lunes, 15 de febrero de 2021

Reseña | Un mundo helado

Un mundo helado (Naomi Novik)

Planeta · Tapa dura con sobrecubierta · 624 páginas · 19,50€


Sinopsis: La familia de Miryem se halla al borde de la pobreza, hasta que ella se hace cargo de la situación y no tarda en ganarse la reputación de ser capaz de convertir la plata en oro.

Cuando el rey de los staryk, unas criaturas hechas de hielo que amenazan con llevarse el verano para siempre, se entera de tal hazaña le impone una tarea que parece imposible y que hará que Miryem descubra que tiene poderes. Tejerá una telaraña en la que quedarán atrapadas una joven campesina, Wanda, y la desdichada hija de un noble local que pretende casarla con el joven y apuesto zar Mirnatius.

Miryem y sus dos inesperadas aliadas se embarcarán en una desesperada odisea que las llevará hasta los límites del sacrificio, el poder y el amor.


Opinión personal:


Inviernos largos, un camino de hielo que brilla con luz propia y al que la gente teme, unas criaturas de hielo que saquean aldeas solo para conseguir el oro… y tres chicas, con destinos muy distintos, pero cuyos caminos se acaban uniendo dentro de un mundo helado, cargado de miedos y de monstruos.


¿Cómo puedo resumir un libro que tarda muchísimo en arrancar y cuya totalidad de protagonistas no se presenta hasta casi la mitad de la novela? Podría decir que Miryem es una prestamista que se gana la reputación de convertir la plata en oro, Wanda destaca por su fuerza, perseverancia y silencios, e Irina es la hija poco agraciada de un duque con algo de sangre staryk en sus venas… pero eso no es decir apenas nada porque, cuando sus caminos se juntan, las tres ya tienen un pequeño pasado particular en el que cada una acaba huyendo de sus propios monstruos o con la necesidad de enfrentarse a ellos y no estoy aquí para estropear una historia regalando spoilers, así que el nulo contenido de estos dos párrafos será lo único que comentaré de su premisa.


Primero de todo, quiero decir que se trata de un libro que no puede ser para todos los gustos: es lento, denso y con mucha narración, los diálogos son escasos y hay escenas que pueden parecer rutinarias en la vida de las protagonistas, además de la longitud del libro, que no es pequeña. Dejando esos aspectos de lado y, si eres un lector al que no le importa adentrarse en un libro con parsimonia, dando pequeños pasitos hacia el exquisito mundo creado, envolviéndote poco a poco en el frío que relata la autora e incluso llegando a oler el invierno con sus descripciones… entonces y solo entonces, este libro te encantará y te llevará al mundo de los staryk, con sus cascadas heladas, de árboles nevados y criaturas hechas a base de hielo.


Las tres protagonistas han sido magia para esta historia, alternando sus puntos de vista, cada una en su propio escenario y aportando su visión del mundo helado, de cómo se enfrentan a sus propios problemas, de cómo intentan encontrar formas de salir de ellos, con fortaleza, con inteligencia, pero también siendo humanas, mostrándonos sus flaquezas, su cansancio y sus dudas. Cada una de ellas me ha encandilado a su manera, pero podría decir que la protagonista por excelencia ha sido Miryem, dejando a las otras dos un poco relegadas a un segundo plano. Miryem ha conseguido conquistarme desde la primera página, tiene miedos, pero los esconde o trata de bordearlos, no se une al enemigo, pero busca formas de seguir sobreviviendo, sea enfrentándose a sus vecinos para que le devuelvan su dinero prestado, como al propio rey de los staryk si comienza a merodear su casa llevado por el rumor de que puede convertir la plata en su codiciado oro. Wanda también es una persona, pero la mayor parte del tiempo me ha resultado más como una criatura más hecha de hielo y de silencios que de piel y huesos, aunque esto pueda resultar en un personaje frío y distante, en realidad me ha resultado cercana y tierna, especialmente por su manera de proteger a su familia, de seguir hacia delante no importa cuáles sean las circunstancias y… no sé, en realidad no sabría cómo describirla, pero, si fuese otra clase de libro, se convertiría en ese personaje que protegerías a toda costa, en esta novela sabes que ella misma saldría a protegerte a ti, si es que tiene sentido lo que estoy diciendo porque, en fin, es un personaje ficticio. Y, por último, Irina, con este personaje he tenido sentimientos encontrados, durante la primera mitad del libro me ha gustado por su valentía y su forma de ser, pero la evolución que surge dentro de ella me ha parecido un poco artificial y apresurada, aunque no quiero entrar en detalles porque sería adentrarme en terreno resbaladizo de spoilers.


