lunes, 25 de enero de 2021

Reseña | Gazania

Gazania (Sofía Parra)

Roomie Ediciones · Rústica con solapas · 306 páginas · 15€


Sinopsis: Hay menos de cien pasos desde la casa de Gazania hasta su colegio. Es un camino que conoce bien, pero el día que su padre no la acompaña y lo recorre sola, desaparece.

Aunque el pueblo entero se vuelca en su búsqueda, el tiempo se agota y la personalidad de la niña pronto se verá anulada por los deseos de su captor.

¿Cuánto podrá aguantar antes de convertirse en Rui… para siempre?




Opinión personal:








Un pequeño pueblo de España, todos los vecinos se conocen entre ellos y los niños corretean por sus calles sin más miedo que tropezar sobre los adoquines y arañarse una rodilla, así que uno de los profesores del colegio decide instaurar una nueva medida y dejar que los niños acudan solos a clase, para aportarles más independencia y demostrarles a los padres que ya son mayores para cuidarse a sí mismos. El primer día todo va bien, el segundo incluso los padres no les llevan al punto de encuentro con los demás niños, el tercero... Gazania desaparece. No deja rastro, ni una pista de la que poder tirar y ningún otro vecino parece haber visto nada sospechoso. La niña no llega al punto de encuentro, sin más, parece haberse esfumado entre los pocos metros que la separaban de su hogar. El pueblo entero despierta y crece el miedo, surgen labores de búsqueda por cualquier rincón que les rodea e incluso la prensa se hace eco de la situación. ¿Qué ha sido de la niña?


Gazania ha sido un libro que he disfrutado mucho, no se ha colado entre mis thrillers favoritos, pero sí que me ha mantenido pegado a sus páginas, a cada suceso, a cada personaje con sus propios pensamientos y vivencias, porque sí, es una novela coral que va mostrando la detención ilegal desde distintos puntos de vista, lo cual ha convertido la novela en una experiencia mucho más enriquecedora y también más dura.


Por una parte, tenemos a Gazania, la niña de once años que ha desaparecido. Podemos ver a través de sus ojos cómo el terror la atenaza para congelarla en el sitio y no poder huir cuando uno de sus vecinos decide meterla en su vehículo. También cómo los días se suceden entre cuatro frías paredes y un ventilador; las descripciones son crueles y duras, ver su miedo y sus dudas crea escenas bastante desgarradoras, de cómo su imaginación infantil intenta soportar la situación en la que se encuentra y en ocasiones se crea su propia realidad, recogiendo retazos de su rutina cuando era libre o hablándole a unas inertes aspas de ventilador, sabiendo que nada de aquello es real, pero que a la vez la atrapan en el presente y logran mantener un hilo de su cordura. Estos hechos hacen que su personaje evolucione de una manera muy directa, comienza siendo una niña que solloza al verse encerrada del mundo, con alguien que la visita y también le hace daño, ver que poco a poco comienza a obedecer cada vez más a sus órdenes para que el sufrimiento sea menor, de cómo sus propios pensamientos adquieren otros caminos y hacen que ella crezca, que deje de ser esa niña para adquirir pensamientos más maduros debido a las circunstancias que le rodean. Como defecto, quizás destacaría la forma de narrar de la protagonista, sus capítulos son en primera persona, así que se entiende que es ella quien lo relata, pero choca mucho el uso de frases metafóricas, palabras que un niño desconoce y reflexiones que no tendría una persona de su edad, entiendo que hace que la pluma sea bonita y delicada, pero teniendo en cuenta que hasta la propia protagonista menciona que desconoce ciertas palabras, es extraño ver que después se expresa en palabras mucho más complejas. Sus capítulos son esa clase de historia que se convierte en un nudo de impotencia, que se crece a cada capítulo y duele horrores porque sabes que no puedes hacer nada, salvo seguir leyendo, con la esperanza de que deje de doler.



