado que iba a tener que irse a vivir con una bruja, pero veo que no se encontró lo que esperaba...
    Esa descripción del ambiente tan sombrío creo que es lo que más me llama la atención, especialmente si de verdad la autora sabe transmitir el tono oscuro del lugar y la aprensión de la gente.
    Me gusta muchísimo cómo describes lo de la podredumbre y el drama... creo que pocos autores y autoras saben hacerte sentir esa atmósfera oscura que describes por mucho que sus historias no sean alegres. Seguramente me estoy explicando fatal, pero me suena que fue contigo con quien comenté en alguna reseña que hay historias de miedo que no te hacen sentir eso y debido a esa razón pierden puntos. Si una historia tiene un toque siniestro, es necesario notarlo y veo que Daphne du Maurier lo logra.
    Aunque no sea una historia de miedo exactamente, no es un libro de risas y de humor, así que veo bien eso que aclaras de que logra poner los pelos de punta y que te atrape el misterio.
    Vale... no me odies... a mí lo de la pluma bonita ya no me compensa si me hablas de descripciones eternas y diálogos escasos... Dyalia, eso me aterra!! No soy una lectora de descripciones largas, eso me agota y más si veo decir que hay partes que te hacen desconectar tu mente. Muy especial tendría que ser la lectura para que yo perdonara eso y no quisiera dormirme con cada página.
    Tiene sentido ese párrafo de los grises, entiendo que te refieres a que son personajes con matices y hay que irlos descubriendo a medida que avanzas en la lectura ;-)
    La impresión que te ha dejado Mary me parece interesante, aunque lo de no saber si te cae bien o no me hace pensar en que debido a sus altibajos o contradicciones es un personaje que acaba siendo olvidable.
    Yo podría entender esos tropiezos, ya que creo que cuando vamos evolucionando podemos tener un mal momento y cometer errores, pero, viendo cómo la describes, es como si nunca se tuviera claro cómo es ella de verdad y eso me hace desconfiar.
    Lo de que sea machista.. como creo que es acorde a la ambientación de la historia y que tiene un propósito que se vean esas actitudes, pues no lo veo como algo malo, pero me pasaría como a ti y seguramente me enervaría y me frustraría por lo injusto que es eso.
    No sé... es que viendo tu reseña, me da que esta novela no es para mí, yo soy más de "trama" y no tanto de personajes. Mencionas cosas que me hacen querer darle una oportundidad al libro, pero al mismo tiempo hay otras que me tiran para atrás. Leeré primero "Rebeca" (algún día xD) y luego ya veremos, pero me ha encantado conocer tu opinión :)
    ¡Saludos y espero que tengas un buen fin de semana! ;-)

    ResponderEliminar
  4. Hace poco me leí "Rebeca" de esta misma autora, y me encantó. Tendré en cuenta esta novela también.
    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, cielo! No conocía el libro, y aunque no soy mucho de este género de suspenso o misterio, me has intrigado bastante.
    La sinopsis suena bastante bien y me agrada eso de estar en tensión en todo el libro esperando que algo malo vaya a pasar o que algún monstruo vaya a aparecer jeje
    Lo del machismo creo que es súper común por la época, antes las mujeres no éramos más que una cosa para los hombres. Y sí, duele mucho leer algo así.
    Gracias por la reseña, veré si está disponible aquí donde vivo porque a pesar de que ya pasó "el mes de terror" ya me he quedado intrigada jeje
    Te dejo un besote y nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola corazón!
    La verdad es que no es un libro que me llame la atención por lo que lo dejaré pasar pero gracias por la reseña, me alegro mucho de que tú lo hayas disfrutado.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, preciosa!
    Me alegro que haya sido una buena historia y la disfrutaras en general :3 a mí en lo personal no me llama mucho, siento que por el momento no sería para mí. Gracias por la bella reseña.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    No conocía el libro y por el momento no creo que lo lea, tengo demasiados pendientes, pero gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    La verdad es que hay algo que me llama, pero por otro lado hay cosas que has comentado que me echa para atrás, así que tengo muchas dudas de si le daría una oportunidad.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola! De momento la dejo pasar.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, Diana! ^^

