lunes, 8 de febrero de 2021

Reseña | El cuarto mono

El cuarto mono (J. D. Barker)

Destino · Rústica con solapas · 560 páginas · 20,90€


Sinopsis: El detective de la policía de Chicago Sam Porter investiga el caso de un hombre atropellado, pues los indicios en la escena del crimen apuntan a que se trata de El Cuarto Mono, un asesino en serie que ha estado aterrorizando la ciudad. Su modus operandi consistía en enviar tres cajas blancas a los padres de las víctimas que secuestra y mata: una primera con una oreja, una segunda con los dos ojos, y otra con la lengua; y finalmente dejar abandonado el cuerpo sin vida en algún lugar. El hombre atropellado llevaba una de esas cajas blancas. Se inicia así una frenética carrera contrarreloj para averiguar dónde se encuentra encerrada la próxima víctima.



Opinión personal:

Los tres monos sabios y su leyenda son quienes inspiran el modus operandi del cuarto mono. En una inmaculada cajita blanca envuelta en un cordel negro llegan partes del cuerpo de las víctimas: primero una oreja, «no escuches el mal»; dos días después, los ojos, «no mires el mal»; luego la lengua, «no digas el mal»; para terminar con su cadáver… «No hagas el mal». Siempre son mujeres, hace daño a la hija o la esposa de esa otra persona cuyos delitos pasan bajo las narices de la policía, escondiendo “el mal”, pasando por personas respetables con un trabajo decente. Después de cinco años sin descubrir una mísera pista de su identidad, un hombre cae bajo las ruedas de un autobús y una cajita blanca idéntica a las demás, con una oreja en su interior, se cae de su mano. Ahora el cadáver es el del cuarto mono, pero ¿por qué decidiría tirarse bajo un autobús? ¿A quién pertenece esa oreja y dónde está la víctima? Pero, lo más importante, ¿quién es realmente El cuarto mono y por qué ha actuado siempre de esta manera para penar «el mal»?


Este libro ha sido ese thriller que estaba deseando encontrarme, con su investigación bien llevada, con un asesino en serie que no deja pistas y también con una historia perturbadora como trasfondo. Pasadas un par de semanas tras haberlo terminado, me doy cuenta de que hay algunos pequeños detalles en su desenlace que no me terminan de encajar o aspectos que no se terminan de aclarar, a pesar de que no tienen mucho que ver con la trama principal sino con aspectos muy muy secundarios, pero en su momento puedo asegurar que ha sido una lectura increíble que me ha mantenido con los pelos de punta y unas ganas de avanzar cuanto antes hasta llegar a su resolución.


La novela se va alternando en dos formatos: la narración actual de la investigación y el diario del cuarto mono encontrado en el bolsillo de la persona atropellada, relatando su infancia y con aspectos tan escabrosos que me daban escalofríos. En el presente, el punto de vista principal es por parte de Porter, uno de los detectives que lleva el caso, aunque en ocasiones también se entremezcla con Claire, una de sus compañeras cuando ambos se separan tomando distintos caminos en la investigación, proporcionando así una visión más amplia de lo que está sucediendo. Porter me ha encantado, en realidad tiene esa típica personalidad de detective de películas o series de intriga, ese humor ácido y sarcástico, esa forma de ser minuciosa, pero que a la vez parece pasar de todo y, detrás de toda esa fachada y su trabajo, también está su propia vida personal, esa en la que quizás hay más cosas de las que se ven en la superficie.