Por otra parte tenemos al Brujo, el captor de Gazania. Adentrarse en sus pensamientos y en cómo siente toda esta situación ha sido repugnante, ver cómo se desliza entre el resto de labores de rescate, de cómo finge estar preocupado junto a los demás vecinos, mientras que sigue yendo cada día a ver a su propia Rapunzel particular ha sido muy desagradable. La autora se recrea en sus pensamientos y, aunque ha sido bastante incómodo leerlos, justo eso indica lo bien caracterizado que está el personaje. De todas formas, aunque se conoce mucho de su presente, solo son pequeños detalles los que se conocen de sus profundidades y lo que le lleva a obsesionarse tanto con el cuento de Rapunzel hasta el punto de llevarse a una niña porque cree que es lo correcto, entiendo que es un personaje que podría incluso tener algún tipo de trastorno o ser considerado un psicópata, pero me hubiese gustado conocer un poco más de sus razones y lo que le ha hecho ser como es.


Desde el pueblo, son varios los puntos de vista y ocupan bastante menos espacio que los anteriores: por una parte está el padre de Gazania, con su dolor, la pérdida de objetivos en su vida y cómo todo se desvanece porque se han llevado a su niña y el resto del mundo solo parece un agujero oscuro que le absorbe con cada día que pasa sin ella; se proporciona una visión muy amplia de cómo afecta la impotencia, de no poder hacer nada por alguien a quien quieres tanto y ni siquiera conoces si sigue vivo, de no perder la esperanza aunque no haya indicios de que sea una buena idea mantenerlos… es duro y frustrante leer sus días, pero a la vez aporta esa dosis de realidad ante una situación que sucede cada día alrededor de todo el mundo en la vida de muchas personas. Por otra parte, la teniente de la Guardia Civil, desde sus ojos se puede ver cómo su mundo en un pueblecito en el que no pasa nada, se desmorona día a día al no encontrar ninguna pista del paradero de Gazania. Y Carmen, una compañera de clase de Gazania, que tiene sus propios problemas en casa, aunque me ha gustado conocer un poco más de su vida, al ser un tema que se trata de manera un poco superficial y terminando en el aire, me ha parecido un poco innecesario para la trama.


El ritmo es muy ágil, a pesar de que la pluma de la autora es bonita y se cuida de resultar sonora y poética, no es algo que dificulte la lectura porque los capítulos se suceden con facilidad uno detrás del otro. La primera mitad se me hizo un poco más lenta, porque introduce varios aspectos que suceden en este tipo de casos: terceras personas echando la culpa unos a otros, nombres que vuelan de boca en boca para soltar acusaciones sin fundamento y un agujero que se excava con mayor dolor en el pecho de los que sufren la pérdida, así como la frialdad de los medios de prensa, de cómo indagan más allá de lo que es realmente importante y hacen daño con sus palabras para conseguir un titular llamativo en sus periódicos. Aunque todo en conjunto proporciona un mensaje muy potente, me ha abrumado un poco los constantes nombres de los vecinos, porque su existencia no ha sido relevante para la trama y lo hubiese sentido más ligero de ser meras personas sin cara y sin nombres, solo como una marea de fondo en la vida del padre de Gazania. Pero la segunda mitad avanza en un ritmo mucho más trepidante, con tensión, saltando de unos pocos días a varios meses hacia delante, lo cual me ha parecido un acierto porque añade dinamismo a la lectura al no repetir la misma rutina de los personajes, sino de ir avanzando en la trama, en los días que la niña lleva encerrada y cómo esto le afecta a ella y al pueblo. No quiero decir nada del final, salvo que me ha gustado muchísimo cómo se enlaza todo, con escenas contundentes y reales, de las que duelen, pero llevando a un final que no podría haber sido mejor.


En conclusión, Gazania es un thriller que trata una realidad que no tiene tanta relevancia como debería en la sociedad: la desaparición de menores. Una novela que me ha producido muchas emociones, de tener el corazón en un puño a no poder parar de leer, es desgarradora y a la vez muy intensa.

12 comentarios:

  1. Hola! Me encantó tu libro recomendado. Tienes toda la razón, es un tema que pasa contínuamente pero nadie habla de eso. Sale en las notícias y solo los casos más polémicos y todos los otros quedan en nada. Te quedó una publicación muy chula. Un saludo y me llevo el libro apuntado

    ResponderEliminar
  2. ¡Hooola Dyalia!