    Obviemos que hacía muchos días que tenía que haberme pasado por aquí, sí... qué desastre soy, de verdad. Pero bueno, no pasa nada, le pongo remedio ahora mismo jujujujujuju ^^
    Vale, de salida decirte que siento haberte recomendado el libro con el final que tiene. En mi defensa diré que, cuando te dije que era muy chachi, iba por el principio. Ay. Y, ay, ju, gracias por nombrarme, ¿por qué eres tan cuqui? *-*
    Pasando a tu (maravillosa :D) reseña... toda la razón. Vale, quiero ir por partes para no dejarme nada, así que se avecina caos intenso. De salida, la idea es chula. Quiero decir, realmente es un poco odioso que alguien en su lecho de muerte te haga prometer algo de lo que ni siquiera estás segura. Mary era feliz en la granja y su madre quería que tuviera a alguien, vale, pero... joder, fue un poco cruel ^^" Más teniendo en cuenta el sitio al que la manda.
    Todo el tramo dedicado a contar cómo Mary llega a la Posada Jamaica y cómo todo el mundo empieza a asustarse cuando se entera de que es la sobrina política del tipo ese Merlyn me gustó. Pero luego, como comentas, llegó el machismo extremo. Realmente, si lo pienso ahora que ya ha pasado el tiempo, el libro no deja de ser, como comentas, un bofetón de realidad. Pero uno en el que Mary es poco menos que una chica que a veces se crece y otras se viene abajo. Prueba de ello es ese final, harto surrealista, en el que ella es una pobre desvalida que, por ser mujer, ni siquiera cuenta. Y da asco, joder, una mentalidad tan retrógrada.
    Tía Patience me cayó francamente mal. Ojo, porque la mujer encarna el arquetipo de mujer maltratada y anulada, pero es que esa pasividad, esa forma de postrarse a los pies de un marido que la trata como un pedazo de mierda... me repugnó. Tanto como Merlyn que, joder, era un cabrón de talla mayor. Y un borracho de mierda, eso también. Sus lapsos lascivos me dieron aún más asco, y es que sigo sin entender por qué se pasaba el día diciendo lo fácil que sería violar a Mary. Y cuando la besa... casi poto, tía, casi puto poto.
    ¡Más cositas! La aparición del segundo chico Merlyn hubiera estado bien, de no haber sido otro capullo machista. No le perdono el numerito de "hazme la comida, mujer", ni el final. Tampoco perdono la escena, salpicada de machismo rancio, en la que él se enfada porque han pegado a Mary. No digo que no tenga sentido que se enfade, que lo tiene; sino que el hecho de que se le atribuya género a una agresión es, una vez más, una clara muestra de machismo rancio. No hubiera actuado igual si hubieran pegado a un hombre.
    El final... sí, todo son huecos. En fin. Y, por cierto, el párrafo que dices que no sabes si tiene mucho sentido... ¡por supuesto que lo tiene! Y, como siempre, te ha quedado precioso :) Si es que leer tus reseñas es una maravilla, Diana :)
    Poquito más que decir, bonita. Me alegro de que no haya sido una lectura desastrosa ^^ Y, bueno, espero que tu próximo acercamiento a la autora sea mejor :)
    ¿Hace falta que te repita lo bien que te ha quedado la reseña? *-*
    ¡Un besazo muy pero que MUY grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! No conocía el libro, aunque me suena bastante la verdad. Por ahora creo que lo voy a dejar pasar, aunque tiene buena pinta no creo que esté hecho para mí.
    besos :)

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola, Dyalia!
    No he leído aún a Daphne du Maurier, descubrí este libro días atrás en el blog de Carme.
    ¡Qué buena reseña nos obsequias!
    Pues con todo lo que comentas, en principio me provoca leer esta novela y conocer la pluma de la escritora.
    Me gustan esas historias oscuras, llenas de misterio, que nos ponen los pelos de punta pero no llegan a matarnos de miedo.
    Por otro lado, la fuerte dosis de machismo y que sea una historia sin una verdadera trama, basada solo en los personajes, pues me pone a dudar y creo que me lo voy a pensar un poquito.
    Me ha encantado leerte, gracias por tan completa y sincera reseña ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)