La investigación me ha tenido constantemente al borde de la silla, avanza lento, pero cada vez adquiere un ritmo mayor. Mientras al principio todo parecen pistas que no llevan a ninguna parte, poco a poco se descubre la identidad de la víctima, secretos en la familia y en los actos del resto de familiares, aspectos y argumentos que pueden haber sido clave para que el cuarto mono la escogiera a ella. Los giros en la trama empiezan siendo suaves, a pasitos pequeños, pero después son más grandes, más sorprendentes, dejándome la mandíbula desencajada y con las ganas de conocer al fin cómo leches iba a acabar todo eso. Pero no era tiempo todavía, porque apenas llevaba la mitad de la novela y los secretos se seguían desvelando a cada capítulo, la intriga crecía y explotaba en pequeñas minas de emoción, de seguir escarbando la superficie, de aspectos económicos complejos que se quedan en descripciones sencillas que vuelan la cabeza. Y no, todavía no llegaba el final, porque el verdadero final se va cosiendo en base a los pequeños detalles que se han ido soltando, a través de una red de pequeños entresijos que se entrelazan y, aunque quizás me lo esperaba un poco más apoteósico, me ha dejado totalmente satisfecha.


Pero la investigación no es lo único relevante en estas páginas, porque el diario es una parte clave de todo. Va desgranando un verano extraño en la vida del cuarto mono, cuando aún no era ni un “mono” ni un asesino, pero ya conocía las cuatro enseñanzas y su sabiduría, aunque supongo que aquellos que descubrieron la leyenda de los tres monos sabios, no pensaban en darle un toque tan oscuro… El caso es que las descripciones son bastante escabrosas, pero… ¿sabéis esa sensación de ver algo horripilante, desear esconderse detrás de las manos y, a pesar de todo, seguir curioseando a través de los dedos para saber cómo va a seguir? Pues esto me ha pasado con esas escenas. Son explícitas, son asquerosas, pero tienen ese magnetismo del que no puedes alejarte. Quizás, al contrario que pasa con la investigación, he sentido que el ritmo de las páginas del diario va decreciendo y se va perdiendo cuanto más avanza; me parece un poco irónico porque en la parte final del diario llega una mayor acción e incluso llegan algunos secretos escondidos, pero se pierde la tensión y el ritmo trepidante de la primera mitad.


De todas formas, considero que ambos formatos y ambos tiempos se complementan perfectamente, donde uno adquiere un ritmo más ligero y un poco más tedioso, el siguiente capítulo vuelve a engancharte como antes, al volver de nuevo a una escena del presente o del diario, aún así las ganas de avanzar no se abandonan porque los finales de capítulo no son lo que viene siendo cerrados, sino que el autor te deja la miel en los labios para después cambiarte de personajes y de situaciones.


Por último, quiero hacer un ligero hincapié en el final, no para comentar nada más acerca de su contenido, sino en relación a que se trata de un inicio de trilogía: en este primer tomo se da solución al misterio que se conoce entre sus páginas, dando un punto final a esta investigación, lo único es que, en las últimas páginas, se da pie a desarrollar otra parte de la historia, aunque personalmente tampoco lo considero como un final super abierto que te cree una necesidad increíble de seguir, solo deja ese reguero de curiosidad.


En conclusión, aún a riesgo de que esta reseña haya resultado un poco ambigua, porque es un thriller en el que todo está calculado al milímetro y no es plan destriparos aspectos clave de la novela, sino que es mejor ir desgranándolos poco a poco por uno mismo, ha sido un thriller trepidante, con una investigación majestuosa y cuyas piezas van encajando poco a poco en su lugar necesario. Si os gustan las novelas policiacas y no os importan las descripciones escabrosas, este es vuestro libro.

9 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Leí este libro el año pasado y me enganchó un montón, ya tengo la segunda parte esperando.
    Desde luego, las descripciones son muy escabrosas pero es imposible dejar de leerlo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Lo tengo en casa desde hace varios meses y estoy deseando leerlo, me han hablado muy bien de él. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me alegra ver que ha sido una historia de la que has disfrutado. Personalmente no es lectura que me llame especialmente la atención, por lo que en esta ocasión prefiero dejarla pasar.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    No lo he leído, pero por lo que dicen parece está muy bien. También he visto opiniones muy positivas de los dos siguientes libros, pero no es el género que más me gusta, así que de momento no creo que me anime con esta trilogía.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hooooola Dyalia!