    Mira que no me sonaba de nada el libro y viendo la portada me esperaba otro tipo de historia totalmente diferente, mucho más alegre, pero ya veo que no.
    Y es que madre mía, vaya temita... desde luego seguro que leyéndolo tiene que dar muchísima rabia e impotencia, sobre todo viendo que el propio secuestrador finge estar preocupado y ayudando al equipo de rescate. En fin. Lo peor es que estas cosas son muy ciertas, por desgracia.
    Creo que la reseña te ha quedado genial, desde luego me dejas con ganas de leerlo a pesar de lo duro que es, tiene que ser en un momento en el que vaya mentalmente preparada para este tipo de historia.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Es la primera vez que lo veo y la portada me encanta. La verdad es que se ve interesante así que no lo descarto para otro momento. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Hola♥
    No había escuchado de este libro pero la portada es preciosa, aunque no pega exactamente con el tema oscuro que parece que tiene la novela. Aún así, suena interesante así que veré si le hecho un vistazo. Gracias por tu reseña!
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Me alegra ver que ha sido una historia de la que has disfrutado. Personalmente no es una lectura que me llame especialmente la atención, por lo que en esta ocasión prefiero dejarla pasar.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  6. HOLA HOLAAA!!!!
    La verdad es que no lo conocía pero pinta bastante bien
    me lo apunto!!!
    Un besote desde el rincón de mis lecturas ❤️

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Me suena el libro y ya le tenía echado el ojo. La verdad es que se ve de lo más interesante y de un género que me encanta, así que ahora tengo más ganas de leerlo.
    Genial reseña.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  8. Tiene buena pinta, la verdad, y todo lo que nos cuentas de él me parece interesante. En este tipo de obras me gusta que haya varias perspectivas y en este caso, veo que es así. Lo único que me echa para atrás es que no termino de ver qué me puede aportar que no haya leído ya. Lo seguiré pensando, pero gracias por la reseña.

    Un saludo,
    Laura.

    PD: La portada me encanta.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Dyalia! Mira, al abrir tu entrada, no sé por qué estaba segura de haber visto este libro en algún sitio. Miré por si era una novedad en mi biblioteca y no (es que se ganaron una subvención y llevan varios días trayendo muchos libros nuevos, así que ahora no caigo dónde lo vi, pero sé que esa portada me llamó la atención y que luego me olvidé de buscarlo.
    Si te soy sincera, aunque a mí la portada me inspira un poco de mal rollo, no hubiera pensado que era un thriller. No sé, me hace pensar en un cuento infantil o algo, pero no en una historia del estilo que comentas :0
    Lo de la niña me parece muy intrigante, estando tan cerca de su casa, esa base de la desaparición ya genera seguramente muchas teorías y encima recuerda incluso a algún que otro caso mediático.
    Lo de que tenga diversos puntos de vista me parece un acierto siempre y cuando no se vaya por las ramas con algún drama de algún personaje y que encima eso no sea importante para la desaparición. En todo caso, como mencionas que ha sido algo enriquecedor, deduzco que la autora lo hizo bien y que esas perspectivas de varios personajes aportaban mucho :D
    Lo que me ha parecido curioso es que sí que se sepa desde el principio que el culpable es un vecino. ¿Se nombra la identidad exacta o Gazania no específica claramente quién es para mantener la intriga?
    Me gusta lo de que la protagonista vaya evolucionado, creo que ver cómo su carácter se va transformando con el cautiverio es un punto a favor de cara a hacerlo más creíble. Lo de que use expresiones que tal vez son típicas de alguien más adulto... ummm... sí, entiendo que chirríe, pero supongo que podría perdonarlo un poco por lo mucho que dices que la historia te va haciendo sentir. No sé si has leído "La habitación", pero ahí el narrador es un niño de 5 años y eché en falta la perspectiva de un adulto para que se explicaran mejor muchas cosas que él ignoraba por su edad y que no podía transmitir. Como la chica aquí tiene 11 años, pues tal vez la autora creyó que usar esas metáforas era justificable porque tal vez hay nin@s de esa edad que ya piensan casi como adultos.
    Me estoy enrollando, vuelvo a tu reseña xD
    Vale, olvida mi pregunta de antes, es que voy comentando mientras leo y veo que mencionas la identidad exacta del captor, así que ya veo entonces que eso no es un secreto.
    Por lo que mencionas de él y de los otros personajes en general, me da que faltó un poco perfilarlos mejor, no te dejan indiferente, pero como que a algunos les falta fuerza o pulir mejor algunos detalles.
    Lo de la primera mitad más lenta también lo puedo pasar por alto de cara a apuntarme el libro si dices que luego se da esa remontada y que el final te dejó satisfecha.
    Lo de nombrar a todos los vecinos... ¿pues qué puedo decirte? Entiendo que fuera abrumador y eso es que no lo veo justificable. Puede que fuera para tener a muchos posibles sospechosos en el punto de mira, pero está claro que es muy complicado que se pueda dudar de todos si no hay nada que lo respalde.
    No descartaría leerlo, de verdad, esta historia me ha dado muchísima curiosidad ahora gracias a tu reseña :) Y me alegra que, como querías leer thrillers, hayas encontrado uno que no te haya disgustado ^^
    ¡Saludos y feliz tarde! ;-)