Algo absolutamente increíble de este libro es su ambientación, sucede en un mundo inventado, pero he podido pasearme por sus terrenos nevados, sentir el susurro de la nieve a través de la ventana y el chisporroteo del fuego en la chimenea, he podido sentir el olor de los bosques y la calidez de lo que se llama hogar, me he adentrado junto a las protagonistas en momentos de tensión y de miedo, pero también de dudas e incertidumbres, me he visto envuelta en la ternura de la familia e incluso he sentido cómo la plata podía fundirse en oro. Las descripciones de Naomi Novik hacen magia y te transportan a mundos imaginarios de los que es complicado salir, incluso a pesar de su frialdad; su narrativa va creando escenas frase a frase, dando voz a sus objetos y personalidades llenas de entresijos a sus personajes, todo ello en su conjunto ha creado una novela de fantasía oscura, con rincones escondidos, mucho frío, algunas promesas y ciertas traiciones, con una atmósfera de cuentos antiguos, pero con leves pinceladas de oscuridad adornada.


El desenlace me ha dejado un poco confusa y es uno de los detalles que no me convencen de esta autora, aunque su narración es densa, la trama se entiende y los párrafos suelen fluir, pero… en el momento que llega a resolverse todo, el caos gana a las palabras y las imágenes mentales se desmoronan para conformar algo que no llega a atrapar todo su sentido. Me pasó cuando leí «Un cuento oscuro» y he vuelto a sentir lo mismo con «Un mundo helado», aunque el final a rasgos generales se comprende, el momento en el que se resuelve todo, las descripciones se vuelven un poco cenagosas y enrevesadas. De todas formas, dejando de lado ese par de párrafos, siento que el final no podría haber sido de otra manera, las piezas encajan en su lugar adecuado y las últimas palabras me han dejado el corazón calentito a pesar de la fría naturaleza de la historia.


En definitiva, Un mundo helado nos introduce lentamente en una historia de inviernos largos y monstruos hechos de hielo, de tres chicas cuyos caminos se entrelazan, pero cuyas voces son únicas, habla de familia y de la calidez de un hogar y habla de mujeres fuertes que siguen adelante.

10 comentarios:

  1. ¡Hola! A mí Un cuento oscuro no me disgustó del todo pero tampoco me convenció tanto como para seguir leyendo a la autora de forma inmediata. Tal vez en otro momento... Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Siento que sea una novela que no te haya terminado de parecer redonda. Personalmente no es una lectura que me llame especialmente la atención, por lo que en esta ocasión prefiero dejarlo pasar.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! creo que me encariñaría con los personajes, y la ambientación me llama la atención por lo de los largos inviernos, espero leerlo pronto

    ResponderEliminar
  4. Ahora lo dejo pasar, buena reseña ❤

    ResponderEliminar
  5. Hola, es una lástima que no te haya convencido al final, de momento la dejo pasar, quizá en otra ocasión sí que me entre la curiosidad y quiera leerla.
    Gracias por compartir tu opinión, saludos desde kiwybooks!

    ResponderEliminar
  6. Vaya, pues pensaba que era una continuación de Un cuento oscuro, por la portada. Lo cierto es que lo que nos cuentas no me convence, demasiada poca acción y muy lento todo para ser de mi gusto. Por lo que leo, a ti te ha dejado con sentimientos encontrados por eso mismo. Parece ser que este es el estilo de la autora y que el resto de sus obras serán igual.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapísima!!