    Pues coincido mucho contigo, creo que es un thriller notable y de mucha calidad, se nota que todo está pensado al milímetro y el argumento muy cuidado y al final todas las piezas del puzzle encajan. Vamos, que no peca de final precipitado, de una resolución pobre o con poco sentido... para nada, cumple totalmente ^^
    Además, me encanta que la premisa esté basada en los monos del templo de Nikko, en Japón (que representan lo de no ver el mal, no decir el mal y no hacer el mal), me gustó mucho eso ^^
    Y si, a mi también me pasó un poco eso de que el diario tal vez iba decayendo, casi que tenía más tensión al principio que al final. A pesar de que el libro me gustó bastante, no creo que continúe con la trilogía. ¿Y por qué? Pues bueno, es que me encantó el final. Tanto el final de la investigación como ese nuevo hilo que se abre y que te deja como... Ossssstias. En fin, me encantó que la cosa se quedara así y que te dejara como con la duda, abierto. Para mí funcionó muy bien como autoconclusivo, aunque ya se que es un poco raro jajajaja que los suyo sería continuar, pero de verdad que sé que si me leo los siguientes no me gustarían tanto probablemente y ese efecto que tuvo sobre mí el final se arruinaría totalmente. Así que por mi parte lo dejo así ^^

    ¡muuuuchos besos y gracias por esta reseña!

    ResponderEliminar
  6. Holaaa
    Por una amiga me entere de la existencia de este libro y aunque no alcancé a comprarmelo aun la verdad espero poder conseguirlo pronto. Con tu reseña persisten mis ganitas y justo el thriller es un genero que disfruto un montón pese a que no lo leo todo el tiempo, mil gracias por la buenisima reseña
    Besos <3

    ResponderEliminar
  7. Hola!! la verdad que se ve un libro interesante, y no solo por el título, sino por eso de la investigación y demás, espero conseguirlo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    Tengo la trilogía muy pendiente, espero que de este año no pase jaja
    Buena reseña.

    Nos leemos♥

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Dyalia! Tenía ganas de ver tu reseña de este libro, yo le tengo interés desde hace tiempo, pero lo que me ha hecho reticente a leerlo es su extensión y que en los últimos meses he visto a gente que tengo agregada a Goodreads subiendo updates no muy entusiastas sobre él.
    Me llama la atención el suceso que da el significado al título, además de que parece que no es un libro que se ande con sutilezas y que es brutal. No vayas a pensar que es que soy una persona que solo busca escenas gores, pero tampoco me gusta que no se transmita nada la crudeza de lo que se cuenta.
    Eso que dices que te pasa ahora si piensas en el final y notas que hay cosas que no se aclararon me ha pasado a mí con otros libros, especialmente con LCs, cuando días después de terminarlas comentamos algo y hasta le vamos sacando más fallos y a veces me siento generosa con la puntuación que le di al libro xD
    Lo de la actualidad pinta interesante porque lo que mencionas del detective me hace pensar que su propia vida tiene cosas que intrigan y aportan, es decir, no son dramas para rellenar.
    Lo de que en un principio todo avance lento lo entiendo por la extensión de páginas, pero me parece que se compensa con las pequeñas sorpresas que van siendo cada vez más grandes. El final no apoteósico... ummm...a ver, que entiendo que no todos los libros pueden tener un final digno de dejarte en shock, pero si la trama tenía tantas sorpresas, es una pena que no hubiera un gran choque final.
    Entre las descripciones escabrosas y los pequeños giros inesperados que van creciendo... a mí me has convencido para darle una oportunidad ^^ Creo que está en la ebiblio, así que le echaré un ojo para cuando me sienta con la voluntad de empezar un libro grandito.
    Que el final presente ya un poco de lo que será el siguiente caso será un buen aliciente para seguir leyendo los libros :D
    Me alegra que hayas disfrutado de la lectura, ya que este año veo que te estás lanzando más con los thrillers y que encima estás sabiendo escoger y coger cosas que están consiguiendo dejarte buena impresión :D
    ¡Saludos y que tengas buena semana! ;-)

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)