    ResponderEliminar
  10. Buenas tardes!
    Pues no sé si animarme, me llama la atención pero no estoy del todo convencida. Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, Dyalia!
    No conocía el libro ni he leído a la autora, lamentablemente el secuestro de los niños es un tema a la orden del día :(
    La cubierta del libro es preciosa y el género me gusta, así que apunto tu sugerencia.
    Gracias por tu reseña ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola otra vez! ^^

    Dato random: no sé si la portada me gusta. Llevo un rato mirándola y, tía, por un lado me encanta el dibujo, pero por otro... no sé, es como si le faltara algo. Hum. Vale, no tiene ningún sentido nada de lo que estoy diciendo, vamos a seguir con la entrada, por favor jajajajajaja

    Empieza bien. Empieza mejor que bien. Estaba leyendo el primer párrafo con todas las luces de alarma encencidas, rollo: "no dejéis soles a les peques, joder, no lo hagais, no... mierda, ya la habéis cagado" xD En serio, todo muy dramático. Es como cuando estás viendo una película de las que empiezan a ponerse gores poquito a poco y, ¡sorpresa!, llega el momento susto terrible y sólo puedes pensar, porque lo piensas, "se veía venir" ;-;
    Me parece una fantasía que una novela tan corta haya podido dar tanto de sí *-* Vamos, es que rebasa por poquito las 300 páginas y dices que engancha *-* ¡qué maravilla! :D
    Entiendo lo que comentas de Gazania. ¿Tal vez sus capítulos hubieran funcionado mejor con un narrador omnisciente? Hablo por hablar, vamos con lo que comentas. Me parece muy heavy lo que le pasa a la pobre niña :( Es que... hay que ser mierda de persona, las cosas claras. Qué asco. No concibo que haya gente tan mala en el mundo. Lo que comentas de que la niña hasta se monta su propia realidad... pobrecita. De verdad, pobrecita :(
    Bueno, bueno, bueno, ¡hasta tenemos al zumbado! Qué mal rollo. No quiero ni pensar en lo feo que tiene que ser estar en su ¿cabeza? (iba a decir mierda de cerebro, pero he pensado que semejante escoria no se merece tener un cerebro útil). No sé cómo se llevará el tema, pero me has dejado muy intrigada con el tema de Rapunzel. Hum. Sí, tía, has conseguido que tenga curiosidad por saber qué diablos le pasa en la cabeza a ese jodido enfermo. Y sí, tía, seguramente algo le pasa, las cosas claras.
    Me has dejado intrigada con lo de Carmen. ¿Pasan cosas feas en su casa? En cualquier caso, siento que haya quedado un poco más flojo dentro de la trama.
    ¡Qué curiosidad por ese final! *-* Y, oye, si al final el libro ha sido una experiencia tan buena, mejor que mejor :D
    ¡Un besazo muy pero que MUY grande, bonita! ^^

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)