    Me alegro de volver a leerte =D A ver, si te digo la verdad los libros con mucha parsimonia no son mis fuertes jajaja xD Puede gustarme una narración pausada pero que yo vea acción, aunque tenga momentos de reflexión o de descripción. Pero por lo que veo el libro se hace denso a pesar de que la narración de la autora parece genial para una historia de fantasía =P
    Lo de que tenga tres protagonistas me llama mucho la atención, me parece que eso va a hacer la historia más dinámica, pero claro, vuelvo a pensar que es denso y me echa para atrás xD
    Encima lo del final no me alienta mucho jajajaja xD El final es una de las cosas que más valoro en una novela, a veces no basta para salvarla, pero para mí sí que le da muchos puntos. Entonces que el final te deje confusa y que no estés del todo segura de lo que ha pasado, o con la sensación de que podría haber sido de otra manera... pues... aish, es que estoy indecisa porque la trama me llama mucho xD Por ahora no me voy a lanzar con él, creo que me voy a decantar por el libro que la autora acaba de publicar hace poco, ¿"Una educación mortal" puede ser? Sé que algo de educación es, pero soy mortalita con los nombres de las novelas jajajaja xD

    Te lo digo siempre pero es que es verdad, me encanta como escribes las reseñas =)

    Muchos besitos corazón!! =D

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    De este libro estoy viendo muy buenas criticas y reseñas y pienso leerlo en un futuro pero por el momento va a ser que no, ya que tengo muchos pendientes y libros que me interesan mas.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! ^^
    Leí hace tiempo "Un cuento oscuro", y la verdad es que no fue lo que esperaba, así que no sé si leeré este. Tengo dudas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, Diana! ^^

    Ah, sí, sí, soy una mujer de palabra. Caótica, pero de palabra ;)
    Tenía muchas ganitas de leer esta reseña *-* De hecho, ayer cuando acabé "Un cuento oscuro" (ahora pasamos a ese tema también, sí) me entraron muchas ganas de buscar tu reseña pero lo terminé dejando para hoy (ella, desastre). ¡El caso! Tengo claro que quiero leerlo. Vamos a ver, te ha quedado una reseña tan preciosa que, en serio, ¡para no querer leer el libro! *-* Que sé que parece que te diga siempre lo mismo pero... Vale, a ver, ¿sabes cuándo estás leyendo algo que te parece precioso y, aunque tengas un día de mierda, sonríes? Pues algo así pasa con tus entradas *-* (no digo que haya que tener un día de mierda para leerte y ser feliz, ju, vaya a ser que me haya explicado mal :S).
    Me encanta lo diferentes que son las protagonistas. Me hace gracia lo que comentas de Irina, porque en "Un cuento oscuro" se pasan media jodida novela diciendo a la protagonista que no es guapa y era como: "vale, mi amor, enhorabuena, ella también lo sabe, ahora prueba a decir algo inteligente". Vale, ya me dejo de salidas de tiesto. Lo que comentas de Wanda me ha parecido muy bonito *-* Vamos, me he quedado parpadeando con lo de "también es una persona" (or something like that) y con lo que has añadido después... *-* Ay, tía, es que no puedo *-* Sobre la primera (espera, no recuerdo su nombre), Miryem... qué decir, ¡tengo muchas ganas de conocerla! :)
    Te doy la razón en lo que comentas de que Naomi Novik se toma mucho tiempo para presentar la trama. A ver, sólo he leído un libro suyo, así que lo mismo estoy prejuzgando; pero, vaya, que al menos en estos dos la cosa ha sido igual (le he preguntado a mi hermano y dice que "Una educación mortal" va bastante rápido. Hum. ¿Habrá cambiado de método?). ¡El caso! Me parece súper bonito que teja con tanta maña una trama tan... maravillosa *-* Además, la trama es invierno. INVIERNO *-* Es... mierda, es la estación más bonita del año *-* Suena a tópico pero, ju, todo lo que comentas... aaaaaaaah, ¡me encanta! *-*
    Siento que el final haya pinchado. Y aquí es donde sí quería hablarte de (escribirte sobre) "Un cuento oscuro" (¿me vas a creer si te digo que he tenido que mirar en mi maldita libreta de lecturas cómo leches se llamaba el maldito libro... que acabé ayer? En fin). El final me gustó. Me gustó mucho, pero... me faltó un epílogo. Lo mismo lo hace así a posta - como Haruki Murakami que, bueno, te tira "un final" en la cara y te dan ganas de pegarte un tiro -, pero... no sé, me encanta cuando te dicen algo rollo: "y pasó esto y esto y fue tal que así... mira, mira, ¿ves? Así. Ahora sí: fin". Ay.
    Nada, bonita, una reseña jodidamente preciosa *-* como siempre *-*
    ¡Un besazo muy pero que MUY grande y feliz miércoles, guapísima! ^^

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)